Mundo Empresarial

MAR Creaciones: distintas complejidades, un mismo estilo

En Venezuela hay talento. De eso no cabe duda. Llama la atención cómo hay tantas personas dedicadas al sector de la orfebrería y la bisutería. “Es que, claro, en un país en el que las mujeres son tan coquetas, un negocio de accesorios es un tiro al piso”, podrían pensar muchos, pero lo cierto es que emprender en cualquier compañía, sea del mercado que sea, es todo un reto. Eso lo pueden decir con propiedad los esposos Delwis Saez y Maria Antonieta Ramírez de Saez, fundadores de MAR Creaciones.

Llegar a esta tienda es muy sencillo. Basta con visitar el centro de Caracas y caminar entre las esquinas Marrón y Cují. Allí, en el piso 1 del Centro Comercial Las Mil y Una están los tres locales de esta pareja. En la primera tienda –la de la esquina– se venden materiales para que cada quien fabrique sus propias prendas, al lado está una con accesorios de distinta complejidad y al frente se encuentra el taller.

“Yo comencé haciendo esto como un hobbie –dice Ramírez–. Trabajaba en bancos y en la hora del almuerzo me venía a este mismo centro comercial a comprar materiales. Con el tiempo comencé a trabajar con un proveedor de materia prima y poco a poco me fui enamorando del sector, hasta que decidí, con la ayuda de mi esposo, emprender”.

Claro está, para poder lanzarse al ruedo necesitaban un espacio físico, y eso llegó fácilmente, pues a Saez le propusieron alquilar una de las tiendas que poseen en la actualidad. “Al principio sentíamos un poco de miedo, pero entendimos que esto venía de parte de Dios y asumimos el riesgo”, comenta él.

Actos de fe

Algo que caracteriza a esta pareja es su inmensa fe en Dios. A Él le agradecen todo lo que han alcanzado hasta ahora. De hecho, cuando compraron la tienda, lo hicieron sin tener el dinero en sus manos. “Un amigo nos prestó una parte y a los meses pagamos el resto”, explica Saez.

Pero –según alegan– el Creador quería algo más grande para ellos, así que su pequeño emprendimiento creció a pasos agigantados, al punto que la tienda se les hizo limitada. Por eso compraron las demás.

Multiplicadores de talento

Los esposos Saez tienen una visión, y es la de multiplicar el talento en otras personas. Por tal razón, en una de sus tiendas se dictan talleres y también se exponen prendas sencillas, que son fáciles de copiar.

“Eso fue un proceso para mí, porque yo era extremadamente egoísta con mis creaciones. Pero comprendí que debo dar por gracia lo que por gracia he recibido, así que ahora no tengo problema en compartir lo que sé”, confiesa Ramírez.

Su experiencia en magazines de la pantalla chica, en canales como La Tele, la dotó con la capacidad de enseñar en pocos minutos. “Fue una época en la que aprendí mucho y conocí a varias personas que ayudaron a potenciar la imagen de MAR Creaciones”, alega la orfebre.

Según su esposo, lo que hace especial a los accesorios de esta compañía en comparación con sus competidoras es la materia prima con la que se trabaja. “Por ejemplo, muchos de los broches dorados que usamos son italianos, y solo se consiguen en nuestro local”.

Y en cuanto a elaboración, la técnica del alambrismo es, posiblemente, la consentida de la firma. Los clientes pueden gozar de collares, pulseras, zarcillos, cintillos… de todo un poco.

A lo largo de todo este camino han tenido altos y bajos (problemas con empleados, dueños de otras tiendas, entre otros), pero se levantan y siguen adelante, con la mirada puesta en Dios y confiados en que día a día las cosas pueden y van a ser mejores.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba