Mundo Empresarial

¿Cómo lograr ganancias con tu empresa?

Uno de los máximos objetivos que se le pueden exigir a una empresa es que tenga suficientes ganancias como para que sea rentable. Eso significa que tiene que ser una entidad económica que obtenga ganancias, en forma consistente, tras producir y vender un bien o un servicio.

Si una compañía no satisface esta meta, no puede llamarse empresa, sería un sueño personal, una causa noble, un hobby, una aventura familiar, un ejercicio de innovación, una afirmación del ego, etcétera.

Sin embargo, los expertos aseguran que la rentabilidad tiende a enfocarse desde perspectivas erróneas. En muchas iniciativas empresariales –sobre todo en emprendimientos y en pymes–, se asume que la genialidad, el entusiasmo y el empeño son los factores que garantizan la obtención de ganancias. Sin embargo, en la fórmula de la rentabilidad, estos ingredientes, aunque necesarios, deben enriquecerse con otros valores: planeación, estrategia, orden y disciplina.

Algunos de los puntos más importantes a tomar en cuenta cuando se quiere aumentar las ganancias y exaltar la rentabilidad de la empresa son los siguientes:

  1. Definir estrategias de precio. En este ámbito la sugerencia es fijar un costo que nunca ignore los gastos de la firma (producción, distribución, mercadotecnia, insumos, impuestos, etcétera). La meta es encontrar un precio que resulte atractivo para el mercado consumidor, pero que no ponga en riesgo el beneficio corporativo.
  2. Aplicar modelos financieros. Por medio de esquemas financieros tradicionales, aplicables en la escala de una entidad pequeña, la empresa puede definir su relación entre ganancias y gastos, monitorear el capital que tiene disponible y tener una visión amplia de la situación del negocio.
  3. Adoptar una visión estratégica de la comercialización. Sin ventas no hay rentabilidad posible. Por ello, las empresas, más que apostar todo al precio de su mercancía, tienen que establecer prácticas de venta que estimulen el consumo de su oferta.
  4. Recordar que la rentabilidad es el máximo objetivo de una empresa. Esta es una consecuencia que no debe dejarse en manos de la suerte; de hecho, es una meta en la que todos los días –con planeación, buenas prácticas y ejecución consistente– se puede ganar terreno. Las ganancias de un negocio, como el dinero, nunca han caído del cielo.

 

Para mayor información, puede leer el artículo completo en el siguiente enlace.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar