El Editorial

Qué se gana criticando la negociación

Hay personas que se mofan de la negociación creyendo que es una payasada más. Sin embargo, cuando se les pregunta qué alternativa pueden presentar, no ofrecen ninguna, salvo los mismos argumentos de siempre: «con criminales no negocian» y «están aquí para quedarse hasta la eternidad».

De por sí, la negociación es neutra. Sólo produce resultados cuando las partes, por las razones que sean, consideren que esa opción es la menos mala cuando las circunstancias son adversas.

Al país se le ha vuelto más complicada la situación a partir de febrero de este año, cuando Putin hizo el mal cálculo de invadir a Ucrania.

La guerra ha producido un gran desacomodo mundial de la economía y un debilitamiento progresivo en el tiempo de la economía rusa. Eso ha afectado al régimen, no solo por haber confiado en la presunta fortaleza rusa, sino por haber depositado en los bancos de ese país ingentes cantidades de dinero cuyo verdadero monto nunca sabremos. Pero lo que más perjudica al régimen es que ya no puede colocar el petróleo ni en China, ni en India, porque a estos países les sale más barato y de mejor calidad comprárselo a Rusia, que cada día verá más limitada su venta a Occidente.

El mercado que le queda entonces a Venezuela son EEUU y Europa y estos están tras la negociación, insistiendo en que se establezcan en Venezuela las condiciones necesarias para que se puedan realizar en 2024 unas elecciones presidenciales libres y supervisadas.

Para lograrlo, el camino pasa necesariamente por una negociación y el régimen, al no acceder a ella, tendría todas las de perder, ya que no sólo no le quitarían las sanciones, sino que al contrario se incrementarían. Además, no tienen quien esté dispuesto a tenderles la mano, porque Rusia no puede, China no parece interesada después de lo que sucedió con el fondo chino y ninguno de los países del golfo pérsico estaría dispuesto a colocar inversiones en un barril sin fondo.

Es obvio que la reciente gira de Maduro era para ver si lograba convencerlos de que invertir en la Venezuela actual era una magnífica oportunidad, pero si algo tienen los líderes de esa parte del mundo es que no nacieron ayer y no tienen ni un pelo de tontos.

Así que, más temprano que tarde, el régimen entenderá que su opción menos mala es sentarse a negociar en Ciudad de México, no sólo con la oposición, sino con los que la acompañan.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba