Noti-Tips

Riesgos laborales: Todo lo que debes saber

Los riesgos laborales son todos aquellos tipos de peligros que se pueden presentar en el lugar de trabajo, los cuales pueden provocar accidentes o siniestros, como heridas, traumatismos, daños físicos y psicológicos, entre otros, que pongan en peligro la vida del trabajador.

Incluye actividades, así como materiales que tengan la probabilidad de causar incidentes o lesiones en condiciones específicas, los cuales deben eludirse a toda costa, para prevenir imprevistos y muertes en el lugar de trabajo.

¿Cuáles son los tipos más comunes de riesgos laborales?

Los riesgos laborales, en ocasiones, se pasan por alto, porque la empresa no está al tanto de ellos, por lo tanto, resulta indicado la identificación de los posibles riesgos laborales en el lugar de trabajo con la finalidad de evitar accidentes.

Los tipos de riesgos más comunes son los siguientes:

Riesgos de seguridad

El peligro de seguridad es el tipo de riesgo más común existente en una obra, y ocurre por condiciones de trabajo inseguras que pueden causar incidentes, lesiones, enfermedades y la muerte, tales como:

  • Desbordamiento de líquidos en el suelo, obstáculos que causan tropiezos, bloqueos, entre otros.
  • El trabajo desde las alturas, en tejados o zonas de gran altura, el cual incluye andamios, escaleras, entre otros.
  • El uso de maquinaria en movimiento sin la debida protección.
  • Peligros eléctricos por cables en mal estado, falta de dispositivos para generar tomas de tierra, entre otros.
  • Peligros relacionados con la manipulación de maquinaria.
  • Espacios confinados que representen un riesgo para la vida del trabajador.

Riesgos biológicos

Relacionados con el peligro biológico por interacción directa con materiales infecciosos, animales o personas contaminadas. Los trabajadores de mayor riesgo son los que trabajan en los hospitales, laboratorios, emergencias, residencias para mayores, escuelas, guarderías y universidades.

Los agentes a los cuales pueden estar expuestos son:

  • Fluidos corporales y sangre.
  • Virus y bacterias.
  • Moho y hongos.
  • Picaduras de insectos.
  • Excrementos de animales.

Riesgos químicos

Se presentan por la exposición directa a cualquier preparado químico o sustancia que pueda originar irritaciones, problemas respiratorios y enfermedades, tales como:

  • Productos de limpieza, disolventes, ácidos, pinturas, entre otros.
  • Humos y vapores que se originan durante la soldadura y el uso de productos químicos.
  • Contacto directo con materiales explosivos e inflamables.
  • Pesticidas.

Riesgos ergonómicos 

Estos se refieren a condiciones de trabajo que someten al cuerpo a una carga o tensión excesiva, por el tipo de trabajo y las posiciones del cuerpo adoptadas. Generalmente, se produce dolor los días posteriores a la exposición, y a largo plazo, se pueden convertir en enfermedades graves. 

Los riesgos ergonómicos se producen por:

  • Levantamiento de peso frecuente.
  • Aplicación de fuerza de forma repetida.
  • Movimientos repetitivos que originan incomodidad.
  • Lugares de trabajo con mobiliario mal ajustado.
  • Vibraciones en el entorno.

Riesgos por organización del trabajo

En referencia a los factores que causan incomodidad emocional, tales como estrés, ansiedad y tensión en los trabajadores, generalmente por la carga de trabajo, falta de respeto y organización. 

Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Violencia en el espacio de trabajo.
  • Mayor exigencia en la carga de trabajo.
  • El respeto o su ausencia.
  • Desequilibrios entre la flexibilidad y el control.
  • Acoso sexual.
  • Apoyo o falta de él, en cuanto a las relaciones sociales.

Riesgos físicos

Relacionados con aquellos factores del espacio ambiental que pueden ocasionar daños en el cuerpo sin tener roces directos con él. 

Entre los riesgos físicos destacan:

  • La exposición a la luz solar directa o rayos ultravioleta.
  • La exposición a radiación, tanto de fuentes ionizantes como no ionizantes.
  • La exposición a temperaturas extremas, frío y calor.
  • La exposición a ruidos extremos y repetitivos.

¿Quiénes deben identificar los riesgos laborales?

Las personas encargadas de identificar los riesgos laborales son los administradores de las empresas, directivos y demás personas de seguridad, los cuales deben evaluar los riesgos habituales en cada espacio de trabajo, empleando para ello protocolos y normas de seguridad, evaluaciones periódicas, así como procedimientos de identificación de siniestros.

¿En qué momento se debe realizar el proceso de identificación de riesgos laborales?

Con la finalidad de garantizar la seguridad de los trabajadores y de todo el personal, la identificación de los riesgos debe realizarse en los siguientes momentos:

  • Antes de iniciar cada turno.
  • Al introducir nueva maquinaria, equipos y procesos distintos a los habituales.
  • Durante la realización del trabajo.
  • Durante las inspecciones de carácter formal e informal.
  • Una vez producidos los incidentes.

¿Cuáles son los beneficios de identificar los riesgos laborales?

Garantizar un espacio de trabajo seguro y agradable para todos los trabajadores es lo ideal, por lo tanto, se debe fomentar la conciencia laboral en los empleados acerca de los potenciales riesgos en el lugar de trabajo, para así aplicar los protocolos de seguridad necesarios que permitan evitar accidentes y siniestros.

Los beneficios de llevar a cabo estas prácticas permiten:

  • Potenciar la actividad laboral de la empresa.
  • Evitar enfermedades, lesiones y accidentes relacionados con el trabajo.
  • Impulsar la productividad, compromiso y eficiencia de los trabajadores.
  • Evitar incidentes y daños inesperados.
  • Contribuir al cumplimiento de las leyes y reglamentos.

¿Cómo identificar los riesgos laborales?

Los procedimientos de identificación de riesgos laborales se realizan a través del trabajo cooperativo de empresarios y trabajadores, llevando a cabo los siguientes pasos:

  • Diagnóstico y recopilación de información de los posibles riesgos existentes en el lugar de trabajo.
  • Inspecciones periódicas en las instalaciones para la detección de nuevas amenazas.
  • Revisión de los registros de incidentes para la realización de investigaciones a fondo.
  • Determinación y evaluación del nivel de riesgo, frecuencia e importancia, para dilucidar cuál debe ser prioridad.

¿Cuáles son las medidas de control de riesgo que se pueden aplicar?

Hoy en día se ha desarrollado una jerarquía de controles que permiten aplicar soluciones y controles más eficaces para prevenir los riesgos, tales como:

  • Eliminación: constituye la retirada o supresión del peligro potencial en el entorno.
  • Sustitución: emplea la sustitución del riesgo por algo menos peligroso.
  • Controles de ingeniería: implica la reorganización del entorno para suprimir los posibles riesgos.
  • Controles administrativos: constituyen las señales y protocolos de advertencia y señalización para la prevención de accidentes y minimización de los riesgos.
  • EPI: constituye la dotación de equipos especializados para suprimir el peligro, tales como cascos, guantes, gafas, botas, respiradores, entre otros.

Hoy en día, la prevención de siniestros e incidentes en los espacios de trabajo es posible, ya que existen protocolos de seguridad que se deben llevar a cabo con cierta frecuencia, para evitar los riesgos potenciales y ofrecer un ambiente seguro y agradable, que permita desempeñar una rutina de trabajo orientada a potenciar la productividad de la empresa y el bienestar de los trabajadores.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba