El Editorial

No se trata de querer o no votar

Es falso el planteamiento utilizado desde hace ya unos años por algunos, de que la solución a la crisis política, moral, social, humanitaria, migratoria, sanitaria se resuelve como por arte de magia, yendo a votar, sin importar si las elecciones han sido legítimamente convocadas, si el poder que las lleva a cabo ha sido designado conforme a los criterios establecidos en nuestra Carta Magna, si se ha respetado la libertad de los votantes de votar por la organización política de su preferencia y si esos partidos políticos han sido secuestrados por decisión de un TSJ ilegítimo.

Esos “pequeños detalles” no son tomados en cuenta por aquellos que se rasgan las vestiduras alegando que no importa lo torcida que se presente la elección, si ellos se presentan ante el pueblo, el 80% de la población votará, y que como recién nombrados representantes de Copei, AD, PJ y figuras políticas del pasado, serán garantes de que se restablezca una democracia plena con ellos al frente de la AN y, desde allí -suponemos que piensan- que podrán legalmente iniciar un antejuicio de mérito contra Maduro.

Esta versión, tal vez un tanto resumida de lo que dicen quienes promueven la elección de la nueva Asamblea Nacional, se parece mucho a la historia de Alicia en el país de las maravillas. Ahora bien, creemos que la inmensa mayoría de los venezolanos ya está cansada de tantos cuentos de camino y lo que ve detrás de estos apóstoles del voto son muchas caras vencidas que fueron protagonistas, en mayor o menor grado, de una Venezuela que ya no es, y esperamos nunca más vuelva a ser, porque precisamente muchos de ellos son los culpables de que hoy estemos como estamos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Ante un acto de usurpación del régimen de Maduro no debemos esperar nada que esté dentro de las disposiciones de la Constitución Nacional. Se han cometido fraudes en el pasado, pero lo que presenciamos hoy no tiene comparación con aquellas decisiones.
    Las elecciones las dirige un CNE que ha de ser legítimo, constituido por orden de la Asamblea Nacional legítima.
    La violación de las normas constitucionales es la ruptura del sistema democrático. Lo que diga la CN no puede ser cambiado por ningún respecto.
    Es una letanía de reclamos del régimen y, calladamente, por una pequeña parte de quienes se califican de opositores, a costa de intervenir y apropiarse de los partidos políticos.

  2. TODO ESTOS ANÁLISIS MUY VALEDEROS, PERO SIEMPRE HAY UN DETALLE, NO INDICAN UNA SOLUCION A COMO SACAR A MADURO. LOS GRINGOS HAN MANIFESTADO PÚBLICAMENTE QUE NO INVADIRÁN, LA GENTE NO QUIERE PONER SUS CUEROS EN EL ASADOR. A LA VISTA ESTÁ QUE LOS INTENTOS POR LA VÍA DE LA VIOLENCIA NO HAN SIDO RESPALDADOS POR EL PUEBLO. Y ENTONCES?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar