Noti-Tips

La glaucoma es la segunda causa de discapacidad visual

El glaucoma es una neuropatía óptica, multifactorial, progresiva y crónica, cuyos cambios estructurales en el nervio óptico se acompañan de pérdida del campo visual y donde la presión intraocular (PIO) puede o no encontrarse elevada.

Los datos más recientes en Venezuela datan del año 1994, oportunidad en la que se determinó que esta patología es la segunda causa de ceguera prevenible, en el 15% de los casos, según expone la doctora Penélope Gómez, oftalmóloga- glaucomatologa, jefe del servicio en el Grupo Médico Santa Paula (GMSP), ubicado en Caracas.

Apunta la especialista que, si el glaucoma no se controla, puede provocar pérdida del campo visual, disminución de la visión y en el peor de los casos ceguera irreversible, al tiempo que sostiene que “esta patología es más frecuente a partir de los 50 años y su incidencia aumenta con la edad. Advierte que también existen glaucomas congénitos, infantiles y juveniles, pero en menor proporción”.

Aunque el Glaucoma es una enfermedad asintomática, “en algunos casos puede presentar ojo rojo, dolor intenso, disminución de agudeza visual, halos de colores alrededor de los faros de luz o bombillos, lagrimeo, náuseas y vómitos, debido a un bloqueo pupilar y trabecular a lo que comúnmente se le denomina Crisis de Glaucoma.”

Además de la edad, hasta el momento han sido identificados  otros cuatro factores de riesgo  como los más importantes, según esboza Gómez. Ellos son: la  elevación  en las cifras de presión intraocular (PIO), único  actor de riesgo controlable; la historia familiar de glaucoma; las medidas delgadas de espesor corneal central; la descendencia africana (aumenta la probabilidad 3 a 6 veces más) o hispanoamericana, y finalmente, la miopía, diabetes, hipertensión arterial, apnea del sueño y pacientes con hipotensión arterial.

Tratamiento del Glaucoma

La doctora Gómez  indica que actualmente, el GMSP  cuenta con los avances y tecnología necesaria para el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de esta patología.

Explica que el glaucoma se diagnostica mediante la evaluación oftalmológica que incluye; toma de la Presión Intraocular, chequeo del nervio óptico con el apoyo de tomografía de coherencia óptica y un estudio del campo visual de forma computarizada.

“En el GMSP, en la mayoría de los casos iniciamos con el tratamiento terapéutico, con hipotensores oculares en gotas; posteriormente, en caso de no poder controlar la presión con tratamiento médico pudieran realizarse procedimientos con láser, y luego pasar a los tratamientos quirúrgicos”.

Entre los procedimientos destacan la Trabeculoplastia Láser o Iridotomía Láser,  que consiste en una  cirugía que  facilita que el líquido drene de la parte frontal del ojo, lo que reduce la presión en el ojo.

Tecnología al servicio del paciente

La Unidad de Oftalmología del GMSP cuenta con equipamiento avanzado, según destaca la doctora Gómez. “Contamos con la lámpara de hendidura, que es un dispositivo óptico que se utiliza en oftalmología y optometría para la exploración de las estructuras de la porción anterior del ojo.​

También disponen del tonómetro para medir la presión arterial intraocular y cuentan con el IOL Máster, utilizado para poder medir el eje ocular y de esta manera hacer un cálculo de lente intraocular de alta precisión. Este último es un estudio inofensivo que no requiere tocar el ojo ni colocar gotas de anestesia.

La especialista en oftalmología indica además que, en pacientes normales, sin elevación de la PIO no existe tratamiento que pueda prevenir la enfermedad; no obstante, sugiere llevar una dieta balanceada, no fumar, mantener controles estrictos de comorbilidades, como hipertensión arterial o diabetes y controles oftalmológicos, lo que a su juicio disminuye la probabilidad pero no elimina la posibilidad de padecer Glaucoma.

Para la especialista, lo ideal es que los adultos acudan a control oftalmológico una vez al año, y los niños a partir de los 2 años. “Una pregunta muy frecuente que el paciente suele hacer cuando es diagnosticado de glaucoma es si va a quedar ciego. Es importante señalar que  mientras esté en tratamiento y acuda a sus controles regulares cada 3 o 6 meses, dependiendo del caso, éste riesgo es muy bajo y pudiera pasar el resto de su vida con una visión 20/20 siempre que esté bien controlado”, concluye Gómez.

Instalaciones y quirófanos de punta

Arturo González, gerente de mercadeo del GMSP destaca la importancia de contar con quirófanos con un equipamiento de punta para realizar cualquier cirugía ocular, así como salas de recuperación que permiten a los especialistas blindarse ante cualquier contingencia que pudiera darse durante una intervención.

“En el GMSP al paciente se le garantiza una infraestructura, una dotación y equipamiento, además del personal médico especializado que le brindará la seguridad en su cirugía. De igual forma un espacio adecuado para el post operatorio y recuperación, con el monitoreo necesario.” Destaca además, la importancia de contar con la disponibilidad de espacios de terapia intensiva, hospitalización y cirugía en un mismo lugar.

Para conocer más de los servicios de oftalmología y otras áreas que ofrece el GMSP pueden  comunicarse al 0414 2546422 o seguirlos en Instagram a @grupomedicosp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba