El Editorial

Polar somos todos

No se trata de identidad con una marca comercial, sino la respuesta necesaria ante el atropello sistemático del régimen en contra de la libertad, la igualdad y la fraternidad, para utilizar los términos fundamentales de la Revolución Francesa.

La libertad no es un principio etéreo, es una de las conquistas más importantes logradas por la humanidad para enfrentar a las monarquías y a toda expresión del absolutismo como forma de gobierno.

En el caso particular de nuestro país, ya son demasiados los ejemplos que demuestran que lo que persigue Chávez es implantar en Venezuela un régimen absolutista en el que él es el Rey Sol reencarnado proclamando de nuevo El Estado soy yo.

Frente a este despropósito se yerguen, con valentía, focos de resistencia y entre estos destaca el caso de Polar en el que, pese a las presiones y manipulaciones mediáticas del régimen, se ha logrado algo que debe ser reconocido y entendido como una muestra de lo que el país quiere ser, y es haber alcanzado una sincronía espontánea entre la empresa y sus trabajadores. Polar refleja la percepción de gran parte del pueblo venezolano que la salida a la crisis del país se encuentre en un franco entendimiento entre las empresas y sus empleados para asegurar unas relaciones obrero patronales sanas y productivas a la vez. Es obvio que esa no es la situación que ocurre, al menos en nuestro país, cuando el Estado se convierte en patrono. Sobran los ejemplos que demuestran cómo los empleados pierden sus derechos adquiridos y se convierten en súbditos del todo poderoso y burocrático gobierno.

Al gobierno le molesta la existencia misma de Polar ya que pone en evidencia su incapacidad para producir y distribuir alimentos. Por eso el empeño en liquidarla para que al desaparecer el pueblo no se de cuenta de su natural incompetencia al no tener con quién compararla.

Si queremos salvar al país del desastre inevitable al que va conducido por las estrafalarias ideas del Presidente Chávez es indispensable hacer frente común con Polar y sus sindicatos para defender, no una empresa en particular, sino la oportunidad de que se sigan creando empleos dignos y diversos para la gran mayoría de la población. Y evitar que, al querer Chávez abarcar toda la actividad económica del país, nos terminemos convirtiendo en los súbditos de una versión caribeña de Ubú Rey.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba