El Editorial

¿Terrorismo Mediático o Terrorismo de Estado?

En un reciente e interesante libro del historiador Michael Burleigh titulado: “ Sangre y Rabia una historia cultural del terrorismo” encontramos la siguiente definición:“ El terrorismo es una táctica que utilizan ante todo diversos agentes no estatales, o una organización jerárquica, con el fin de generar un clima psicológico de miedo que compense su carencia de poder político legitimado” ( itálicas nuestras).

La pregunta que cabe formular es: ¿Acaso existe actualmente en Venezuela una organización terrorista al estilo de los Nihilistas rusos , las FARC, Bandiera Rossa, la ETA , el IRA o Al Qaeda?. Ciertamente no parece que la oposición ni grupos afectos a la misma estén transitando por esa vía. Lo que sí existe es una política sistemática de terror, aupada o no, desde el gobierno o de bandas afectas al mismo, para atemorizar a los ciudadanos con: invasiones organizadas, secuestros express, intimidación por bandas motorizadas con camisas rojas , ocupaciones ilegítimas de fundos productivos, invasiones urbanas organizadas, abuso represivo por los cuerpos policiales, en particular la Guardia Nacional, persecución por las autoridades fiscales de empresas que no estén con el proceso, atemorización con anuncios de suspensión del espacio radio eléctrico a las emisoras de radio y televisión que no se someten a los designios informativos del gobierno y pare de contar.

La política de terror es casi un emblema de esta pseudo revolución y podría muy bien convertirse – si no se detiene a tiempo- en un sistema totalitario como lo fue y sigue siéndolo, el régimen de los hermanos Castro, principales inspiradores de la política oficial venezolana. Pero eso fue también lo que caracterizó regímenes como el soviético con la temida policía de Estado conocida con diversos nombres; la Checka de Felix Dzersinsky organización que ganó el extraño derecho de llevar a cabo rápidos juicios no judiciales y ejecuciones, si era necesario, para «proteger a la revolución». Luego se la denominó NKVD, y más recientemente como KGB operando todas en el temible edificio de la Lubyanka que “según una broma de la época soviética era el edificio más alto de Moscú, porque ya desde el sótano se divisaba perfectamente Siberia.”

Pero también Mao la practicó especialmente con la denominada revolución cultural en la que persiguió a los disidentes del PCC. Por eso creemos que los primeros que deben poner sus barbas en remojo son los seguidores del régimen que no pertenecen a la cúpula militar que manda en el país.

Si no fuera trágico sería risible escuchar a las autoridades del gobierno hablar de un terrorismo mediático cuando es precisamente el régimen el que tiene casi el monopolio del espectro radio eléctrico, hasta el punto que sólo el PSUV tiene acceso a Venezolana de Televisión, que ni siquiera le da un derecho de réplica a un antiguo partidario como lo fue Vladimir Villegas .

Los regímenes totalitarios son alérgicos a la diversidad, para ellos sólo existe una verdad que es la que predican e imponen, todas las otras son expresiones que no deben caber ni siquiera en el espacio reservado del cerebro de cada uno de nosotros.

Frente a esa realidad debemos resistir, impedir que nos sometamos a los designios cada vez más insistentes del “ Gran Hermano”. Si algo nos ha costado en nuestra convulsionada historia ha sido precisamente el derecho a disentir, a expresar libremente nuestros pensamientos e ideas y no vernos obligados a obedecer ciegamente al caudillo de turno. Muchos de los que hoy se regocijan con la mordaza aplicada a los disidentes o resistentes fueron precisamente los que lucharon y a veces pagaron caro por convencer a la sociedad de que no había democracia sin libertad de expresión y de comunicación.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba