Noti-Tips

Las UCI libran una batalla permanente para salvar la vida del paciente

Del total de pacientes que entran en una Unidad de Cuidados Intensivos, se calcula que un 40% presentan insuficiencia renal aguda (IRA), una condición de salud bastante crítica si se toma en cuenta que apenas un 30% de ellos tiene probabilidad de sobrevivir.

El doctor Alfredo González Cazorla, internista-nefrólogo del Centro Médico de Maracay, hace esta afirmación al tiempo que resalta la labor desarrollada por las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), pues día a día batallan interrumpidamente para salvar la vida de sus pacientes.

“Quienes ingresan a una UCI son monitorizados hemodinámicamente las 24 horas del día y en caso de diagnosticarse falla renal aguda, y si esta indicada se procede al tratamiento sustitutivo de la función renal. Cuando las condiciones hemodinámicas del paciente son estables, se lleva a cabo el tratamiento dialítico convencional, pero si pero si estas condiciones son inestables, se debe aplicar la conocida Terapia de Reemplazo Renal Continuo (TRRC) que resulta más suave, al durar usualmente 72 horas, permitiendo modificar los parámetros según vaya evolucionando el paciente”.

Desde hace un año, comenta en doctor González, el Centro Médico de Maracay cuenta con el equipo Prismaflex, el cual permite ofrecer Terapias de Reemplazo Renal Continuo con destacadas ventajas cuando el paciente no puede recibir la diálisis convencional, porque esta última agrava la hipotensión y los riñones se alteran y retarda su recuperación.

“Entre las ventajas de la Terapia de Reemplazo Renal Continuo vale destacar que al paciente, con exceso de volumen, se le pueden extraer líquidos de manera progresiva y lentamente, manteniéndole el equilibrio hemodinámico. Asimismo, se logra la recuperación más rápida del riñón y se reducen los días de hospitalización y costos”, subraya el nefrólogo González.

A diferencia de la diálisis convencional, con la TRRC se le pueden administrar líquidos esenciales al paciente, tales como la nutrición protéica con aminoácidos a través de la alimentación parenteral. Eso mejora la recuperación de los tubulos renales dañados. Por otra parte, los parámetros ventilatorios mejoran, pudiendo incluso desconectar al paciente de la ventilación mecánica.

La insuficiencia renal aguda que presentan los pacientes en una UCI puede deberse a problemas infecciosos (sepsis) con fallas multiorgánicas, intervenciones quirúrgicas (vasculares o abdominales); cardiopatías isquémicas (infarto miocárdico, insuficiencia cardíaca) o traumatismos en general.

El área de Cuidados Intensivos del Centro Médico Maracay cuenta con seis camas, cada una de ellas con equipos de monitoreo continuo para asistencia cardiovascular y respiratoria, Además de dos equipos de reemplazo renal: uno para Diálisis Aguda Convencional y otro para TRRC. “Este último equipo nos permite una mayor flexibilidad pues podemos dar: Ultrafiltración Lenta Continua, Hemofiltración Continua Veno-Venosa, Hemodiálisis Continua Veno-Venosa y Hemodiafiltración Continua Veno-Venosa.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba