El Editorial

No nos acostumbremos al caos

En Venezuela cuando crees que ya lo has visto todo, siempre surge algo nuevo que te asombra y opaca al hecho anterior.

No solo no se respetan los semáforos (los contados que funcionan), no solo no se respetan los pasos peatonales (y esto va tanto con conductores como con peatones), no solo las gandolas de gasolina o gas licuado, o cualquier camión de carga, utilizan el canal rápido para circular o para pasarte porque vas a 80km/h, y eso a ellos les parece lento, sino que ahora los choferes de unidades de transporte público se han dado a la tarea de utilizar como paradas ciertos puntos en las autopistas, y si eso está sucediendo en la capital, nos imaginamos que en el interior del país también.

¡Por favor! El nombre lo dice autopista, no avenida ni calle, ¡en las autopistas no hay paradas!

Paran arriesgando la vida de todos. Convierten las autopistas es pistas de carreras. No hay control, no hay quien ponga orden. Después, cuando por esa irresponsabilidad se registran pérdidas de vidas, vienen las lamentaciones.

El caos generalizado rige en nuestras cotidianidad.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba