Noti-Tips

Vacunarse es una de las medidas preventivas contra la gripe

Nuestro país está ubicado en el trópico y por lo tanto no se experimenta las cuatro estaciones climáticas, sino un período lluvioso y otro de sequía. El pediatra y epidemiólogo Eduardo Villarroel explicó que esto permite que el virus influenza estacional circule durante todo el año, alcanzando una mayor prevalencia durante los meses donde se registran temperaturas más bajas.
El médico hizo hincapié en la importancia de masificar la educación para la salud y  la vacunación anual, este último aspecto con el fin de lograr que el organismo genere los anticuerpos necesarios para aminorar la posibilidad de contagio y complicaciones que comprometan las vías respiratorias. También especificó que para garantizar que las vacunas contengan las cepas activas cada año, diversas instituciones médicas a escala mundial recolectan muestras de pacientes con síntomas de gripe.

 En Venezuela, dicho material es recolectado en centros de salud que forman parte del sistema de vigilancia epidemiológica de virus respiratorios.  El Hospital Universitario de Caracas  es el principal centinela a nivel nacional y el equipo de la Unidad de Epidemiología de este hospital envía las muestras al Instituto Nacional de Higiene, que es el centro de referencia nacional, donde se analizan las cepas que están circulando en el país. Los análisis de todos los países se estudian a escala internacional y se desarrolla una vacuna capaz de contrarrestar el virus.

Debido a la ubicación geográfica de Venezuela, es recomendable aplicarse la vacuna anual en la misma temporada que el resto de los países ubicados en el hemisferio norte (entre septiembre y octubre) para que el efecto de protección se logre en el periodo que hay mayor número de casos por influenza estacional.

El médico recomendó la vacunación anual, aún si se repite la misma cepa dos años seguidos, ya que es la mejor manera de alcanzar un nivel adecuado de protección. “Este año, por ejemplo, las cepas contenidas en la vacuna de influenza estacional de  2011-2012 son iguales a las de 2010-2011, pero es recomendable reforzar la vacuna”, agregó.

 La vacuna puede administrarse a partir de los 6 meses de edad. El doctor Villarroel enfatizó que lo mejor es aplicarse las vacunas en instituciones de salud ya sean públicas o privadas que cuenten con un equipo profesional idóneo quienes cumplan con los lineamientos de los programas de inmunización nacional, asegurar la preservación del compuesto biológico y el control de la cadena de frío. De esta forma se disminuye la posibilidad de que el componente pierda su eficacia y se presenten reacciones adversas.

Para finalizar, el médico enfatizó la importancia de vacunar a toda la población, en especial a los menores de dos años, adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas y quienes tienen algún factor de riesgo adicional como enfermedades cardíacas o pulmonares que son más susceptibles a complicaciones como son las neumonías.

Medidas de prevención

– Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar. Arroje el pañuelo a la basura luego de utilizarlo.
-Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. Si no se dispone de agua y jabón, utilice desinfectante para manos a base de alcohol.
– Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera.
– Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.
– Mientras esté enfermo, limite el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba