Mundo Empresarial

SenosAyuda, guerreras que viven “A sostén quita’o”

Hace diecisiete años, a Bolivia Belisario de Bocaranda –la esposa del periodista Nelson Bocaranda– le diagnosticaron cáncer de mama. Fue un golpe fuerte para ella y su familia. Pero bien lo dijo su marido a Analítica en una oportunidad: “Bolivia siempre ha sido muy directa, y cuando se enteró de la enfermedad, decidió operarse de inmediato”.

Además de decidirse por el quirófano, esta dama buscó apoyo en dos amigas –Beatriz García de Ottengo e Ingrid Niemtschik de Borges– que estaban sufriendo el mismo mal. Comenzaron a reunirse y crearon un grupo que se llamó “A sostén quita’o”. “Es que, literalmente, nos quitamos el brasier, porque estábamos recién operadas”, comenta la emprendedora. Pero poco a poco, ese encuentro de amigas que se apoyaban unas a otras, comenzó a crecer.

Lamentablemente, a los cinco años falleció Beatriz, una de las principales motivadoras de esta iniciativa. Ese momento fue el detonante para que Bocaranda tomara la iniciativa de formalizar las reuniones y creara su fundación: SenosAyuda.

Actualmente, la institución tiene presencia en Caracas, los Altos Mirandinos, La Guaira, San Cristóbal, Punto Fijo, Puerto Ordaz, Puerto La Cruz, Margarita, Calabozo y Acarigua. Además, tiene alianzas regionales, gracias a la formación que su directiva tiene en el American Cáncer Society.

“Participamos en un concurso dirigido a personas que estuvieran trabajando el tema del cáncer, y fuimos seleccionadas para entrenarnos en Atlanta. Durante la evaluación del programa, yo comenté que si realmente se quería tener impacto en Latinoamérica, la organización debía ser menos internacional”, dice Bocaranda. “Es que había estudiantes de India, Pakistán, África, Europa… personas con realidades que estaban completamente alejadas de la nuestra. Así empezamos a elaborar un proyecto que era más a nuestra medida”.

Eso hizo a que SenosAyuda se convirtiera en miembro fundador de la Unión Latinoamericana Contra el Cáncer de la Mujer (Ulaccam).

Las vertientes

Esta ONG busca dos fines. El primero de ellos es brindar apoyo a la paciente de cáncer y a sus familiares. El otro está relacionado con el fomento de campañas de prevención. “Si logramos cambiar el chip de las personas, los diagnósticos podrían hacerse a una edad temprana y las posibilidades de sobrevivencia serían mayores”.

Aunque Bocaranda es tácita en explicar que todavía no existe un método que impida la llegada del cáncer, hay elementos clave que se deben tomar en cuenta para conocer el riesgo de padecer la enfermedad. “Uno de nuestros principales mensajes es que debes ir al médico una vez al año, hacerte la mamografía después de los treinta y cinco años y no olvidarte del autoexamen. Está atenta a cualquier anomalía que sientas dentro de las mamas. Si notas algo extraño, acude al doctor”.

Según cifras del libro “A sostén quita’o”, que habla sobre la institución y sus fundadoras, desde 2007 hasta 2014 se atendió a unas 150.562 damas.

Tiempos difíciles

Uno de los momentos más crueles a los que se enfrentan las voluntarias de SenosAyuda es cuando fallece alguna de las personas que llega a la organización. “Nos pasó cuando se murió Beatriz. El golpe fue tan fuerte que hubo gente que se retiró del programa porque no podía lidiar con el duelo”.

Es que la mayoría de las integrantes de esta organización son sobrevivientes del cáncer. Por esa razón, crean una empatía tan grande con cada mujer que reflejan sus propias vidas en la de otras.

“Ahorita que no se consiguen los medicamentos es realmente muy angustioso. La otra noche estaba llamando a los familiares de dos personas que murieron a ver si habían dejado algún medicamento para entregárselos a otra”.

A pesar de esos tragos amargos, el trabajo continúa. La organización se sustenta con la ayuda del empresariado. “Nosotros tenemos un programa que le ofrecemos a las compañías, con el fin de que ellas puedan cumplir su proyecto de responsabilidad social”. Y las charlas son tan buenas que eso les ha permitido construir toda una base de contactos en función del boca a boca.

A estas alturas, el fin de esta institución sigue claro: defender el derecho a la salud. Día a día se construye toda una red de voceras y aliadas que ayudan a cada paciente a cobrar fuerzas para hacerle frente a un enemigo que es agresivo, pero no imposible de vencer.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba