Noti-Tips

Regalos empresariales: inversión que brinda satisfacción a todos

Desde tiempos inmemoriales, obsequiar es una costumbre presente en la civilización humana. Los pueblos primitivos se hacían regalos con la esperanza de que el obsequiado hiciera algo por él o dejara de perjudicarlo de algún modo. Griegos y romanos incorporaron esa práctica. Esta tradición se ha mantenido de generación  en generación y hoy es una práctica común. Navidad, fin de año, día de las madres, aniversarios, cumpleaños, son muchos los motivos para ofrecer un regalo. Uno de los que últimamente han cobrado mayor importancia, son los regalos que brindan las compañías a sus clientes, asociados y empleados, los regalos empresariales.

Un regalo puede comunicar de muchas formas la identidad, los valores, la cultura de una empresa. A través de un presente se pueden construir lazos afectivos con el otro, demostrar interés. Y en el mundo empresarial, el regalo es un elemento de comunicación fundamental, sinónimo de buena voluntad, generador de un mensaje positivo en pro de la empresa, que construye un vínculo indisoluble con el receptor del obsequio. Este acto, como mecanismo publicitario y de comunicación de la empresa, debe causar una sorpresa positiva en el destinatario, ser elemento de diferenciación que a la larga signifique un mejor posicionamiento de la empresa con respecto a otras.

Vínculo necesario          

Son variados los beneficios estratégicos de los regalos empresariales:

  1. Todo negocio necesita de la publicidad para darse a conocer y un regalo es un excelente vehículo de promoción.
  2. Se establece una relación de empatía entre la empresa y sus trabajadores, clientes fijos o potenciales. Esto es fundamental, permite a la compañía estrechar nexos, que incluso podrían convertirse en más posibilidades de negocios en el futuro.
  3. Genera un proceso de recordación y familiarización de la marca, lo que implica crear afinidad en algunos casos de manera inconsciente, que puede ser determinante al momento de decidir comprar un producto en vez de otro.
  4. En muchas ocasiones, un regalo especial hace la diferencia entre una empresa y la competencia, lo que se convierte en la retención del cliente por un tiempo indeterminado. Además, relaciona al obsequio empresarial con la marca, producto o logotipo característico de su negocio,  lo que distinguirá a la empresa por encima de otras.
  5. Se inserta en la mente del consumidor, de esta manera coloca a la empresa en una posición de privilegio, gracias a los impactos visuales que se logran con el regalo y a la transmisión del mensaje con el mismo.

Inversión con garantías          

Saber regalar y presentar los artículos promocionales se convierte a nivel corporativo en una excelente oportunidad para estar muy cerca del público en general, a los cuales se les quiere llegar de una manera agradable, grata. Que las personas sepan que la empresa está ahí, se acuerda de ellos. Significa esto que el tema del presupuesto destinado a los regalos empresariales es importante, pero no determinante. Hay que considerarlo como una maravillosa inversión para la empresa, los recursos se optimizan gracias al nexo satisfactorio que se constituye. En consecuencia, no escatime, ni dude: regale un presente pensando en el futuro.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba