El Editorial

¿Por qué la MUD no capitaliza descontento?

El dirigente de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, sostiene que la MUD no logra capitalizar el inmenso descontento existente hacia el gobierno de Maduro porque a las apetencias personales dentro de esa organización parecen prevalecer sobre los objetivos políticos de corto y mediano plazo.

La actitud asumida por algunos dirigentes de partidos políticos que integran a la MUD, pareciera más centrada en descalificar a oponentes internos que en diseñar una política coherente y viable para enfrentar al régimen.

Es lógico que en política las organizaciones traten de posicionarse y lograr que sus líderes sean los más reconocidos por la opinión pública; sin embargo, eso no tiene sentido hacerlo cuando el objetivo no es posicionar a un determinado liderazgo sino vencer a un régimen que no cree en la democracia y está dispuesto a permanecer en el poder usando cualquier método sea este legal o no.

Si los principales dirigentes actuales de la oposición no entienden que ese es el único objetivo en el que se debe concentrar todos los esfuerzos, más temprano que tarde la opinión pública les cobrará su falta de visión y su excesivo egocentrismo.

Es necesario recordar cómo lograron los fundadores de la democracia deponer las rivalidades personales ante la caída de la dictadura de Pérez Jiménez para construir juntos la era democrática de nuestro país.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Uno de los problemas mas graves que presenta la MUD es la falta de visión, esa incapacidad de adecuarse al momento presente y entender que la mejor forma de avanzar es superando sus propias contradicciones, que al fin y al cabo, son el paso necesario para facilitar cualquier posibilidad de cambio. Y es que ese permanecer anclados en un estilo de hacer política que hoy en día no se justifica ha terminado por divorciarlos del colectivo y terminar en la mira de la opinión pública como algo desastroso que no nos esta llevando a ninguna parte. Esa no comprensión de la realidad los ha terminado etiquetando como algo hasta innecesario en términos de aportar soluciones efectivas a nuestra actual problemática y hasta convertirse en un pesado fardo que dificulta los avances necesarios para acceder al poder.

    Tampoco sobresale ningún político al que podamos llamar líder o alguien con capacidad de organizar e imantarse con las masas ; casi que es un grupo de pequeños caciques mas preocupados por mantener y defender su parcela de poder y no de ocuparse de los problemas que realmente le importan al país, que es como decir lo que le preocupa y afecta al ciudadano común y corriente. Entre mas se ocupen de sus diferencias personales mas se alejan de quien tiene la facultad de quitarlos y ponerlos a través del voto y que no es otro que el pueblo. Y es que masa opositora la hay y de sobra, la suficiente para inducir los cambios y transformaciones necesarias, lo que no hay es conducción real y efectiva.

    En un momento donde lo que predomina es la desesperanza y la incertidumbre, la gente esta optando es por ocuparse de sus propios asuntos e irse alejando de la esfera de lo político y de los que dicense ser sus representantes ; y es que lo mismo aplica para los dirigentes del principal partido de gobierno , que tampoco están aportando soluciones viables a la profunda crisis moral, política, social y económica en la que todos estamos inmersos. Y es que ambos bandos viven en un permanente proceso de desgaste que es la negación de cualquier indicio de evolución en positivo. Es como si estuviésemos viviendo una especie de estadio terminal de nuestra historia nacional que nos va llevando de la mano hacia un desastre anunciado y que a simple vista vemos que nadie hace nada por evitarlo o quizás, ya nadie ni nada lo pueden evitar.

    Lo expresado por el señor Allup es algo así como »llover sobre mojado». Sabemos que es lo que ocurre y cuales serían los correctivos necesarios, lo difícil – que no lo imposible -, es implementarlos de una buena vez. Y es que nunca jamás podrán llegar al poder por la acción de la pasividad y la inercia, y es que a veces uno tiene la percepción de que cada uno de ellos están muy conscientes de esa realidad aunque no lo pueda reconocer públicamente. Y es que así son los políticos y ello si no tiene aparentemente remedio alguno. Sin embargo, el hecho de hablar abiertamente sobre el problema ya es un paso positivo, y ello tiene su mérito.

    Cuando no se reduzca el accionar político opositor a denunciar el que si el presidente tiene un presupuesto en gastos personales muy elevado ; o, que si en su época la inflación era tanto ; o que si la hija de fulanito o menganito es embajadora ; o que la otra es cantante, habremos aprendido a desbrozar el camino para saber el como y el cuando decir la verdad sin tapujos y eliminar chismorreos »pendejos», que no nos conducen a nada. Lo que queremos es escuchar propuestas muy concretas y bien explicadas y documentadas, de cómo vamos a salir del problema en el que estamos . Y es que somos los ciudadanos de a pie conocemos con exactitud el peso específico de las medidas económicas erradas del gobierno y su incidencia sobre donde mas nos duele : el bolsillo.

    Mientras no se den cambios dentro del ámbito de nuestra Antropología política, se actualicen los valores y se den cambios actitudinales y de estilos en la conducción de los liderazgos, aquella frase que el difunto ex presidente : »no volverán » , penderá sobre las espaldas opositoras como una especie de » maldición gitana », de la cual no nos libraremos ni con los buenos oficios de San Benito de Palermo. Y es que cabe preguntarnos si no ha llegado el momento de buscar, construir y facilitar la emergencia de nuevos líderes que no tengan nada que ver con el pasado ; y que los presentes, retornen en paz a sus »cuarteles de invierno ». No puede ser que entre tantos compatriotas ilustres no haya ni uno solo como para declarar vacante el cargo de presidente, en una nación de treinta millones o mas. Eso es imposible.

    Puede que lo anterior hiera la sensibilidad de algunos o hasta considere que se esta golpeando injustamente el »Ego» de esa »cofradía» ; pero no es esa nuestra intención, simplemente es que hay que buscar no una solución, sino la solución . Y es que al momento presente se han ensayado todo tipo de salidas, desde golpes de Estado hasta la invocación de María Santísima, y nada que resolvemos el problema. El tiempo pasa y seguimos perdiendo puntos. El sentimiento de la » anti – política » crece, desarrolla y extiende como la mala hierba ; mientras tanto, una nueva generación de » Indignados » a lo venezolano, puja por nacer y desarrollarse. Y de ahí al caos y la anarquía, solo hay un paso…

  2. LA MUD ESTA DORMIDA, MIENTRAS LOS GRAVES PROBLEMAS DEL PAIS SON CADA DIA MAS GRANDES.. SERA QUE ESTAMOS ESOERANDO QUE UNO DE LOS CASTRO AGARRE LA SILLA EN MIRAFLORES??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba