El Editorial

¿Por qué el Fidelismo no es Socialismo?

El antiguo miembro del servicio exterior cubano, Pedro Campos, escribe desde La Habana, un artículo en el que le da las gracias a Fidel por haber mostrado a través de los años lo que no debe ser el socialismo. Lo explica en diez grandes razones que aquí trataremos de resumir en lo esencial.

1.- La concentración del poder absoluto en una sola persona. 2.- La expropiación forzosa, estatización de la propiedad. 3.- Mantener la explotación asalariada en las empresas estatizadas. 4.- Eliminar y reprimir por la violencia toda oposición. 5.- Eliminar la libertad de expresión. 6.- Considerar como burgueses los DDHH consagrados en la Declaración Universal. 7.- Eliminar las formas de trabajo libre y autogestionario. 8.- Considerar al mercado como un engendro capitalista que debe ser sometido al Estado. 9.- Pretender exportar » la revolución socialista». 10.- Desconocer  las leyes generales del desarrollo económico-social.

Estas ideas expresadas desde una Cuba que está buscando afanosamente romper el círculo de miseria en la que la sumió el voluntarismo utópico de Fidel Castro debería servir de reflexión a aquellos gobiernos que pretenden copiar un experimento fallido. Por lo visto esa no ha sido la receta que aplican Evo Morales, Rafael Correa ni tampoco Daniel Ortega, aunque si usan la misma retórica para mostrar que son diferentes al resto de los latinoamericanos.

Es hora de entender que los experimentos económicos y sociales son costosos en términos de desarrollo humano y bienestar de los pueblos. Los gobiernos deberían copiar lo que mejor funciona en otras partes del mundo y no aferrarse a utopías fallidas.

Artículo Pedro Campos: http://analitica.com/opinion/gracias-fidel-2/

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. La realidad de los años 60 con la guerra fría como telón de fondo; la creación de nuevos países; los movimientos de liberación nacional ; la expansión de la ideología marxista – leninista y otros factores como la propaganda política, facilitaron el desarrollo y expansión de un sentimiento anti – norteamericano que se etiquetó con el nombre de el » Imperialismo yanqui », y que usualmente facilitó a través de la guerra de guerrillas urbana y rural su medio de actuación (hoy se le llama »guerra asimétrica») especialmente en las universidades públicas donde creo el caldo de cultivo para intentar la toma del poder por las armas. Intento fallido la mayor parte de las veces por el triunfo de la contrainsurgencia en la lucha contra la subversión, pero que en el caso cubano fue exitoso como caso militar, pero que en el plano económico ha sido y es un rotundo fracaso.

    Digamos que el »sarampión» revolucionario tuvo su momento estelar con Fidel en la época de la ayuda económica soviética y luego con la ayuda venezolana de hoy en día ; pero que en sentido económico, hoy adolece de un caso de »ébola» terminal que lo esta obligando a retornar al sistema capitalista y preparar la transición hacia una economía de mercado. En eso, Venezuela quedó anclada en el pasado pretendiendo revivir lo que ya esta muerto y bien muerto y que son otras las razones por la que sus gobernantes se mantienen en el poder al precio que sea. Y todos sabemos cuales son esas razones.

    Como bien expresa el EDITORIAL de hoy, los miembros de la »hermandad socialista» tienen de socialistas lo que nosotros de pendejos, Ni por casualidad se han ido por la aplicación del modelo cubano o venezolano en sus países ; todo lo contrario, ha sido el modelo capitalista el que les ha permitido crecer y prosperar, y es que lo del socialismo se ha quedado en esa palabrería hueca que sirve para hacer creer que la desaparición de las desigualdades esta a la vuelta de la esquina. Cosa imposible por lo demás, pero que líderes carismáticos y narcisistas como Castro y Chávez supieron mantener mientras el primero tuvo vigencia política y el segundo hasta que se murió. Pero al final, el desastre ha sido igual en ambos países.

    Sabemos de sobra que el socialismo ( comunismo) no funciona ni aquí, ni en Cuba, ni en Pekin En ninguna parte del mundo. Y es que hasta como utopía también ha muerto y de que hoy de lo que se trata es de crear un nuevo orden social universal que no sabemos como será, ni si alguien lo dirigirá ni de que manera. Hasta la visión clásica del capitalismo habrá de sufrir profundas transformaciones y hasta la noción de propiedad privada se revisará y el tema de la desigualdad se habrá de enfocar desde nuevas perspectivas. Todo esta por hacer, todo se esta por crear.

    Quizás por la prosperidad que nos trajo el petroleo, olvidamos quienes en realidad somos , nos centramos en modelos y estilos de vida extranjerizantes y dejamos de lado nuestra propia identidad nacional. Tal vez, ahora que somos de nuevo »pobres» seamos mas humildes y recuperemos algunos de nuestros valores tradicionales como forma de garantizarnos una convivencia pacífica y civilizada dentro de un marco de respeto y tolerancia,

  2. Siempre se ha sabido que para implantar el comunismo se requiere del engaño para captar votos, por lo que los congresos o parlamentos deben ser firmes y exigir el cumplimiento de promesas ofrecidas por los gobernantes. De no cumplirlas significativamente, esos cuerpos deliberantes deben actuar y considerar la oportuna reprobación como en todo convenio, en este caso con los gobernantes.

  3. Jaime: Excelente resumen del fracaso de las utopías igualitarias y el cambio de timón que requiere inclusive el Capitalismo triunfante. Tu texto demuestra que he tenido razón en mi reiterada propuesta, aunque ahora va a ser difícil implementarla, pues las circunstancias han cambiado preocupántemente, con el avance de la vergonzosa «hegemonía comunicacional» en todos los ámbitos. Cordiales saludos.-

Responder a Edgard J. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba