Noti-Tips

Apostillar documentos: garantía para el venezolano que emigra

La situación que enfrenta Venezuela ha llevado a un gran número de personas a tomar la difícil decisión de emigrar hacia otros territorios, en la búsqueda de una mejor calidad de vida desde el punto de vista individual y para su entorno familiar. Esta determinación de explorar en el exterior nuevas oportunidades para vivir, va de la mano con una necesaria planificación, en la que es imprescindible cumplir con una serie de requisitos legales para que no existan ningún tipo de problemas en el país al que se decidió ir. En esta circunstancia es donde parte la importancia fundamental de pedir cita para apostillar documentos personales, situación que se ha hecho relevante y prioritaria para un sinfín de venezolanos.

Una apostilla es una certificación que se otorga bajo los parámetros de la Convención de La Haya de 1961, para autenticar documentos bajo su uso en países extranjeros. La principal función de la apostilla es para certificar, validar y comprobar la legitimidad de la firma del documento. Por intermedio de este convenio de carácter internacional que se firmó el 5 de octubre de 1961, se suprimió la exigencia de legalizar los documentos públicos extranjeros, por lo que de esta forma se agiliza y facilita el proceso, lo que implica que los países signatarios reconocen la validez del mismo. En este sentido, es importante destacar que más de 90 naciones forman parte de este tratado, entre ellos destinos muy solicitados y considerados por los venezolanos que emigran, tales como Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Panamá, México, Uruguay, España, Estados Unidos, Portugal, Australia.

La necesaria planificación

Así como pedir cita para sacar el pasaporte, este proceso de apostillar los documentos puede resultar engorroso, pero es un trámite indispensable para poder tener y ejercer todos los derechos como ciudadano en el país en el que se emprenderá una nueva vida. Estas gestiones deben realizarse como un paso previo al viaje, para así evitar la incomodidad de una vez instalados en el nuevo destino, verse en la obligación de hacer el apostillado, circunstancia mucho más dificultosa. En el caso de no haber efectuado la apostilla, el país receptor no tendrá forma de verificar y confirmar que la información presentada en los documentos sea cierta, por lo que la identidad de la persona será puesta en duda, situación que le generará múltiples inconvenientes al momento de conseguir empleo, tener acceso a los servicios públicos y en general, poder beneficiarse de todas las oportunidades que brinda la nación elegida.

La organización es una característica que se debe tener presente cuando el venezolano empieza a plantearse la posibilidad de tomar nuevos rumbos. En consecuencia, se requiere elaborar una lista que contenga cuáles documentos se van a apostillar, los recaudos necesarios para tener éxito en las gestiones, a qué sitios hay que dirigirse, horarios, días en los que corresponde realizar la diligencia, entre otros puntos. Comúnmente, los documentos susceptibles de ser apostillados son la Partida de Nacimiento, Acta de Matrimonio, Carta de Soltería, Unión Estable de Hecho, Sentencia de Divorcio,Título de Bachiller, Título Universitario, Notas Certificadas, Licencia de conducir, Certificado de antecedentes penales, Pensum de estudios y programas universitarios, entre otras documentaciones básicas que se necesitarán para no enfrentar obstáculos en el exterior.

Puertas abiertas           

Por otra parte, es importante detallar que para los trámites de apostilla y legalización de documentos en Venezuela, existe la ventaja de poder realizar las citas online a través de internet, bien sea en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (SAREN), Ministerio de Relaciones Interiores, Ministerio de Educación, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Educación Superior, dependiendo del trámite a realizar. En cualquier caso, es un proceso que también requiere de una planificación previa para tener a la mano toda la información y documentación requerida. La paciencia y la persistencia, asimismo, son virtudes indispensables.

La apostilla no debe ser vista como una gestión cualquiera. Debe ser considerada como un mecanismo que amplía las posibilidades de disfrutar de mejores condiciones de vida en otras realidades. Incluso, si no se tiene la perspectiva de emigrar en el corto plazo, es aconsejable ir adelantando todas las diligencias del caso, ganar tiempo, poner las cosas en orden y estar listo para el momento de tomar la decisión de buscar el futuro deseado.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar