Noti-Tips

Escuela de fútbol menor Los Copositos F.C es el alma de Coposa

La escuela de fútbol menor Los Copositos F.C está de fiesta. En medio de una gran algarabía, grandes y pequeños cantaron el “Feliz Cumpleaños” y soplaron las velitas por cada uno de los 10 años llenos de sonrisas, sudor, valores y sueños que se propiciaron en la academia deportiva, la cual nació en 2006 por iniciativa de un grupo de trabajadores del Consorcio Oleaginoso Portuguesa S.A (Coposa).

Carlos Rodríguez, trabajador de Seguridad y Salud Laboral de la empresa, fundador e integrante de la directiva de la escuela de futbol menor Los Copositos, afirmó sentirse feliz por la labor ininterrumpida de la academia deportiva. “Estoy orgulloso de Los Copositos, regocijado por los 10 años de la escuela. Tenemos actualmente 115 atletas. Empezamos en el 2006 con los hijos de los trabajadores y, a medida que fue creciendo la escuela, tuvimos la necesidad de abrirla a la comunidad. Coposa está muy compenetrada con su escuela de fútbol: es el alma de la empresa”.

Manifestó su más profundo agradecimiento a la actual gerencia, por atender las necesidades de la escuela; tal apoyo impulsa a la directiva y a sus tres entrenadores a trabajar el doble. También manifestó su alegría por ver a niños que se transforman en jóvenes disciplinados y en observar que, varios muchachos formados en la escuela están brillando en equipos nacionales o ganando competencias.

En los últimos años la escuela ha participado en torneos donde ha quedado como campeón de fútbol, tales fueron los casos de los Nacionales 2007 y 2015,  celebrados en Maracay, y en el 2016 en el Torneo Internacional de Mérida, entre otros

“Hemos cosechado valores y personas útiles para el desarrollo de la región. Se requiere de mucho esfuerzo, dedicación, abnegación y disciplina para mantener esta escuela durante sus 10 años. Hemos tenido nuestras altas y bajas pero contamos con gerentes que nos apoyan 100%”, subrayó Rodríguez.

Las palabras de Rodríguez se confundían con los gritos de los niños que participaron en una clínica deportiva, actividad que acompañó la celebración del décimo aniversario de la organización. La  práctica fue guiada por algunas glorias futbol venezolano presentes en el estado Portuguesa, como José Luis Giménez, exselección Venezuela, entre otros.

Entrenando a campeones

Carlos Torrealba, uno de los instructores de futbol, tiene siete años entrenando a Los Copositos. “Siento una gran alegría por trabajar con niños, formarlos, verlos crecer, reforzar en ellos valores como el respeto y trabajo en equipo. Como entrenador, es un orgullo ver que los muchachos están triunfando, son pruebas del trabajo de los últimos años”, exclamó.

Explicó que el propósito de la escuela es abrir las puertas del fútbol a los niños que hoy en día necesitan apoyo para explotar sus talentos en esta disciplina. Agregó que una de las maneras más efectivas de combatir el ocio y la delincuencia es con el deporte y los estudios.

La academia de deportes está afiliada a Federaciones Deportivas, donde se planifican y programan agendas que buscan desarrollar a los deportistas, en la práctica de una actividad determinada y que, además, los integran, alejándolos de la exclusión social y de la discriminación.

Semillas convertidas en futbolistas profesionales

Muchas son las semillas copositas, son hoy deportistas de alto desempeño, tales como José Manuel García y José Moreno. El primero, entró a Los Copositos en 2010 con  10 años y, luego de seis años de formación en la organización, fue descubierto por el Portuguesa Futbol Club, convirtiéndose en uno de sus defensas centrales.

“Mi experiencia en Los Copositos ha sido muy  enriquecedora. Fue mi primera etapa como futbolista; ahí aprendí muchas cosas y cuento con su respaldo incondicional. Con esta escuela se me han abierto muchas puertas”, señaló García, quien fue guiado y llevado  constantemente por su papá, Juan García, a las prácticas de fútbol.

“Me siento orgulloso de formar parte de Los Copositos, fue la escuela de mi hijo. Ahora busco a muchachos y los convoco para que jueguen aquí, pues tienen una buena formación, donde también  aprenden valores como la disciplina y los orienta por el  buen camino”, comentó García.

Otra semilla germinada de la escuela de fútbol menor es José Moreno (17 años),  actual guardameta del Zamora Fútbol Club. “Me siento muy agradecido con Los Copositos, donde aprendí mucho; son una buena familia que me apoyan desde los siete años. Con ellos, comparto  risas, dolores y enseño cada vez que pueda a los más pequeños”.

Uno de los niños es Samuel Rojas, quien cursa el 4to grado  en el colegio San Vicente de Paul de Acarigua, y ya lleva un año en Los Copositos como medio campo. Afirma que le gusta jugar fútbol con sus compañeros. Su papá, Alejandro Rojas, lo trae porque “el entrenamiento y las instalaciones son muy buenas y siento que mi hijo está  completamente seguro”, señaló el comerciante.

Actualmente la academia enseña las categorías Sub-7,  Sub-10, Sub-12 Sub-15 y Sub-18. Las prácticas se realizan los días martes, miércoles y jueves, entre las 3:00 pm y 5:00 pm en el complejo deportivo construido por Coposa dentro de sus intalaciones.

 

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar