Noti-Tips

Así se configura la privacidad y seguridad en Signal

Durante mayo de 2021, y luego de que WhatsApp anunciara una renovación en su política de privacidad y términos de uso, otras aplicaciones de mensajería instantánea comenzaron a ganar popularidad. Entre las más descargadas después de WhatsApp se encuentran Telegram y Signal. ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza Signal, la aplicación menos conocida y más anónima de las mencionadas.

Signal, antes llamada TextSecure, es una aplicación de mensajería de texto y voz que desde sus inicios estuvo caracterizada por la privacidad y seguridad. Es de código abierto, es decir, su código es accesible y auditable por cualquier usuario y, además, es mantenida por una organización sin fines de lucro que opera en base a donaciones.

En cuanto a la recopilación de datos, Signal solamente requiere del número de teléfono móvil del usuario. Si bien cuenta con funcionalidades como la sincronización de los contactos o la posibilidad de contar con una foto de perfil, obtiene los datos utilizando algoritmos con cifrado y no requieren de un almacenamiento extra en los servidores de la aplicación.

Además, todas las comunicaciones realizadas en la aplicación están cifradas por defecto y de manera obligatoria. De hecho, la organización detrás de Signal creó su propio protocolo de cifrado para ello, que combina complejos algoritmos criptográficos para asegurar que sea imposible quebrantarlo. Finalmente, la aplicación solicita permisos similares a WhatsApp y Telegram. Sin embargo, estos corresponden a funcionalidades adicionales (como importar contactos, enviar fotografías o enviar y recibir mensajes de texto mediante Signal), y se pueden desactivar sin afectar al funcionamiento esencial de la aplicación.

­­­­­­­­­­­En este contexto, ESET explica las configuraciones de privacidad en Signal: En los tres puntos en la esquina superior derecha se encuentra la configuración de perfil, dispositivos en donde se haya iniciado sesión y demás ajustes de apariencia y almacenamiento, además estás las opciones de privacidad bajo la categoría Privacidad.

Dentro de esta opción se encuentra la lista de usuarios bloqueados, así como opciones aplicadas a las conversaciones, que van desde la posibilidad de inhabilitar las notificaciones de lectura o tecleo, hasta seleccionar un tiempo de desaparición de los mensajes. Este último funciona como la autodestrucción de mensajes en Telegram, pero configurado para cualquier chat que se inicie. Es decir, después de que el mensaje sea visto, se eliminará de los dispositivos del emisor y receptor en el tiempo que se haya seleccionado. Esta configuración también puede ser aplicada dentro de un chat en específico, en los ajustes dentro del mismo.

Además, se listan opciones de seguridad, como el forzar el bloqueo del dispositivo luego de un tiempo configurable, que puede no coincidir con el tiempo de bloqueo que tiene el teléfono para cualquier ocasión.

Otra de las características que presenta Signal es la posibilidad de bloquear las capturas de pantalla, tanto por aplicaciones externas como por el mismo uso de capturas de pantalla tradicionales estando dentro de la aplicación. Sin embargo, es importante notar que existen formas de obtener esta información, como por ejemplo, fotografiar la pantalla con otros dispositivos.

Finalmente, la opción de Teclado en modo incógnito posibilita a Signal el desactivar el aprendizaje automático de palabras o frases. De todos modos, no es garantía de que los mensajes no sean analizados mediante el teclado.

Además, hay disponibles opciones más avanzadas, para quienes quieran asegurar un poco más la aplicación:

En primer lugar, la opción de eliminar el número de los servidores de Signal desactivando las llamadas y mensajes que utilicen los servicios de esta. Si se desactiva esta opción solo se podrán enviar y recibir mensajes de texto a través de la aplicación. Además, se obliga a pasar todas las llamadas que realicemos y recibamos a través de un servidor de Signal, evitando exponer la dirección IP.

Finalmente, está la opción del remitente confidencial. Según explican los propios desarrolladores en su blog, esto añade una capa extra de seguridad: No solo se cifra el contenido de los mensajes que se envían, sino también quien los envía. Para esto, además de los algoritmos de cifrado, utilizan verificaciones de un solo uso contra sus servidores para evitar casos de spoofing.

“Signal se presenta como una alternativa versátil con configuraciones extra en lo que respecta a seguridad que sus contrapartes como Telegram y WhatsApp. El cifrado por defecto, la autodestrucción para todo chat y la opción de remitente confidencial son algunas de las opciones que aumentan nuestra privacidad dentro de Signal. Sin embargo, la abismal diferencia en cuanto a cantidad de usuarios hace que se dificulte utilizarla para contactarnos con nuestros conocidos. Como toda aplicación, es importante tener en cuenta nuestras necesidades y expectativas de privacidad, y compararlas con las políticas de privacidad y términos y condiciones de Signal para asegurarnos que la aplicación sea adecuada para nuestro uso.”, agrega Martina Lopez, Investigadora de Seguridad Informática de ESET Latinoamérica.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba