Constructores de paísMundo Empresarial

Capitolio genera impacto positivo con sus proyectos audiovisuales

Capitolio cuenta con un equipo de altísimo nivel, con capacidades excelentes en materia creativa, capaces de hacer casi cualquier proyecto

Hace 6 años arrancó un sueño llamado Capitolio, una productora audiovisual que busca generar impacto positivo en la sociedad a través de sus proyectos, fundada por Pavlo Castillo -Licenciado en Comunicación Social- y Andrés Figueredo -Economista-, quienes decidieron apostar en la industria creativa nacional. 

Aunque la empresa se estableció en Caracas desde el 2014, todo inició de manera independiente alrededor del 2009-2010 con un documental titulado «La Causa», que trata sobre la situación de las cárceles en Venezuela, dirigido por Andrés Figueredo.

Al tener suficiente material, Andrés se puso en contacto con Pavlo y se encontraron con un mismo objetivo: crear esta empresa de productora de contenido digital.

«Arrancamos primero siendo un proyecto audiovisual documental, luego cuando vimos que teníamos un equipo y una estructura decidimos bautizarlo como Capitolio y ofrecer otros servicios en el mercado», dijo Pavlo Castillo, Director Creativo de la empresa.

Especializándose en crear soluciones, audiovisuales y experienciales a negocios, marcas o productos que requieran asesoramiento para desarrollar su potencial, Capitolio tiene como propósito proponer cambios en la manera de gestionar proyectos en la industria creativa. 

«Tratamos de cuidar siempre el valor estético de cada entrega, pero sin desprendernos de la función del proyecto, cómo puede ser percibido por la gente y cómo ese producto que va a salir al mercado genere un impacto positivo en las personas».

Pavlo Castillo

Sus trabajos se han caracterizado por tratar con temas de derechos humanos en entregas como: «El Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro» , un trabajo periodístico sobre la minería ilegal en el territorio nacional, proyecto que fue nominado a los premios GABO del periodismo en México para el año 2018. «Free Convict», grupo musical del género hip-hop que nace en la Penitenciaría General de Venezuela, en San Juan de los Morros. Y «La Causa», documental que se estrenó oficialmente en el festival de IDFA de Ámsterdam en el 2019.

¿Cómo lo hacen posible? 

A pesar de la situación del país, Pavlo considera que «en Venezuela hay mucho por hacer, es por eso que en Capitolio seguimos apostando, teniendo en cuenta que cada escenario representa una oportunidad». 

La empresa cuenta con un equipo de altísimo nivel, con capacidades excelentes en materia creativa, capaces de hacer casi cualquier proyecto manejando tres departamentos: diseño gráfico, producción audiovisual y producción, y manejo de contenido para las redes sociales. 

Todos sus servicios van en la interconexión de estos departamentos, dándole importancia al valor estético e impacto positivo que puedan producir, porque «más allá de la aceptación del producto, siempre pensamos en cómo estimular un bueno comportamiento y replicar energía positiva mediante los proyectos».

Además, gracias a la migración del talento venezolano, Capitolio ha desarrollado varios trabajos en distintos lugares del mundo como México, Madrid, Estados Unidos, entre otros países, siempre con el objetivo de seguir operando desde Venezuela y enlazándose con proyectos internacionales, deseando que a futuro sean visto como «una red de creativos para desarrollar propuestas adoptadas a cada cliente».  

Actualmente se encuentran en la búsqueda de crear otro largometraje de ficción o documental.

Free Convict: música alternativa a la violencia 

Dentro de la Penitenciaría General de Venezuela, una de las cárceles más peligrosas del país, nace en el 2013 Free Convict, un grupo musical del género hip-hop, quienes han recibido todo el apoyo de Capitolio. «Estos chamos estaban en la disposición de cambiar y hacer música desde la cárcel, fue una idea con la conectamos y hasta el sol de hoy hemos apoyado con la producción, filmación de videoclips conexiones con otras posibles alianzas, fotográfia, entre otros cosas».

Por diversos delitos fueron encarcelados. Comenzaron a reunirse desde el 2012 en los pasillos de la PGV para rimar, fue allí como comenzó su camino a la libertad y oportunidades.

Un año después, luego de recibir la visita de varios raperos junto al equipo de la productora Capitolio, fue cuando comenzó el sueño de estos jóvenes de cambiar sus vidas a través de la música.

En el 2014, tras guardar algunos temas en un Black Berry, recibieron todos los equipos necesarios para crear un estudio dentro de la cárcel y comenzar a grabar profesionalmente.

Este proyecto social le salvó la vida de estos jóvenes, quienes alguna vez vivieron en la cárcel. Sus temas no hablan de armas, mujeres y dinero, al contrario, se centran en una filosofía de vida

Actualmente recibieron dos nominaciones a los Premios Pepsi Music 2020, Disco hip-hop del año: «Vol.1-Free Convict»-grabado dentro de la cárcel mientras cumplían condena- y Videoclip del año: «Trap mata trap».

Hoy en día siguen luchando por sus sueños y demostrar que es ser mejor persona gracias a las oportunidades y a la confianza de las personas. 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba