El Editorial

Una extraña y perniciosa melcocha

Los recientes acontecimientos dejan traslucir múltiples acuerdos bajo la mesa, que buscan estabilizar una situación, vendiendo la ilusión de que al hacerlo todo va a mejorar, es decir, que de ahora en adelante, en otra expresión del realismo mágico tan presente en la Venezuela de hoy, las cosas van a mejorar, los negocios florecer y los extremos se juntarán, como ocurrió en Nicaragua hace muchos años cuando se forjó un acomodo entre la versión del sandinismo de Ortega y la derecha nicaragüense.

No es la primera vez que este tipo de contubernio existe, los intereses crematísticos son poderosos y no son muy sensibles a posturas ideológicas. Prefieren por mucho adoptar un pragmatismo que preserve las estructuras de poder, que faciliten el “ normal” desenvolvimiento de las actividades económicas rentables.

Pero en lo específico nuestro, que depende en altísimo grado de la disposición favorable de la comunidad internacional de apoyarnos y ayudarnos, y en particular de lo que haga o deje de hacer los EEUU, hemos observado, el día después de que María Corina no quiso juntar esfuerzos con Guaidó, como el embajador de EEUU para Venezuela, James Story, saltó a la palestra ratificando el apoyo pleno de su gobierno a Juan Guaidó, y poco más tarde, el embajador Elliot Abrams, quien tiene a su cargo Irán y Venezuela, remató la faena, al decir que la opción militar foránea en Venezuela es un plan B, que entra en lo que él, parafraseando a García Márquez, señaló de puro realismo mágico.

Ahora está por ver cómo van a reaccionar con la presunta maniobra electorera, supuestamente promovida y auspiciada por Henrique Capriles. Creemos que la respuesta será aún más dura que la que le dieron a María Corina, y para anticiparnos a la respuesta de que somos un país soberano y hacemos las cosas a nuestra manera, sólo vale la pena recordar que este es un país literalmente quebrado y que, sea el acomodo el que sea, mientras Maduro permanezca en el poder, no habrá ningún apoyo económico, financiero o de cualquier otra naturaleza por parte de EEUU y sus aliados, y por lo tanto, si bien algunos se beneficiarán con la jugada, el resto seguirá yendo de mal en peor.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Buenos días.
    Termino de leer el Editorial y retorna a mi mente la conversación sostenida ayer en el ocaso del día con relación a los giros de la política criolla, en la que, a mi manera de ver, hay detalles de significativa atención y los enumeraré para no ocupar espacio. Esos detalles son:
    1. La reacción gubernamental después de conocerse la postura de la Señora M.C. Machado. ¿Hecho casual?
    2. La postura de Capriles Radonsky. Probablemente, esté pensando al igual que otros. ¿Cuántos somos?
    3. El olvido de que, para los estadounidenses su futuro es más importante que el nuestro. ¿Quienes votaron por Chávez y Maduro? ¿Ellos o nosotros?
    4. Así como Papá DIOS escribe con letras torcidas, pero el mensaje es el mismo; lo venezolano no es ahora: puede ser después si y sólo si, se dan ciertas condiciones específicas.
    5. La franja roja tiene un ancho establecido. Si se pasan un milímetro, los «soberanos mundiales aquí instalados», ya se conocerá el resultado.
    6. Por último, creo que hay saber leer el silencio de Guaido; la hablachentería del resto y los anuncios del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba