Mundo Empresarial

Alegría productiva y fitness corporativo

Por: Maickel Melamed

Lo que hoy día quiere toda empresa, emprendimiento o todo miembro de una construcción colectiva, es crear una cultura donde predomine lo productivo, lo divertido y lo sustentable. Tres aristas de un mismo triángulo que se va alimentando mutuamente.

Lo loco es que normalmente lo humano, paradójicamente siendo elemento orgánico, se organiza sin tomar en cuenta su tendencia natural. Es decir, los seres humanos funcionamos exactamente como funciona la naturaleza, porque somos naturaleza.

En tal sentido, es muy común hoy en día escuchar recomendaciones en cuanto a salud que tienden a acelerar el metabolismo del organismo. Lo que es igual a acelerar todos los ritmos de cómo un organismo procesa la información y los estímulos. Otras tendencias mencionan la necesidad de transitar tu vida a través de frecuencias de ondas más elevadas, porque para la ciencia básica que se expresa a través de la física cuántica eso es lo que somos: frecuencias de onda.

Yo mismo he sido usuario de alimentación más sana para hacer de mi evolución física una analogía con todos mis procesos y lo más increíble es que funciona a las mil maravillas.

Entonces, escuchando a la naturaleza: ¿qué tal si aplicamos los procedimientos saludables y efectivos del fitness o de la ciencia biológica al funcionamiento de equipos de alto rendimiento para un mejor desempeño y mejora en las sensaciones cotidianas?

Un ejemplo de ello pudiera ser la común práctica en la alimentación. Nos recomiendan siempre más porciones sanas, más veces y más pequeñas durante el día, lo que trae como consecuencia acelerar el metabolismo y desechar más rápidamente lo tóxico del organismo.

Pues si hacemos semejanza al decir que el alimento sano para un equipo de alto rendimiento puede ser «la celebración de logros concretos», pues al celebrar logros claros y relevantes más pequeños más veces al día tendremos un resultado similar, un aumento en la productividad individual y colectiva, un desecho más rápido de los temas no importantes, así como una sensación extraordinaria en el clima o ambiente de construcción colectiva.

Para ello, es necesario tres cosas:

  1. Tener mecanismos claros de fijación de metas pequeñas y representativas. Mientras más pequeñas mejor.
  2. Tener mecanismos claros de reconocimiento en los momentos en que se alcanza un logro, para disparar la celebración.
  3. Tener mecanismos efectivos y representativos de celebración que generen la alegría suficiente y preparen al grupo para continuar por el próximo paso.

¿Qué sería más productivo para todos que más logros, más celebraciones, más alegrías, más productividad? Creo que es un mundo que me encantaría vivir y, más aún, me encanta que juntos seamos parte de su construcción.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba