El Editorial

Quien miente una vez miente dos o siempre

De esa manera calificó un destacado opositor al Fiscal General que, ante la perspectiva de un peligroso interés de la Corte Penal Internacional, define como crímenes lo que antes dejó de lado. Pero es que el problema de muchos gobiernos, y del peculiar castrismo que Hugo Chávez nos dejó y Nicolás Maduro aumentó en sus principales características de poder sentado sobre bayonetas, corrupción e incompetencia en el servicio a la ciudadanía, es justamente la mentira.

Es la vieja técnica no sólo de ofrecer mucho pueda o no cumplirse, vieja mancha de los políticos latinoamericanos, sino de prometer siempre, tapar la promesa incumplida con una nueva promesa por cumplir.

Por eso, a la creciente decepción por las ya permanentes fallas de los servicios públicos y la caída estruendosa de la economía, se une la falta de confianza en el régimen. Salvo algunos que caen en el fanatismo por ingenuidad, por conveniencia o por un empleo, la mayoría ciudadana ha caído en la convicción de que nada de lo que dice el gobierno es cierto, una situación tan delicada como la creciente molestia por la crisis económica y el temor por el crecimiento de una epidemia empeorada por el desorden y la falta de vacunas.

El régimen necesita, pero no desesperadamente, que le levanten las sanciones. Lo que sí necesita desesperadamente es que los venezolanos crean en él, porque sin confianza un gobierno se desmorona.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. En los países desarrollados que poseen una Constitución Nacional firme y sus cambios, apreciamos el orden jurídico, mientras en la Venezuela de hoy es lo contrario: Se modifica de hecho el contenido de la Carta Magna con el propósito de suprimir en la realidad disposiciones constitucionales y la creación de fórmulas contradictorias como la Ley Antibloqueos, un flagrante acto de intervención por la vía legislativa.

    Lo que principalmente distingue a Maquiavelo como pionero en el estudio de la política es que hace una diferencia con claridad remarcable su estudio, describe con suficiente claridad el campo de la política, entiende que la política es, en primer lugar, el estudio de las luchas por el poder entre los hombres.
    Vivimos en una selva sin definiciones estables, caemos en anarquía.
    Pienso que con lo que hemos recibido de las instituciones del Estado no podremos restaurar el sistema jurídico de la Constitución Nacional legítima.

    En el estudio de los ideales de Maquiavelo se ha encontrado una gran contradicción, esto es a consecuencia del contraste que se hace entre sus dos obras principales, los Discursos sobre la primera década de Tito Livio y El Príncipe, ya que en El Príncipe Maquiavelo no solo se remite al ejercicio del poder, dando muchas pautas al gobernante sobre lo que debería hacer, sino que también habla de su adquisición y conservación, así es como se puede identificar en la obra, 4 formas de adquisición del poder, por virtud, por fortuna, por perfidia o por favor.

Responder a alejo urdaneta Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba