Mundo Empresarial

7 hábitos de las personas que confían en sí mismas

Si hay algo que motiva a las personas a emprender en un negocio es ese deseo de superación y de éxito individual que anhelan alcanzar. Para lograr esto es necesaria la confianza en uno mismo. Esta influye en su éxito para el liderazgo, en cómo se compromete con su equipo y en el trabajo en general. Esta fortaleza afecta su rendimiento en todo lo que hace.

Bien lo dijo el filósofo estadounidense Henry David Thoreau: «Si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños y deseos para llevar la vida que ha imaginado, se encontrará con un éxito inesperado».

A continuación se presenta una lista con 7 hábitos que caracterizan a los individuos con altos niveles de confianza en sí mismos:

1. Aceptar la responsabilidad en sí mismos

La gente se­gu­ra acep­ta la res­pon­sa­bi­li­dad en sus vidas, sus de­ci­sio­nes y sus com­por­ta­mien­tos. Esto sig­ni­fi­ca que en­tien­den que cuan­do todo está dicho y hecho, son res­pon­sa­bles por las elec­cio­nes que han hecho y la vida que han lle­va­do.

Las per­so­nas con con­fian­za en sí mis­mas en­tien­den que no siem­pre pue­den tener el con­trol de lo que su­ce­de en sus vidas pero que sí pue­den tener con­trol sobre sus reac­cio­nes. Asu­men la res­pon­sa­bi­li­dad por cómo reac­cio­nan ante la vida.

2. Actuar a pesar de sus miedos

Esto es el co­ra­je. Todos tienen mie­dos: miedo al fra­ca­so, miedo a no dar la talla, miedo a pa­re­cer tonto. Eso forma parte de la con­di­ción hu­ma­na. Este terror es el que apar­ta a mucha gente de vivir ple­na­men­te y de re­cla­mar su poder per­so­nal.

Elea­nor Roo­se­velt, ex primera dama de Estados Unidos, dijo: «Uno gana fuer­za, co­ra­je y con­fian­za con cada ex­pe­rien­cia en la que de ver­dad se para a mirar al miedo de fren­te. Las per­so­nas con con­fian­za quie­ren sa­lir­se de su zona de con­fort y dar lo mejor de sí mis­mas en algo nuevo a pesar de sus an­sie­da­des o mie­dos».

3. Ser tolerante con otros

Es frecuente perder la pa­cien­cia con ami­gos, fa­mi­lia­res o in­clu­so con ex­tra­ños de vez en cuan­do. De nuevo, esto es la na­tu­ra­le­za hu­ma­na. Sin embargo, la per­so­na se­gu­ra de sí misma va­lo­ra a otros y, en vez de des­ani­mar­se por sus erro­res, está desean­do dar apoyo, ofre­cer opi­nio­nes cons­truc­ti­vas o a veces sen­ci­lla­men­te echar una mano.

4. Elogiar y reconocer a los demás

Los seguros de sí mismos no se atri­bu­yen todo el mé­ri­to sino que lo com­par­ten de buena gana. Reco­no­cen que pocas veces su­ce­de algo po­si­ti­vo ba­sa­do solo en los es­fuer­zos de una sola per­so­na. Ellos agra­de­cen a aque­llos que nor­mal­men­te están entre bas­ti­do­res.

5. Sentirse orgulloso de un trabajo bien hecho y aceptar el reconocimiento

Esto no sig­ni­fi­ca ser pre­sun­tuo­so. De hecho, la pre­sun­tuo­si­dad es un signo de falta de con­fian­za en sí mismo. Lo que esto sig­ni­fi­ca es que las per­so­nas con con­fian­za en sí mis­mas acep­tan el re­co­no­ci­mien­to y las ala­ban­zas por un tra­ba­jo y un es­fuer­zo bien rea­li­za­dos y un éxito me­re­ci­do. Lo acep­tan con un «gra­cias» de co­ra­zón y com­pro­me­ti­do.

6. Tener objetivos

Las per­so­nas con con­fian­za en sí mis­mas se dan cuen­ta de que la vida es una obra en curso y de que las opor­tu­ni­da­des abun­dan para el éxito y la rea­li­za­ción per­so­nal. Las per­so­nas con con­fian­za en sí mis­mas no tie­nen miedo a po­ner­se ob­je­ti­vos, a hacer pla­nes ni a dar pasos para al­can­zar sus metas. Tam­bién en­tien­den que habrá retos y con­tra­tiem­pos y que habrá que rea­li­zar ajus­tes. Siem­pre están re­va­luan­do y adap­tán­do­se para lle­gar a donde quie­ren lle­gar.

7. No tener miedo a apoyar algo

En­tien­den que los va­lo­res se ponen a prue­ba en cada paso de la vida, pero ponen sus creen­cias por en­ci­ma de su ne­ce­si­dad de gus­tar a todo el mundo. Por su­pues­to que es agra­da­ble agradarle a los demás, pero la reali­dad es que ser fie­les a nues­tras creen­cias y a nues­tros va­lo­res no es siem­pre la de­ci­sión más po­pu­lar. Las per­so­nas con con­fian­za en sí mis­mas nor­mal­men­te quie­ren com­pro­me­ter­se, pero no com­pro­me­ten sus va­lo­res. Y esta es una de las prin­ci­pa­les ra­zo­nes por las que son res­pe­tables.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba