El Editorial

¿Sacudón o simple meneo de mata?

El sacudón no fue tal, más bien luce como una movida de la mata con algunos enroques, ratificación de la mayoría de los ministros, insignificante reducción de ministerios e incremento de vicepresidencias.

Los 5 nuevos frentes son más retóricos que sustantivos y lo único preciso es que después del ir y venir por fin las captahuellas serán obligatorias.

El discurso sigue con el ritornelo de la guerra económica y la profundización de la exitosa revolución.

Con esta ausencia de medidas concretas está claro que la estrategia es ver si se gana tiempo para llegar vivos a las legislativas y evitar hacer olas que pudiesen tener efectos letales para el PSUV en las elecciones.

Resulta ingenuo pensar que al no tomar las medidas correctivas necesarias en la economía no va a producirse una reacción negativa en cadena.

El tiempo mostrará la dimensión y el efecto en las parlamentarias será inevitable.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Todos coincidimos en que no hubo tal »sacudón», ni siquiera un »temblorcito» de baja intensidad ; apenas unos movimientos »gatopardianos» puertas adentro del PSUV para salvar las apariencias y calmar las apetencias internas de las diferentes facciones en pugna dentro de ese partido político. Lo que si queda claro es que no se optó por la salida esperada por la opinión pública que esperaba decisiones económicas importantes y una urgente corrección del rumbo que apuntara de alguna manera a enfrentar la grave crisis que enfrentamos. Ganaron los radicales y el sector militar involucrado en el »proceso», con lo que queda en evidencia que la crisis va para rato y la debacle de la economía seguirá a »paso de vencedores».

    El sector privado de la economía dio unas opiniones a través de Fedecamaras un poco difusas y hasta interesadas en aras de mantener algún contacto real con el gobierno y no agotar el recurso del »dialogo», aunque fuese de sordos. Pero pensar que ahora si conoceremos realmente con que dinero contamos por la unificación de las diferentes cuentas, es como creer en la ingenuidad de la irreverente oración de una señora y su invento de un nuevo »Padre Nuestro» que lo que da es »arrechera» por lo blasfema de su grosería ; o, creer que separar cargos en la industria petrolera facilita la administración de una industria quebrada es una solución, parece mas cosa de muchachos que de gente seria. En fin, un desastre mas que pone al país al borde del despeñadero en un momento en que si no se atiende lo económico no iremos a ninguna parte, como no sea al baúl de la historia cuando ya tiempo no hay.

    Ahora el país si esta dividido en tres grandes toletes : oposición política y económica ; la mayoría del pueblo ; y el gobierno, que se encuentra en graves aprietos y se le va a dificultar muy mucho su gobernablidad frente a los reclamos crecientes de la inmensa mayoría del país, que exige soluciones inmediatas y prácticas en un momento, donde nadie quiere esperar quince años mas para ver las »bondades» del paraíso socialista (comunista). En este sentido, es muy acertado el análisis del EDITORIAL de hoy por aquello de la »reacción negativa en cadena » y el efecto sobre las elecciones del 2015. El enemigo a vencer la abstención y la apatía y, el saberse ganar el afecto y el respeto de una buena parte de las bases populares »rojas» que como parte de ese mayoritario pueblo venezolano, dejó de creer en »cuentos de camino» y promesas incumplidas. La oposición toda y unida, tiene la palabra.

    El presidente Maduro y su invitación a los empresarios nos recuerda la estrategia del ex presidente Chávez para que se unieran a la revolución mediante la entrega de un porcentaje de sus activos, pero que de las experiencias conocidas la mayoría han fracasado y desconocen la naturaleza del rol privado en el juego de la economía. Constante que se ha mantenido en el tiempo sin resultados positivos a la vista .Lo cierto es que
    con el triunfo de los radicales y el sector militar, mas el nombramiento del señor Jaua y sus nuevas atribuciones, el Plan de la Patria tiene el camino expedito para afianzar el modelo socialista y de recursos si va a disponer aunque el gobierno diga lo contrario, pues ya la »partida secreta» le tiene asignada una buena partida. El todo es adelantarse a los acontecimientos y entender de una buena vez que con estos gobernantes no hay salida alguna y que de una buena vez hay que colocarse en la »acera del frente» sin tapujos ni medias tintas. No hay otra salida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba