El Editorial

Técnicos y no políticos

A lo largo de demasiados años, la tragedia venezolana, tanto por parte del Gobierno de turno como de la oposición, además de los independientes, siempre ha sido mucha teoría, mucho pensar y poco hacer. La mayor parte de los hombres y mujeres metidos en el mundo de la política en Venezuela lo que han hecho, por demasiados años, es hablar mucho de abstracciones, de democracias, de teorías y conceptos del poder, pero poco de tecnología, que es donde está el desarrollo moderno.

Los políticos venezolanos -salvo excepciones- no están preparados para definir las relaciones con otros países, con cuales y para qué, y se dejan envolver en estrategias y conveniencias, creemos –ejemplo típico- que hacemos daño a los Estados Unidos si apoyamos a Rusia o a Irán –para no hablar del derroche de tiempo, prestigio y dinero que han sido las relaciones con la Cuba de los Castro, sólo hábil en aprovecharse de los demás.

Los gobernantes de turno, con alguna que otra excepción, han escogido ministros y presidentes y gerentes de empresas estatales por la amistad o lealtad con el presidente y/o con el partido en el poder y no por su capacitación en el área a manejar.

El resultado es un país que llegó a ser ejemplo de prosperidad, emprendimiento y democracia, caído en manos de incompetentes sólo válidos por su confiabilidad política y no por su formación, un país estancado en el palabrerío, concentraciones rebosantes de consignas, pero incapaz de manejar incluso tecnologías básicas.

Ya es hora de dar un cambio drástico, menos universidades politizadas y menos cargos por sumisión, y más cerebros  y personalidades capacitadas para poner al país en movimiento. Ya es hora de que dejemos de ser un país del futuro y nos transformemos en un motor del presente en marcha.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Excelente reflexión, de un problema que arrastramos desde hace años. Se tiene que erradicar la “política corporativista”: “una vez llego al poder, soy dueño de las instituciones y empresas públicas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba