Emprendimiento

OH deja huella en la joyería y orfebrería de Venezuela

Yelitza Izalla Yánez
@yizalla

Joyerías OH va más allá de un mostrador, de unas prendas hermosas y el trato amable con el cliente. Sus creadores, quienes tienen 25 en el mercado, ahora manejan tres líneas de negocio: tienen la escuela de orfebrería; diseñan y apoyan a emprendedores venezolanos.

La escuela y tienda, ubicada en el centro comercial Los Naranjos, tiene un toque especial, porque incluso los muebles con los cuales trabajan e imparten clases son auténticos de 1920.

Apoyo al emprendimiento

En la Joyería OH la vitrina se comparte, ese punto hoy en día sirve de plataforma para que emprendedores venezolanos den a conocer sus piezas.

Joyas de Fuego, Zaga, Caterina Valentino, Gabriela Campo y Mariale Villamizar son algunos de esos talentos criollos que comparten vitrina con el estilo de OH.

“El mostrador es lo que todos conocemos como la tienda, allí ofrecemos piezas y accesorios propios de nuestra marca, así como de firmas aliadas que complementan nuestra oferta valor. Creemos en que juntos podemos demostrar que en Venezuela se hacen cosas maravillosas”, dijo Dao.

Cómo nacieron

La educación siempre ha sido el fuerte de Betsy Dao de Guzmán, fue profesora en la Escuela de Odontología de la UCV por 27 años y coordinadora general por unos años, “con eso cerré con broche de oro mi carrera”.

Sin embargo, cerrar la puerta al trabajo no era un opción, porque la jubilación no la avizoraba sin actividad alguna y allí nació un negocio familiar al que se unieron buenas amigas y un orfebre, Freddy Arboleda, que le enseñó sus primeros pasos.

“No quiero ser la mejor orfebre, si no tener la mejor escuela”, dijo Dao de Guzmán en ese tiempo y así fue como proyectó lo que hoy es la Escuela de Orfebrería OH, la cual opera desde 1993.

Actualmente el pensum tiene tres niveles (básico, intermedio y avanzado), la evolución a cada una de las etapas depende del tiempo que el alumno necesite para prepararse, pues aquí no aplica el tiempo sino la creatividad y un proceso de aprendizaje que requiere de mucha precisión, constancia y definición de estilo.

“Hay alumnos que tardan años y otros no. Aunque el promedio es entre un año y medio y dos. Aquí ellos van formado su estilo”, confiesa Dao de Guzmán.

También dan algunos cursos cortos y muy específicos que sirven a los joyeros para la especialización en un tipo de material o técnica; un ejemplo son los de alta joyería o moldeado de
cera o plata.

Por su parte, María Alexandra Dao comenta que en la escuela imparten clases de orfebrería con el foco de formar orfebres profesionales, a través de un programa diseñado y estructurado que abarca las diferentes técnicas y “una vez graduados deben ser capaces de resaltar por su trabajo en cualquier lugar del mundo. Hoy en día algunas de nuestras exalumnas no sólo se proyectan en Venezuela, sino en Estados Unidos, España, México y Colombia, entre otros países”.

Recordó que también los cursos cortos que complementan los estudios anteriores, “estamos felices de impartir nuestros conocimientos rodeados de un grupo de profesoras igualmente egresadas de nuestra escuela, la cual tiene un rico ambiente que mientras aprendes te diviertes”.

Llegan para quedarse

Una mañana en la cual a Caracas se la traga su ajetreo matutino, en OH otro es el ambiente.
Muy temprano llegan las alumnas, algunas ya no están en formación, pero consiguen en ese lugar un sitio para compartir, para seguir aprendiendo y con mucha rigurosidad se colocan los delantales y acatan las normas del salón de trabajo.

Jewel González es una de esas alumnas que al culminar sus estudios piensa que aún debe volver a ese lugar para seguir creciendo como profesional y afianzar sus técnicas.

“Estoy aquí desde 2011, me gradué y sigo viviendo a la escuela, porque cada día hay cosas nuevas e interactuó; confieso que en otros cursos no me he sentido tan a gusto”.

Actualmente trabaja la plata y el aluminio en su empredimiento en @jewelparadi.

Por su parte, María Alicia Molina, también es odontólogo y llegó a OH porque se reencontró con su profesora Batsy Dao, quien ahora sigue compartiendo sus conocimientos pero no en el ámbito sanitario si no de joyería.

Confiesa que se sintió en confianza al ver a Dao y que lleva 8 años haciendo bisutería, aunque todavía no define su emprendimiento.

“Aquí hago lo que quiero, además el venir, aprender y perfeccionar técnicas y compartir con mis compañeras es toda una terapia”, destacó.

Para María Alexandra Dao, el taller tiene su encanto. “Fabricamos piezas diseñadas en OH, que luego son ofrecidas en nuestra tienda, así como también se realizan aquellas que los propios clientes diseñan o tienen una idea de la misma y se acercan a nosotros para que juntos podamos lograr esa pieza que requieren para sí o para algún regalo especial”.

Igualmente, comenta que en ese lugar reparan y transforman lo que les sea solicitado, “siempre de acuerdo a las líneas y técnicas de la orfebrería. En fin, en nuestro taller hacemos que un sueño se vuelva realidad, nuestro jefe de taller es el orfebre Freddy Arboleda, quien es nuestro socio y tiene años en la firma”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar