Noti-Tips

Pie diabético: Cuando la prevención es clave

PIE DIABÉTICO

CUANDO LA PREVENCIÓN ES LA CLAVE

 

Caracas, agosto 2010. (Connexion) El pie diabético es una complicación seria, crónica de la diabetes mellitus, producida por una combinación de factores vasculares y nerviosos, que llevan a la falta de oxigenación de los tejidos (enfermedad microvascular) y alteraciones de los nervios periféricos (polineuropatía diabética), lo cual se traduce en la aparición de úlceras a nivel de la planta del pie.

Según Rhadamés Figueroa, director médico de Laboratorios Merck, toda persona que padezca de diabetes debe estar atenta a la aparición de síntomas sensitivos como calambres, hormigueos, sensación de ardor o quemazón en la planta de los pies o en los dedos, así como cambios en la piel, dolor y cambios de coloración (color azulado de los pies) por ejemplo. “La presencia de alguno o varios de estos síntomas nos debe alertar sobre la posibilidad de Pie diabético, por eso hay que atenderlo de manera rápida y oportuna”, comentó Figueroa.

La principal causa del pie diabético es el desarrollo de la polineuropatía diabética, pero también la presencia de enfermedad arterial periférica o la microcirculación, puede incidir en la aparición de este síntoma. “Sólo un adecuado y estricto control de la diabetes podría prevenir la aparición de las complicaciones, además de un diagnóstico temprano y un tratamiento efectivo y acertado podría retardar la aparición del pie diabético”, comentó el director médico de Merck.

Todo paciente diabético puede complicarse con un pie diabético, sólo depende de la aparición de las complicaciones y de la falta de un adecuado control de la hiperglicemia que lleva a la excesiva producción de radicales libres que afecta el endotelio vascular y produce hipoxia endoneuronal o cambian por atrofia en los nervios periféricos. Por tal motivo, a las personas con problemas de circulación y de la tercera edad se les recomienda los siguientes cuidados:

  • Lavar los pies diariamente con agua caliente y luego secarlos de manera meticulosa, prestando especial atención a los espacios interdigitales (entre los dedos).
  • Las uñas de los pies deben cortarse con cuidado. Los pacientes con mala vista o manos temblorosas deben pedir a otras personas que se las corten. Las uñas no deben ser más cortas que el extremo del dedo.
  • Es necesario inspeccionar con frecuencia los pies, vigilando la aparición de zonas resecas o fisuras, sobre todo alrededor de las uñas y en los espacios interdigitales. Es recomendable la utilización de talco si la piel está húmeda, o recubrirse con crema hidratante, si la piel está seca. Las plantas de los pies deben ser inspeccionadas con un espejo o por otra persona. Debe tenerse un cuidado especial con los callos y las durezas, que deben ser atendidas por un podólogo. No se deben utilizar antisépticos potentes (yodo), ni callicidas.
  • Si aparecen ampollas o infecciones, debe consultarse inmediatamente al médico.
  • No deben utilizarse bolsas de agua caliente. Es preferible utilizar unos calcetines.
  • Los zapatos deben ajustar bien (sin apretar) y ser confortables, dejando espacio para que los dedos descansen en su posición natural.
  • Los zapatos nuevos deben calzarse progresivamente, cada vez durante un tiempo un poco más largo.
  • Se deben utilizar medias de algodón o lana, mejor que de nylon. Deben cambiarse diariamente.
  • Caminar con los pies descalzos es peligroso, ya que una pequeña herida puede tardar mucho en curarse.
  • Dejar de fumar. El tabaco es muy perjudicial para los diabéticos, porque produce vasoconstricción.
  • Otro aspecto de la prevencijón que merece cierta atención, es el diseño de calzado a medida para los diabéticos con pies muy vulnerables. Estos zapatos deben estar diseñados para redistribuir las fuerzas que soporta el pie.

Finalmente, Rhadamés Figueroa comentó que es necesario que el público en general conozca los factores de riesgo para desarrollar diabetes, mientras que el paciente diabético debe cumplir cabalmente la dieta, hacer ejercicio, seguir rigurosamente su tratamiento y asistir al control regular con el médico tratante. “Ésta es la forma que podemos asegurarnos de evitar el pie diabético“, dijo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba