Mundo Empresarial

Osman Prada, el cura venezolano que interpreta a Ricky Martin

El Padre Bomba, así conocen en Italia a Don Osman Prada, párroco de tres pequeñas comunidades en la región de Abruzzo, a poco más de una hora de la capital de ese país europeo. Pero el sacerdote Prada no solo se caracteriza por su temeridad y carisma musical al interpretar públicamente el éxito de finales de los años 90 “La Bomba” del cantante puertorriqueño Ricky Martín, sino que también es venezolano, nacido en Maracaibo, estado Zulia.

La famosa estrofa: “Es una bebida que va cambiando tu vida. Una gotita de nada te vuelve loca, loca divertida”, se escucha en el escenario de “La Corrida”, programa de televisión transmitido por el Canal 5 de Italia.

Ahí fue el gran debut de Don Osman, en 2011. Cada semana participaban 10 personas para ganar bonos de mil euros para hacer mercado y premios metálicos de 1.500 euros, además de un peluche del toro de “La Corrida”.

–Ese programa es como lo era Cuánto vale el show, algo por el estilo, donde no hay un jurado especial, sino que el jurado es el público. Si yo gusto al público, la gente aplaude –explica el sacerdote.

Y sí que aplaudieron al Padre Osman. El cura de 45 años de edad cuenta que cuando subió al escenario y dijo que cantaría “La Bomba” de Ricky Martin todo el mundo se echó a reír. Pero cuando terminó de cantar, el estudio que transmitía en vivo su presentación a toda Italia se iba a caer de tanta algarabía que ocurría entre el público.

–El presentador me dijo: “Padre, pero usted se trajo a toda la congregación al programa” –recuerda entre risas.

A los 23 años salió de Venezuela con la oportunidad de continuar sus estudios de Seminario en Roma. Ya había explorado en años anteriores sus cualidades artísticas con mira a convertirse en galán de telenovelas en Venezuela, pero el seminario era su vocación. En 1997 fue ordenado sacerdote y decidió quedarse en Italia por su espíritu aventurero y las muchas amistades que ya había cultivado allí.

Padre Osman junto a Papa Benedicto XVI.
Padre Osman Prada junto a Papa Benedicto XVI.

–En el programa yo dije que quería cantar esa canción, porque lo que yo quería era traer alegría. A mí no me interesaba la letra, sino la música pegajosa. Además tenía miedo de equivocarme con la letra de cualquier otra canción, así que elegí cantar esa, que yo dominaba muy bien –explica con un tono cómplice–. La canté y causó mucha sensación. El sacerdote que canta «La Bomba», decían.

En efecto, el padre Osman resalta que cuando canta, sea en cualquier tarima o reunión, se toma unos segundos para explicar a su público que él canta a la vida, a la amistad, al amor y a Dios.

–Y tenemos que ser alegres y felices, pues –enfatiza–. Cuando fui a elegir la canción para participar, pensé: si yo canto una canción suave, muy seria, no voy a dar en el ojo a la gente, como dicen aquí. Mi participación en el programa iba a ser muy de cura, muy seria. Entonces me dije: yo quiero algo alegre, algo que yo domine bien. Y, bueno, Ricky Martin es conocido.

Se fue al programa con la bendición del Obispo de la Arquidiócesis del centro de Italia y su éxito fue inmediato. Después de su aparición en televisión nacional le ofrecieron espacios en radio y televisión regional de su ciudad, L’Aquila, donde acompañaba la reflexión con mucha música hispana.

Padre Don Osman Prada cantó en boda, tras realizar la ceremonia
Padre Osman Prada cantó a novios en una boda, tras realizar la ceremonia.

Para Don Osman, la experiencia de ser venezolano, estar fuera de su país y cantar en un programa de transmisión nacional fue una oportunidad para hablar de Venezuela, su tierra. Además de una oportunidad para tocar otros temas que interesaban a su comunidad en L’Aquila, que sufrió los estragos del terremoto de Abruzzo del 2009.

–Cantar en “La Corrida” fue una experiencia muy bella. Lo que sentí fue ante todo orgullo. Solamente mi presencia en ese programa confirmó que nosotros los venezolanos somos guachafiteros, nos gusta la música. Hacer eso solo se le podría ocurrir a un cura venezolano o latinoamericano, no a uno europeo. Aunque también tienen sus moscas blancas aquí.

Por si fuera poco, el apoyo venezolano a la actuación del Padre Osman no se hizo esperar, tras su interpretación en el concurso. Según cuenta, al finalizar la transmisión, la redacción del programa le hizo llegar una cantidad de e-mail’s dirigidos a él, que fueron recibidos durante el programa.

–Eran como unas 50 hojas, y eran justamente e-mail’s de ítalos-venezolanos que se encuentran aquí en Italia en varios puntos del país, diciéndome: “Padre, bellísima su presentación, bellísimas sus palabras. Estamos muy orgullosos de usted. Somos de Venezuela. Qué bello. Lo apoyamos”. Mira, eso fue maravilloso porque yo no solo representé a Venezuela, sino que lo hice en una nación donde hay muchos ítalo-venezolanos. Y yo hice que, en cierta forma, ellos vivieran ese momento como un momento muy del venezolano. Fue una gota de alegría que yo en ese momento les entregué a través de la televisión.

Bum, bum.

Dando media vuelta.

Bum, bum.

Otra vuelta más.

Bum, bum.

En cada esquina, Nena, dame más…

 

Después de su gran debut musical, Don Osman continúa utilizando la música como elemento de unión en su parroquia y regalando momentos de disfrute a quienes quieran escucharlo cantar y verlo bailar. A veces, cuando le invitan, canta con una agrupación de jóvenes en ferias y plazas de su ciudad, así como en matrimonios y para sus iglesias. Fuera de la iglesia no solo canta «La Bomba», aunque esta es la que más le piden. También interpreta ocasionalmente temas como «Cielito Lindo», «Bésame Mucho» y «La Historia de un Amor». Actualmente, está por negociar la grabación de un álbum, para que su carisma impulse los ingresos de la beneficencia de sus parroquias y así ayudar a mucha más gente.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba