El Editorial

OPEP +

Venezuela, que en su momento fue el mayor exportador mundial de petróleo y el mayor productor de la OPEP y fundador de la misma -por iniciativa de Juan Pablo Pérez Alfonzo- tristemente ha llegado a perder toda influencia dentro de la Organización y ha pasado a ser un productor marginal que ya nadie toma en cuenta, simplemente porque la revolución destruyó la industria petrolera.

Al momento de escribir estas líneas la reunión OPEP + (24 países que incluyen a los miembros de la Organización y otros aliados, el más importante de los cuales es Rusia), está a punto de tomar importantes decisiones.

Durante el año que ha durado la pandemia del COVID 19, los mercados petroleros se han visto fuertemente afectados. El consumo ha disminuido como consecuencia de la caída de la actividad económica a nivel mundial. El FMI estimó la caída del PIB mundial en 3,5% en el 2020, correspondiéndole a las economías más avanzadas (y en consecuencia las mayores consumidoras de petróleo) una caída de su PIB real del 4,9%, en tanto que a las economías de mercados emergentes y en desarrollo una disminución del 2,4%.

Evidentemente esto tuvo un impacto en la demanda petrolera y en los precios. La OPEP estimó el consumo mundial en 92,8 millones de barriles diarios en el 2020. La contracción de la demanda se ubica en torno a 7,2 millones de barriles por día. Se trató de un hundimiento “histórico” con un impacto «brutal, extremo y de magnitud mundial» en el mercado petrolero. Es el primer descenso del consumo mundialde petróleo desde 2009.

Evidentemente tal situación acarreó problemas importantes en las economías de las naciones exportadoras del crudo. Pero ahora, ya comienza a verse la luz al final del túnel. Con las vacunas cuya aplicación se viene extendiendo a un ritmo acelerado, el futuro se puede percibir con más optimismo.

En buena medida, los precios están vinculados a las expectativas y por eso hemos visto un fortalecimiento de los mismos, que se refleja en el precio del crudo Brent que se ha ubicado por encima de los 50 dólares por barril, el más alto en los últimos 13 meses.

Este es el ambiente en el cual se desarrolla la reunión de la OPEP. El analista Eugen Weinberg de Commerzbank dijo:

“Hasta ahora, los miembros de la Alianza han estado cooperando e implementando los recortes de manera ejemplar. Creemos que los altos precios impulsarán a la OPEP + a incrementar su producción en 500.000 barrriles por día”. Esa es la posición que ha venido defendiendo Rusia.

Por su parte, el ministro de Energía de Arabia Saudita declaró que la OPEP+ debía ser cautelosa, a pesar de un entorno de mercado en general optimista, ya que la demanda de combustibles sigue siendo frágil y las variantes del coronavirus son impredecibles.

Desde luego muchos tendrán la tentación de aumentar su bombeo para reponerse de las pérdidas que experimentaron, pero en general los 24 países de la OPEP + lucen dispuestos a renovar su alianza durante años o quizá décadas.

Los países con mayores reservas de petróleo se debaten entre dos posiciones. Por una parte quieren maximizar los precios del petróleo, lo cual en el corto plazo sólo pueden lograr a través de recortes de producción.

Pero por otra parte saben que a largo plazo el futuro de este hidrocarburo es limitado ya que terminará siendo desplazado progresivamente por otros agentes energéticos menos contaminantes, con lo cual sus reservas se quedarán en el subsuelo. En tal caso, lo que más les conviene es monetizar anticipadamente sus reservas petroleras, lo que sólo pueden lograr aumentando sus niveles de producción.

Al momento de aparecer este editorial, ya se conocerá la decisión adoptada en la reunión de la OPEP +.

José Toro Hardy, editor adjunto de Analítica

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Esta opinion esta alarmantemente desactualizada. Lo lamento pues proviene de una de las mentes intelectuales mejor formada y mas honesta de Venezuela. Tantos puntos sobre los cuales disentir, comenzando por la irrespetuosa OMISION del nombre de Yamani, como el verdadero fundador de la OPEC, hasta la falaz aseveracion de que «Pero por otra parte saben que a largo plazo el futuro de este hidrocarburo es limitado ya que terminará siendo desplazado progresivamente por otros agentes energéticos menos contaminantes», desconociendo asi la importancia del sector Petroquimico en el futuro de la Humanidad.
    No es suficiente cambiar el lenguaje prejuiciado diciendo «monetizar anticipadamente sus reservas petroleras» en vez de aquel ya canson slogan de «sembrar el petroleo».
    Sabemos que el Toro Hardy sabe mas, mucho mas. Pero como que se contagio con la mediocridad que reina en Venezuela desde inicios de los 70.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba