Noti-Tips

El ejercicio retarda el deterioro ocasionado por el alzhéimer

El fisioterapeuta del Hogar La Ponderosa, Alexis Morillo, señaló que esa institución ofrece el servicio de cuidado diario a los adultos mayores

La Fisioterapia es una profesión que se enfoca en el mejoramiento continuo de la salud del ser humano, cuyo objetivo fundamental es mantener y restaurar su movimiento y capacidad funcional al máximo.

Abarca además el bienestar físico, psicológico, emocional y social del paciente, ayudando a que se haga más lento el proceso de deterioro de las personas mayores con déficit cognitivo por el alzhéimer y otras afecciones degenerativas.

“En términos prácticos, consiste en identificar las posibles patologías musculoesqueléticas existentes en el paciente para generar el tratamiento adecuado que al final le proporcionará una mejor calidad de vida y maximizará su potencial de movilidad”.

Así lo afirmó el fisioterapeuta de la residencia y centro integral para adultos mayores Hogar La Ponderosa, Alexis Morillo, quien señaló que la actividad física también reduce los riesgos de accidentes agudos en los pacientes con hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.

Explicó que la terapia física no sólo mejora la capacidad cardiovascular, sino también “va a generar buen ánimo y tranquilidad en las personas, así como seguridad y mejora en la autonomía”.

 “Cuando los individuos no han hecho actividad física durante su vida también registran deterioro músculo esquelético, además del cognitivo, que se manifiesta, por ejemplo, al tropezarse con facilidad, les cuesta subir o bajar escaleras y hasta sentarse, o durante la marcha disminuye la velocidad y en ocasiones el equilibrio se ve afectado”, apuntó.

El especialista, con 16 años de experiencia en la atención a los adultos mayores, resaltó que al entrenarlos se pone especial énfasis en el acondicionamiento cardiovascular, que suele ser una de las áreas donde se registra mayor deterioro.

Señaló que en el Hogar La Ponderosa el objetivo principal “es tratar de mantener a los adultos mayores lo más activos posibles, tanto si tienen estadía permanente o usan el Day Care”. Este servicio, que consiste en cuidados diurnos para los adultos mayores, mientras sus familiares se encuentran realizando sus actividades, se presta de lunes a viernes.

¿Cómo es la terapia hacia los abuelos?

Morillo señaló que el trabajo físico con los adultos mayores, suelen fatigarse más rápido, busca “mantener los rangos articulares para que se puedan mover sin ningún tipo de limitación, favorecer el estiramiento muscular, así como hacer actividades para mantener o mejorar la fuerza y evitar reducir la pérdida de masa muscular por el envejecimiento”.

“Lo que crea una mayor calidad de vida y la longevidad para ellos son los cuidados que se les brindan. En el Hogar La Ponderosa se organizan días de trabajo por zonas del cuerpo, y se programa que los huéspedes salgan a caminar en los espacios de la institución. Hay una evaluación continua para medir el desempeño de cada uno”, expresó.

Estos ejercicios pueden realizarse todos los días o con un día de descanso intercalado, en sesiones que oscilan entre 20 minutos y una hora, “siempre trabajando a tolerancia de los participantes”.

Indicó que los pacientes que tienen mayores necesidades de tratamiento, realizarán actividades con mayor frecuencia, “sobre todo la referida a las actividades de la vida diaria, como comer, caminar, agacharse, sentarse, subir escaleras, así como trabajo con ligas y pesas de ser necesaria (mecanoterapia)”.

El fisioterapeuta destacó que estos ejercicios son voluntarios. Precisó que el estado anímico de las personas mayores puede ser muy cambiante, lo que incluye mal humor, tristeza o lagunas mentales y fallas en la orientación. “Es necesario explicarles qué se está haciendo y para qué, de la manera más clara y sencilla buscando que los resultados sean más efectivos”, acotó.

Añadió que en el Hogar La Ponderosa (que está enfocado en personas con trastornos cognitivos degenerativos, aunque también atiende a personas que no los poseen, pero requieren cuidados especiales) cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales que atiende a los adultos mayores. Este equipo incluye incluidos médicos, psicólogos, nutricionistas y enfermeros, entre otras disciplinas.

“Rehabilitamos con las manos, la mente y el corazón”

Comentó que en ocasiones a las personas con enfermedades cognitivas es recomendable “llevarlos a un lugar como La Ponderosa, donde puedan ser atendidos de la mejor manera posible para estimular su memoria y el conjunto de su salud” y así evitar cualquier descuido que pueda surgir durante su cuidado.

Al respecto señaló que en el Hogar a los adultos mayores los rehabilitan “con las manos, la mente y el corazón”.

Para obtener mayor información los interesados pueden visitar www.hogarlaponderosa.com y en la cuenta de la residencia y centro integral en Instagram @hogarlaponderosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba