El Editorial

Venezuela: ¿Una nueva guerra fría?

Guerra Fría es el nombre que recibió el conflicto entre las potencias triunfantes en la II Guerra Mundial que abrazaban sistemas contrapuestos.  Sus protagonistas fueron EEUU y la URSS. La Guerra Fría concluyó con la derrota del comunismo y la disolución de la URSS en 1991.

Algunos opinan que una nueva Guerra Fría ha estallado en Venezuela. Que Rusia y China quieren apoderarse del país. Veamos:
A principios de los años 60 la URSS estaba en la cúspide de su poderío militar y económico y la Guerra Fría en su apogeo.  Uno de sus episodios más graves fue la “crisis de los cohetes” en Cuba donde la humanidad estuvo muy cerca de un holocausto nuclear.  Finalmente el comunismo colapsó por ineficiente, cayó el Muro de Berlín, la órbita soviética se desplomó, se vino abajo la Cortina de Hierro, se interrumpió la ayuda económica a Cuba y esta entró en el llamado “período especial”

La URSS ya no existe. Queda Rusia, un país con ínfulas de imperio pero con severas dificultades económicas cuyo PIB per capita, en caída, es una tercera parte del de España y que enfrenta sanciones por parte de la Unión Europea y de EEUU.

Quizá Rusia esté dispuesta a jugársela por la península de Crimea donde  está su única base naval en aguas cálidas. Pero, ¿estará dispuesta a correr riesgos por Venezuela del otro lado del mundo? No tiene como.

Los temas geopolíticos ya no tienen el contenido ideológico de antes. Ahora prevalece el interés económico. De hecho, Rusia se ha beneficiado de las sanciones a Venezuela y está exportando petróleo a los EEUU, país con el que mantiene un creciente intercambio comercial. Pero ahora Washington está amenazando a Moscú si continúa apoyando al régimen de Maduro. El costo económico para Rusia puede ser demasiado alto. Empresas como Rosneft, Gazprom, Lukoil y otras se verían afectadas y también podría alejar a contratistas americanos indispensables para el desarrollo de proyectos rusos

Por su parte China experimentó durante 28 años un crecimiento económico espectacular y su PIB creció a tasas de doble dígito. Sin embargo eso cambió y este año China tendrá el menor crecimiento desde 1990. Su economía está afectada por la guerra comercial con la mayor economía del mundo y está severamente golpeada por el coronavirus.

Su recuperación  dependerá en alto grado de la reactivación de su comercio bilateral con los EEUU del orden de los  820.000 millones de dólares al año para lo cual ya firmó un tratado arancelario con Trump. No lo va arriesgar por Venezuela. De hecho, interrumpió las compras de petróleo y sus planes de inversión petrolera en Venezuela

Quienes piensan que Rusia y China vendrán al rescate del régimen de Maduro mejor se bajan de esa nube. Saben que sin la AN no hay seguridad jurídica. Es probable que ambos países terminen negociando con los EEUU y otros actores una salida a la grave situación venezolana.

JTH

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Clarificador el editorial respecto a la situación de Rusia y China frente a las amenazas del usurpador maduro. Al derrumbarse la riqueza de esos países en un foso de ineptitud o avaricia que dejarán sin respaldo de gran parte del mundo.
    El saco está roto y con sus despojos se arropará el régimen dictatorial del chavismo.
    No hay soluciones de magia ante la realidad económica

  2. Saludos
    He comentado desde hace un tiempo, el juego geopolítico que representa Venezuela en tablero internacional, como hemos terminado siendo una ficha de intercambio entre Trump y Puntín, situación que he calificado la crisis de los «Patios Traseros».

    Esto a raíz de las declaraciones de Fiona Hill en el proceso de Impeachment a Trump, afirmó que mediante canales informales que el Kremlin estaba dispuesta a un cambio de Venezuela por Ucrania; es decir, que EEUU no influiyera en Ucrania.
    Su declaración textual fue: “Ustedes se retiran de nuestro patio trasero ( backyard) y nosotros nos retiramos de Venezuela que es su patio trasero ( backyard)”.

    Así, coincido que con las limitaciones para sostener una defensa directa de Venezuela; pero, no tengo dudas que cuentan con la estrategias, tácticas y logística para mantener al régimen a pesar del Holocausto. La miseria es la inversión más barata para una dictadura

    Saludos

    TJ Sierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar