El Editorial

Pongámonos de acuerdo

El clima político y social sigue enrarecido y no se avizora salida cercana a la crisis.

¿Qué ha pasado con el Acuerdo de Salvación Nacional? Todo pareciera indicar que los políticos andan más enfocados en las elecciones convocadas por la Asamblea de Maduro que en la convocatoria a elecciones libres y transparentes de todos los poderes, único paso que podría devolver a Venezuela a la ruta democrática.

Vimos recientemente el video con el llamado de Ocariz a votar en los comicios regionales de noviembre. En el terreno de la política, las palabras son acciones, y de las más importantes. Llama a votar para recuperar espacios, para acompañar a las comunidades.

¿Acaso están dadas las condiciones’ además, con una Ley de Ciudades Comunales respirándonos en la nuca ¿con la amenaza de instaurar los llamados “protectores” en cada espacio que “recuperemos”?

Pareciera que estamos dando un mensaje contradictorio, que estamos hablando para delante y para atrás.

No podemos permitirnos perder el norte. Debemos avanzar en la reconstrucción de un proyecto de país que nos incluya a todos y nos permita caminar con paso firme por la senda del progreso y del desarrollo y eso pasa necesariamente por una convocatoria a elecciones libres y transparentes de todos los poderes.

Todo lo demás son cuentos de camino…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. El ciudadano, lamentablemente, sobre la base de la desconfianza, la desesperanza y la irresponsabilidad de los políticos, no cree en la incidencia ante las instituciones para mejorar su calidad de vida. Esto representa un reto ingente para cualquier líder, sobre todo si se enfrenta ante una dictadura coercitiva o una relegitimación de los partidos políticos ante el Consejo Nacional Electoral.
    Sin embargo, desde este espacio del activismo social y las relaciones construidas en ciertas comunidades, se puede sugerir uno de muchos pasos para cambiar este panorama de desconfianza. Resulta necesario que la oposición venezolana se integre al grueso de la sociedad civil para reinventarse genuinamente y así concretar un gran acuerdo nacional.
    Esta afirmación se hace bajo una reflexión de la cotidianidad. La gente quizás hoy no crea en sus líderes políticos, pero sí cree en esa organización que le presta ayuda, ese colegio que sigue brindando formación a sus hijos, ese empresario que aún mantiene trabajando a empleados a pesar de la situación económica, esa iglesia que alimenta la espiritualidad frente a los miedos y retos diarios. En esas organizaciones tan diversas de la sociedad civil venezolana se encuentran los verdaderos y últimos bastiones de la democracia. Es ahí donde puede renacer un movimiento masivo que obligue a un cambio de gobierno de forma democrática y pacífica.
    Nos queda la esperanza y la fe en organizaciones sociales responsables y bien formadas, para cumplir el objetivo del rescate contra la dictadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba