Noti-Tips

La neumonía: El asesino olvidado de los niños

Así de severa definió la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el UNICEF a la neumonía en un reporte del año 2006 que sigue vigente(1).

La neumonía es una complicación grave derivada de la enfermedad neumocócica causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae (neumococo). Entre otras complicaciones están la meningitis, infecciones del oído medio y sepsis(2). La neumonía mata a más niños que cualquier otra enfermedad, más que el SIDA, la malaria y el sarampión juntos.

De acuerdo con la OMS, la enfermedad neumocócica es una de las principales causas de muerte prevenible por vacunación en el mundo, y es la responsable de hasta un millón de muertes en niños menores de cinco años de edad(2). En América Latina, cada 60 minutos ocurren 5 muertes y 25 hospitalizaciones debido a complicaciones asociadas únicamente con neumonía neumocócica(2).

El Dr. Alejandro Cané, especialista en Pediatría e Infectología Pediátrica y miembro de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología, describe al neumococo como una bacteria inteligente, democrática y universal. “Es capaz de modificarse, tiene más de 90 tipos de bacterias que hacen muy compleja la fabricación de una vacuna. Asimismo, afecta a todas las edades sin importar condición social y no reconoce fronteras, va de un país a otro produciendo mucha enfermedad”.

De igual forma, el uso intensivo de antibióticos a nivel mundial ha provocado que muchas cepas del neumococo se vuelvan cada vez más resistentes a los medicamentos(2). Lo que significa que en muchos casos estos padecimientos son difíciles de tratar, y hace que la vacunación cobre más importancia para la prevención de estas enfermedades.

“Después del agua potable, las vacunas son la medida de salud pública más exitosa de los últimos 200 años, pues han cambiado la historia de vida de la humanidad”, afirma el Dr. Cané y explica que el neumococo vive en la nariz y garganta de las personas, habitualmente en los niños menores de 2 años de edad.

En ese sentido, agrega que estos niños se encargan de distribuir el neumococo en la comunidad. “Si tengo una vacuna que es capaz de eliminar la bacteria de la nariz y garganta, ese niño no se va a enfermar e indirectamente protege a su papá, tío y abuelo. Se produce un efecto rebaño”.

Por su parte, la Dra. María Catalina Pírez especialista en Microbiología, Pediatría y enfermedades infecciosas pediátricas, e integrante de la Comisión Asesora de Vacunas del Ministerio de Salud Pública de Uruguay, puntualiza que desde el año 2000 existen vacunas contra el neumococo, y la OMS estableció que es prioridad mundial introducirlas en los esquemas de vacunación, especialmente en los países en vías de desarrollo. “Los países que han tomado la decisión de introducir las vacunas que tienen amplia cobertura reportan experiencias muy buenas, tal es el caso de Uruguay, Costa Rica, y próximamente lo veremos en Argentina”.

La especialista refiere que varios países optaron por incluir la vacuna conjugada neumocócica de 13 serotipos (VCN-13). “Tal es el caso de Uruguay. En 2008 teníamos la VCN-7 y, en 2010, se cambió a VCN-13, para todos los niños menores de 5 años de edad, especialmente los menores de 2 años”.

En ese sentido, la Dra. Angela Gentile, infectóloga, pediatra y epidemióloga, miembro del Comité Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud de Argentina, confirma que este país incluyó VCN-13 hace un año en el calendario nacional de inmunizaciones, lo que implica que es gratuita y obligatoria para todos los niños a partir de los 2 meses de vida. “Luego de analizar la carga de la enfermedad, la eficacia de la vacuna, la experiencia de otros países y los estudios de costo-efectividad, tomamos la decisión para cumplir con el objetivo de disminuir la morbimortalidad por neumonía y enfermedad invasiva”.

El neumococo serotipo 19A ha sido reportado como uno de los de mayor peligro, y el principal causante de enfermedades neumocócicas graves a nivel mundial en niños menores de 2 años, produce otitis media aguda, neumonía grave y meningitis. Además, es resistente a la mayoría de los antibióticos comúnmente usados para tratar infecciones en niños(3).

# # #

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

1.- Wardlaw T et al. The Forgotten Killer of Children. UNICEF, WHO, 2006.

2.- Comunicado de Prensa. Conferencia Latinoamericana de Enfermedad Neumocócica 2013.

3.- Ear infection superbug found to be resistant to all pediatric antibiotics. [Sitio en Internet] Disponible en: http://www.news-medical.net/news/2007/10/17/31298.aspx Consultado: 13 de marzo de 2011.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba