Mundo Empresarial

Fundación Tierra Viva: Más de 25 años trabajando por el desarrollo sostenible

Giselle Gil Catalano
@GiselleGilC

“Quienes crearon Fundación Tierra Viva hace 25 años entendieron que la educación ambiental en ese momento estaba siendo interpretada como una comunicación ambiental”, así lo expresa Alejandro Luy, gerente general de la Fundación Tierra Viva.

“Y la educación, ya sea educación sexual, o educación ambiental, no es solamente información”, ya que la generación de material educativo “sin procesos de cambio, facilitación y acción” no conduce a una transformación a largo plazo.
Ante esta realidad Tierra Viva desarrolló nuevas estrategias educativas que lograran mostrar la trascendencia de la relación con el medio ambiente.

De esta manera comenzaron a ejecutar proyectos cuyo propósito tuviera impacto en el entorno de las escuelas y a mostrar, con hechos, cómo sus acciones podían cambiar una realidad.

De allí, que la Fundación se inició sobre un concepto de educación ambiental que no era atendido en esa época, pues el existente se limitaba a “generar material educativo solamente, un afiche, por ejemplo, sin procesos de cambios, sin procesos de facilitación, o de acción; eran entendidos como educación”.

Comenta que la organización está dedicada a generar cambios en las comunidades en la que ha trabajado mediante la incorporación de prácticas que mejoren sus procesos.

View this post on Instagram

Tejer: el trabajo digno de la mujer warao. Cuando iniciamos los proyectos Tejiendo Esperanzas (2010) y Mujer Indígena emprendedora (2014), estábamos convencidos del potencial que tenían en sus manos las mujeres warao. Ellas son capaces de transformar un vástago de la palma de moriche en una fibra preciosa y versátil, para elaborar diversas piezas artesanales de gran bellezas. A ocho año de trabajo conjunto ha quedado más que demostrado que el tejido, es un trabajo digno para la mujer warao, con el que generan ingresos para ellas y sus familias. El tejer forma parte de su tradición, lo aprenden de sus madres y abuelas. Así que lo que nos propusimos fue convencerlas que con este saber ancestral, tan virtuoso, podrían contribuir a mejorar la situación de sus familias, ganar dinero dignamente, sin tener que abandonar sus casas ni los hijos. Ser nada menos que sus propias jefas. Invitamos a leer la nota completa en deltatierraviva.blogspot.com #mujeres #artesanía #warao #tejido #moriche #trabajodigno #emprendimiento #delta #orinoco #familia #saberancestral #esfuerzo #tierraviva @ueenvenezuela

A post shared by Fundación Tierra Viva (@tierravivavzla) on

Luy recuerda el caso de los productores de cacao en Ocumare de La Costa, donde trabajaron por más de 10 años, “las podas, la producción de abono orgánico, o de controladores orgánicos de enfermedades, la lombricultura (cultivo de lombrices rojas para producir abono)” son parte de una serie de prácticas agroecológicas que introdujeron a esta comunidad.

El gerente de la fundación señala que su trabajo se ha enfocado en llevar procesos de formación a comunidades y escuelas partiendo de que la educación y “los procesos educativos, es asumir esa información, entender lo que eso significa y comprometerse a alguna acción”.

View this post on Instagram

De visita a las artesanas wayúu: tierra de sol y viento. Maracaibo nos recibió con su calidez y colorido característico. El 9 de marzo fuimos al encuentro con la familia de Gloria Fernández, su madre Mariángela, su hijo Joaquín y sobrinas, jóvenes que se están iniciando en el tejido y bordado. Nos recibieron en el patio de su casa, con la mesa servida, con hermosos tejidos de creación propia y por pedido que ha realizado FTV en los últimos meses. Refrescándonos con la brisa marabina, nos pusimos al día con las dificultades que han tenido en el día a día para conseguir dinero en efectivo, lo que está afectando tanto el buen y sano vivir como el emprendimiento, es altamente costoso y peligroso el traslado a Colombia para obtener el mejor precio y variedad de colores en los hilos que son escasos y costosos en la ciudad de Maracaibo, y que además su precio depende de una economía hiperinflacionaria; sin embargo, están dispuestos a continuar sorteando los inconvenientes que se presentan porque la ancestral vocación de tejedores es el sustento tradicional de la familia. Además, están conscientes de sus dones y destrezas como una virtud para salir adelante. Entre las medidas que están tomando, destaca el trabajo exclusivamente por encargo recibiendo el pago al inicio del pedido para poder comprar el material y cumplir con el compromiso sin que suponga una pérdida en el emprendimiento. Lea la nota completa en deltatierraviva.blogspot.com #visita #wayúu #artesanas #comerciojusto #saberancestral #tejidos #bolsos #susú #ipuana #campomoga #maracaibo #19mar

A post shared by Fundación Tierra Viva (@tierravivavzla) on

Fundación Tierra Viva es una organización que trabaja por el desarrollo sostenible: donde la conservación ambiental está íntimamente ligada tanto a lo social como a lo económico.

“La gente nos dice ‘bueno, es una organización ambientalista, o que trabaja en el ambiente’ Fundación Tierra Viva es una organización que trabaja, y es nuestra misión, en pro del desarrollo sustentable, para mejorar la calidad de vida” comenta Luy.

Mientras aclara que trabajar en el desarrollo sostenible “significa que entendiendo que lo ambiental es fundamental para la calidad de vida de los seres humanos, en tus procesos tú tienes que estar actuando, trabajando también en aspectos sociales y en aspectos económicos”.

Luy afirma que la Fundación Tierra Viva está “montada en el tren” del desarrollo sostenible, y comenta que como país este es “evidentemente un modelo en el cual no estamos completamente encaminados, pero que el mundo está buscando, y que (…) es lo que va a seguir marcando pauta, por lo menos, por unos buenos años”.

“No se trataba de que ‘el parque es mi enemigo’ porque lo que quieren es conservar la ‘maticas y los pajaritos’, sino es entender que el parque es parte de los insumos que yo tengo para una mejor producción; pero (también) es entender que los productores de cacao tienen que producir más para mejorar sus condiciones de vida, y tienen que fortalecerse socialmente; entonces ya eso es un proyecto de desarrollo sustentable”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba