El Editorial

¿Se repetirán los juicios de Moscú?

Para eso se requería darle un viso de  legalidad y fabricar e inventar pruebas para sacar del juego a antiguos bolcheviques, socialistas y toda persona que el régimen considerara como contrarrevolucionario.

Sin prueba acusaron de intento de magnicidio a los dirigentes comunistas Kamenev y Zinoviev y a cientos de miles de ciudadanos soviéticos quienes fueron fusilados o enviados a campos de concentración.

En esta república, cada día más bananera, se replica el procedimiento y el Yezhov de aquí tiene rostro de mujer y está dispuesta a acabar con todos los que no acepten la verdad oficial.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

4 comentarios

  1. En un país donde se espía al ciudadano, se le graban las conversaciones – hasta las mas privadas -, para darles cualquier interpretación que pueda incriminarlo frente al todo poderoso Estado, es vivir bajo el acoso permanente de lo policíaco – represivo al mejor estilo de la vieja KBG , la CIA o en esta realidad nuestra, a la sombra del G2 con el nombre del SEBIN. Y es que una cosa es atender los problemas de la »Seguridad del Estado» como tal y otra muy diferente, el utilizar los recursos del mismo para intimidar, reprimir, perseguir y hasta eliminar la disidencia política al margen de la Constitución y las leyes, tal como sucede en la realidad política de la Venezuela de hoy.

    Lo cierto es que cada día que pasa el gobierno venezolano aprieta mas el torniquete y adelanta su proyecto socialista (comunista), afinando la eficiencia de su policía política y haciendo de la persecución y el miedo, un instrumento de terror que tiende a congelar cualquier iniciativa en contrario. Hoy, pareciera que el objetivo principal es acabar con los líderes opositores de la derecha conservadora y con mayor grado de aceptación dentro del país nacional. Piensan equivocadamente que encarcelándolos podrán escarmentar a todo aquel que se le oponga, cuando en realidad lo que han hecho es esacervar los ánimos e incrementar la resistencia civil aunque de manera mas silente, pero no por ello menos presente.

    La forma de enfrentar esta nueva etapa es creando modalidades de lucha y resistencia que se adecuen al momento presente. Así, p.ej, no creo que se tenga una organización que opere u organice la resistencia desde la clandestinidad ; las mal llamadas »guarimbas» parecen haber cumplido su papel y se han adaptado a la nueva realidad, lanzando ataques sorpresivos y replegándose de inmediato . Tampoco se ha explorado la vía de la DESOBEDIENCIA CIVIL que implica un alto grado de organización y concientización política, amen de un grado de madurez mas elevado. La sociedad civil esta ganada para ello, pero sin una conducción política creíble y confiable, mentalizada y convencida, mejor es no intentarlo pues de seguro, terminaría en un fracaso mas. Mientras tanto, el enemigo avanza a saltos aun teniendo los pies de barro y nosotros, en una inacción inexplicable que no esta en sintonía con las oportunidades que el momento político nos ofrece.

    El gobierno esta dedicando tiempo y dinero en abundancia en organizar las llamadas UBCH cara al pleno nacional del PSUV y de paso, calentar la maquinaria electoral cara a las próximas elecciones ; sin embargo, hay descontento entre las bases ; se les pide entrega y sacrificios, obediencia absoluta, disciplina y orden, pero observan las mismas imposiciones desde arriba donde nada cambia y los voceros son los mismos de quince años atrás. Y es que el presidente Maduro no acaba de encajar en las bases chavistas, ni con el invento de mil magnicidios y otros tantos golpes de Estado. Pareciera que la profunda crisis económica se está llevando por los cuernos a la revolución chavista y solo a punta de »garrote» aspiran conservar el Poder. También los militares están jugando su juego y ahora miran de reojo al presidente, pese a que son los verdaderos dueños del país y ocupan todos los cargos donde se puede hacer dinero rápido y fácil ; pese a ello, es innegable que hay desconfianza y malestar, pero aupar un golpe de Estado es cambiar lo malo por lo peor. A lo sumo terminarían negociando la entrega del poder a cambio de inmunidad (impunidad), y aquí de lo que se trata es de que se haga JUSTICIA. En definitiva, que el señor Maduro no es Chávez por muy presidente que se haga llamar.

    Lo cierto es que al decir del EDITORIAL de hoy, pareciera una realidad que la »verdad oficial» la podrán mantener a sangre y fuego, pero cada día que pasa resulta mas evidente que se trata de una »VERDAD» para ellos, hecha a su medida, pero que no tiene nada que ver con la verdad – verdadera.

  2. Los comunistas son enfermos de alta peligrosidad y a falta de internarlos en sanatorios entonces esa conducta debe considerarse delito universalmente y no tolerarse en ningún país. Esa ideología fraudulenta es lo que se debe purgar a todo trance.

    1. No son enfermos, son malvados. Y no se les puede extirpar por que el mal es parte de la naturaleza humana. Hay que tenerlos vigilados como a los nazis, jihadistas y cientólogos. Ellos crecen cuando las sociedades se enferman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba