El Editorial

¿Se convertirá Venezuela en una nueva Libia?

Nadie duda que nuestro país está fragmentado, y en cierta medida podríamos incluso decir, balcanizado. En efecto, tanto en el sur de Venezuela, como en gran parte de la frontera con Colombia, el orden y el control de los recursos están en manos del ELN o de la delincuencia organizada.

Aún no hemos llegado a la situación de Libia, cuyo vasto espacio está dividido por un lado en un área, en su mayor parte desértica, controlada por el general Haftar, antiguo adversario de Gadafi que fue un instrumento de la CIA para derrocar al tirano, mientras que el oeste del país, donde está ubicada la capital y ciudad más importante Trípoli, está controlado por el gobierno del primer ministro Fayez al Farraz, que cuenta con el apoyo de Naciones Unidas Qatar, Italia y ahora, militarmente, de Turquía.

Haftar por su lado comanda las ciudades de Bengazi y Tobruk, ambas sitios testigos de fuertes combates en la Segunda Guerra Mundial entre el afrika Corps del mariscal Romell y las tropas inglesas del mariscal Montgomery.

Ahora el conflicto por el poder ha cambiado con el involucramiento de milicianos rusos en apoyo a Haftar y soldados turcos en apoyo al gobierno de Trípoli, y según pareciera habría una intención de repetir el acuerdo pactado entre Rusia y Turquía, de dividirse áreas de influencia en Siria.

Lo que está en juego son las importantes reservas de petróleo de ese país . Lo curioso es que Italia apoya a Trípoli y Francia aparentemente a Haftar. Los EEUU no parecen definidos. A veces se acercan al antiguo aliado y otras al gobierno apoyado por Naciones Unidas.

Espero que no lleguemos a un punto en que lamentablemente entremos en un conflicto que divida al país en áreas de diversos intereses. Pero, para complicar aún más la situación, ahora el régimen coquetea con Haftar. Lo que hace que se enfrente por un lado a Turquía, Naciones Unidas e Italia y se ponga del lado de Rusia, Emiratos Árabes, Egipto y Arabia Saudita, que son adversarios religiosos de Irán.

¿Qué pensará el nuevo mejor amigo, Irán, de esta alianza de Maduro con los sunitas?

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Es un hecho admitido en el mundo la división social del país, debido a causas como el entrecruzamiento de factores e intereses causantes de la descomposición social y política y la errada organización interna por aquellos motivos. Las causas se multiplican y lo advertimos en la creciente migración de millones de venezolanos, la importancia energética del país, el creciente deterioro en materia de derechos humanos y la composición de los cuadros de apoyo a los factores internos de poder. Todo esto hace de Venezuela un caso demasiado particular. Un caso que ya tiene ribetes internacionales.

  2. La Libia tiene una situaciòn muy diferente.
    No es una naciòn unitaria: son tres grandes grupos tribales que se odian entre si, que viven en sus respectivas àreas: Tripolitania, Cirenaica y Fezzàn.
    Italia, potencia colonial en Libia, estaba perfectamente enterada de la realidad por eso actùo oportunamente: puso la capital en Tripoli, Tripolitania, mientras buscaba calmar las frustrada Bengasi fomentando el desarrollo agrìcola en Cirenaica.
    El Fezzàn estaba por su cuenta: poblado por los fieros e indomables Tuàreg, estaba bajo administraciòn militar del Regio Ejèrcito Italiano con capital en Sebha.
    No fue casual que las protestas que llevaron a tumbar Gaddafy nacieron en Bengasi.
    La ùnica soluciòn para garantizar la paz es la creaciòn de 3 estados independientes.
    Venezuela no carga con esos problemas. Aunque el Zulia sea estado fronterizo y el màs golpeado por las graves carencias de servicios que «garantiza» el desgobierno cubanochavista, y a pesar que Maracaibo es la capital petrolera del paìs, no parece impulsar con mucha fuerza una salida indipendentista.
    Eso es màs fuerte en el Tàchira, tambièn golpeado de manera atroz por un gobierno que solo busca hacer lo mejor sòlo para Cuba.
    No creo que Venezuela termine con desintegrarse, aunque, por como andan las cosas, todos los estados tiene derecho a buscar tambièn sa salida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar