Noti-Tips

Iniciativa “Quiero un país”, es urgente reconstruir una convivencia sana en Venezuela abrirle paso al cambio político

“Pretender instalar una Constituyente a espaldas del pueblo es una señal muy negativa respecto a la responsabilidad que los gobernantes deben tener frente a los ciudadanos. Si esta conducta jerárquica no es enfrentada por la gente, se repetirá y los funcionarios seguirán actuando sin contar con la sociedad”.

De esta manera, Ysrrael Camero, historiador y profesor universitario, representante de la iniciativa ciudadana “Quiero un país”, explica las implicaciones de la decisión del Ejecutivo Nacional, de iniciar un proceso constituyente sin haber consultado su pertinencia al depositario del poder originario: los ciudadanos.

El dirigente enfatizó el hecho de que el principio de la participación popular en las decisiones no solo está taxativamente establecido en la Constitución de 1999, sino que se encuentra institucionalizado en la historia republicana del país. Se trata, además, de una exigencia popular, “por lo que pretender gobernar de espaldas al pueblo es una línea de conducta que nos dirige al desastre”.

Por estas razones, Camero considera que propuestas de consulta popular como las que representa “Quiero un país” resultan ahora mucho más urgentes, para que sea el ciudadano quien presente fórmulas acerca del rumbo que deberá tener el país luego de la transición. “La sociedad necesita ser escuchada, y que esa voz se convierta en los cambios que exige. Una vez que el pueblo es consultado se reconoce en esa voz”.

Afirmó que, al avanzarse en una Constituyente, de manera unilateral, la voluntad de la inmensa mayoría de los venezolanos acaba de ser dejada de lado, acaba de ser ignorada. Por ello, crece la ya existente necesidad de los ciudadanos de ser escuchados.

La transición es indetenible

Ysrrael Camero destaca que, a pesar de estas pretensiones hegemónicas por parte de una minoría que detenta el poder, el país avanza hacia un proceso de transición que no podrá ser detenido.

A su juicio, la decisión de seguir adelante en la implantación de una Constituyente que es rechazada activamente por la mayoría del pueblo venezolano no garantiza que el gobierno va a poder “gobernar” con tranquilidad. Todo lo contrario, la gente ha sido burlada por los poderosos.

“Para que vuelva a reconstruirse una convivencia sana en Venezuela es urgente abrirle paso a un cambio en el funcionamiento y en la correlación del poder, es importante abrirle paso al cambio político. Es a través de una transición como este proceso se puede dar de manera pacífica, lo que es también una exigencia y una necesidad del pueblo venezolano, salir de este laberinto en paz”, enfatizó.

Se está incrementando el malestar de la población

Como consecuencia de este accionar del Ejecutivo, la protesta seguirá, según estima Camero. Desde su punto de vista, la imposición de una Constituyente hará más difícil la recuperación económica, la lucha contra la delincuencia y el acceso a alimentos y medicinas, necesidades de los venezolanos ignoradas dentro de esta propuesta.

“Todos estos problemas están allí, y no hay manera de que un gobierno sin legitimidad, con una Constituyente sin legitimidad, pueda gobernar sin la resistencia activa de una sociedad que los rechaza. Este gobierno no podrá tener ni un día de paz si insiste en llevarnos por esta vía porque las grandes mayorías lo rechazan activamente”.

Adicionalmente, es importante recordar que lQa comunidad internacional democrática ha mostrado su rechazo a la intención del gobierno de proseguir con esta Constituyente. Eso tendrá consecuencias negativas para todos. En medio de un país en crisis eso implicaría que no tendrás acceso a nuevos créditos ni a las necesarias inversiones. Mayor aislamiento es mayor pobreza, agregó el dirigente.

Por su parte, “Quiero un País” seguirá con las actividades en las comunidades, con los líderes comunitarios, escuchando a la gente, construyendo puentes, buscando los puntos de convergencia, los grandes consensos que están presentes en las comunidades y que permitirán volver a reconstruir ese delicado tejido que es el pueblo venezolano, puntualizó Camero. “Seguiremos construyendo acuerdos desde la acción de escuchar, desde la pluralidad y la diversidad, desde el reconocimiento de la legítima diferencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar