El Editorial

Recuperemos la ciudadanía

Dejemos atrás el irrespeto a las señales de tránsito, la viveza criolla, el matraqueo. Respetemos el semáforo, volvamos al imperio de la ley, retornemos al buen servicio público.

Ejerzamos la ciudadanía, la educación, los valores. Recuperemos la cultura del respeto. Ese es el comienzo del gran cambio. Debemos comenzar por cada uno de nosotros.

Nos negamos a que el abuso sea la constante y que ser un abusador se haya convertido en la norma. Esto debe cambiar.    

No irrespetemos el derecho de los demás y pidamos respeto a nuestros propios derechos.

Revisemos nuestro comportamiento. Rescatemos la ciudadanía.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. En el semáforo de la Avenida Principal del Cafetal en Santa Marta es impresionante ver cómo la gente se burla de la luz roja.
    Cuando uno se detiene porque no hay luz verde, el que viene atrás empieza a tocar la corneta y a veces a decirle a uno «arranca pendejo». Pasa lo mismo cuando se comen la flecha si uno reclama. Si uno reclama que en plena cuarentena y en contra de todas las normas de protocolo de pandemia a vecinos que tienen una fiesta con un gentío, con música a todo volumen y hasta altas horas, le dicen a uno que no reclama porque esa es gente muy pesada. Si una persona deja que su perro se cague en la acera y uno le dice que recoja el excremento a uno lo insultan diciéndole «metiche». No hay castigo para quienes violan la ley. ¿Será que quienes la respeten son estúpidos? Hay que recordar lo que decía Santo Tomás de Aquino: «Cuando desaparece la justicia los reinos se convierten eb grandes latrocinios».

Responder a Carlos Armando Figueredo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba