Entretenimiento

18 mitos universitarios

Los orígenes de nuestras universidades están poblados de susurros y rumores coloniales. En 1721 se creó la Real y Pontificia Universidad de Caracas (hoy UCV) y en 1808 la de Mérida (hoy ULA), desde entonces son muchas las historias que circulan por los pasillos de estas 167 casas de estudio, unas verdaderas, otras falsas, pero todas ocupan por segundos la mente de más de un millón trescientos mil estudiantes de educación superior en Venezuela.

Aunque el (%=Link(«http://buscon.rae.es/draeI»,»Diccionario de la Real Academi»)%)a indica que la palabra mito se refiere a “Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen”, para este cacería de mitos acercamos el término a las representaciones colectivas del estudiantado, a su hablar en torno a lo que aspira, a lo que le teme, a sus ansiedades, que se amalgaman en leyendas urbanas que trataremos de confirmar o desechar.

El mito actual, afirma Roland Barthes, es un tanto “anónimo, retorcido, parlanchín, fragmentado”, pero a la vez no puede negarse, como sugieren Morles, Medina y Álvarez (UNESCO, 2003), que nuestras universidades están atacadas por males como la desigualdad de oportunidades de estudio; carencias normativas, burocracia (académica y administrativa) y visión cortoplacista que predomina entre el estudiantado. Ya lo veremos…
(%=Image(7001111,»L»)%)
Cierto

1) En la (%=Link(«http://www.uma.edu.ve/»,»Universidad Monteávila»)%) llaman a tus padres si te portas mal
Cierto. Pero no sólo eso. También vigilan con quien andas y no puedes cerrar la puerta de “tu” habitación en las residencias de la institución. Si eres mujer debes cuidar como vistes porque podrías ser demasiado provocativa. Sin embargo, “es comprensible ¿no? Al fin y al cabo lo hacen por la salvación de tu alma” (Testimonio de una estudiante expulsada en el 2005).

2) El comedor de la (%=Link(«http://www.ucv.ve/»,»UCV»)%) es el más barato de América Latina
Cierto. Si no lo era cuando cobraban apenas DOS BOLÍVARES (BS. 2) debe serlo ahora que es gratis.

3) Los campus universitarios son zona roja
Cierto. En el 2005 se denunció en la prensa nacional que un importante porcentaje de pagos de rescates de secuestrados se realizaban en la UCV y numerosos autos robados son “enfriados” en los estacionamientos. En LUZ se ha denunciado la existencia de bandas armadas que cometen todo tipo de delitos sin que hasta ahora se haya pronunciado ningún organismo al respecto. Además, los problemas de consumo y tráfico de drogas son comunes a muchas universidades, así como los casos de estudiantes violadas dentro de las instalaciones. No son leyendas urbanas, es la realidad que están atravesando muchas instituciones y es sucedánea de la inseguridad que afecta a todo el país.

4) El estado gasta millones por cada estudiante venezolano
Cierto. Según el ministro Samuel Moncada (2005) un estudiante de la Universidad Simón Bolívar le cuesta al Estado 10 millones de bolívares al año, mientras que un ucevista cuesta 5 millones.

5) Ninguna universidad venezolana figura entre las mejores 200 del mundo
Cierto. En un ranking realizado por la (%=Link(«http://ed.sjtu.edu.cn/ranking.htm»,»Universidad de Shangai»)%), el cual incluye a las 500 mejores universidades del mundo, las venezolanas no ocuparon ningún puesto. El primer peldaño lo ocupa la Universidad de Harvard (USA), seguida por Stanford (USA) y Cambridge (Inglaterra). Las únicas Latinoamericanas que figuran son la Univ. Nacional Autónoma de México y la Univ. De Sao Paolo (Brasil).

6) A la (%=Link(«http://www.usm.edu.ve/»,»USM»)%) se le puede bautizar como el “El campus de silicona” venezolano
Cierto. En una encuesta de pasillo realizada por Letras entre estudiantes de Comunicación Social, Odontología y Farmacia de la Universidad Santa María más del 34% admitió tener cirugía de mamas, nariz y liposucción.

Falso

7) En las universidades hay el doble de obreros que de profesores
Falso. Para el período 2004-2005 el (%=Link(«http://www.cnu.gov.ve/»,»CNU»)%) indica que en las universidades oficiales del país la nómina de personal docente (Ordinarios, Especiales, Pensionados y Jubilados) está compuesta por 68.065 personas, mientras que la de empleados, obreros, jubilados y pensionados alcanza las 43.130.

8) La autonomía universitaria es y será inquebrantable
Falso. Aunque la Constitución Nacional y la Ley de Universidades establecen explícitamente la inviolabilidad del recinto universitario y en esta última se indica que “su vigilancia y el mantenimiento del orden son de la competencia y responsabilidad de las autoridades universitarias”, en mayo de 2006 el Tribunal Supremo de Justicia suspendió las elecciones de la FCU de la ULA (Mérida) y, según el estudiante Nixon Moreno, la Guardia Nacional allanó la casa de estudios, violando la autonomía. Asimismo, se han propuesto decretos para violar la autonomía mediante el control presupuestario y las elecciones de las autoridades universitarias por parte del ejecutivo.

(%=Image(1700973,»R»)%)9) Todos quieren estudiar comunicación y medicina
Falso. En el año 2005, según cifras del CNU, 411.045 personas (58.9% mujeres) demandaron carreras al sistema de universidades. Las más solicitadas fueron Educación Integral por 27.672 personas (79% mujeres) y Administración por 15.408 (63.9% mujeres). A nivel técnico, Informática fue la preferida con 11.420 solicitudes.

10) A un profesor universitario no lo bota nadie, haga lo que haga
Falso, en el papel, por lo menos. Según el artículo 110 de la Ley de universidades hay ocho causales para remover a un profesor de su cargo: incapacidad pedagógica o científica, faltar a más del 15% de las clases que debe impartir y hasta mala conducta. Asimismo, el Reglamento de Normas Disciplinarias de la UCV indica que debe instruirse un expediente y abrir procesos de apelación para imponer “amonestación pública o privada”.

11) Ganarse una beca en (%=Link(«http://www.fgma.gov.ve/»,»Fundayacucho»)%) es imposible
Falso. Según un vocero del organismo éste renace en el 2006 con una nueva orientación que facilita la obtención de becas (15.000 en pregrado; 400 para posgrado nacional y 150 internacional) enfatizando el nivel socioeconómico y el área de estudio de los solicitantes, que este año superaron los 120.000. Asimismo, hay una cláusula en los contratos en donde los beneficiarios, en su mayoría de las carreras de Educación, Salud e Ingeniería, deben prestar servicios a la colectividad.

12) Algunas universidades no permiten la venta de Coca Cola
Falso. Como dicen por ahí, esos son cuentos de la oposición.

Quién sabe

13) La operación colchón es el comodín ideal para pasar materias
Quién sabe, pues decir que es cierto en forma categórica sería ofensivo para las miles de estudiantes que se esfuerzan para pasar sus materias de una forma legal. ¡Claro! Nunca faltan las ovejas negras que sí aplican esta filosofía cuando alguna cátedra se pone cuesta arriba. ¿Se lo proponen, ellas lo propician o un poco de ambas cosas? En la encuesta que realizó Letras ninguna chica admitió haberlo hecho aunque algunas sí aceptaron que se lo habían propuesto. Los comentarios sueltos dieron indicios de este fenómeno. Frases como “conozco a una chama que sí lo hizo” y “no me lo han propuesto, pero ojalá que me pase”, evidencian que este es un problema real, pero la gente lo comenta entre susurros: el típico secreto a voces. Así, entre complicidades, se perpetúa una situación que puede parecer jocosa, pero a la vez revela un aspecto retorcido del mundo universitario.

14) Sólo los ricos van a la universidad
Quién sabe. Según el CNU de los 58.789 alumnos asignados en 2005 sólo 1.206 son sifrinos, mientras que 18.287 son de clase obrera; marginal 2.511 y clase media baja 23.906. Sin embargo, un estudio del IESALC-UNESCO (2003), revela que en la UCV el 80% de los estudiantes pertenecen a las clases media y alta.

15) Si tienes el dinero te compras el cupo y el título
Quién sabe. En muchas universidades la compra de cupos se asemeja a la que harías en una tienda por departamentos: eliges la carrera que más te gusta, hablas con el vendedor, le das el dinero y listo, tienes el cupo que no merecías. Así lo hizo Carlota: “En el 2004 una secretaria amiga de mi vecina me consiguió el cupo en Comunicación, pero me dijo que igual debía presentar la prueba interna. Lo hice, negocié, pagué sólo cuatro millones y ya estoy en la carrera”. Por otra parte, los títulos comprados tienen como emblema el caso de la amante de un presidente adeco, que se graduó de abogada en tres años en una conocida universidad privada. Un método indirecto, pero igual de eficaz para venderlos, es el matricular hasta 150 estudiantes en un salón de clases, donde a los docentes sólo les queda decir: “está bien, cópiense pero no griten”.

16) A los estudiantes del tercer milenio sí les interesa la política
Quién sabe, ya que por un lado se desarrollan marchas estudiantiles que buscan una mejoría dentro del ámbito universitario o de país, y por el otro existe la permanente acusación de que esta generación es nihilista. Si bien no creer en nada es tomar una posición, asumir una postura con frialdad es casi como actuar por inercia. ¿Entonces? Podría decirse que a muchos estudiantes sí les interesa la política, pero no marcan una diferencia abismal con los de otras generaciones y tampoco faltan los que los hacen sin verdadera conciencia de que son actores políticos, ya que marchan para pasar el rato o levantarse una parejita.

17) El negocio de moda es fundar universidades piratas
Quién sabe, pero en los últimos años docenas de universidades no autorizadas imparten carreras. Sólo en el 2004 habían 1.102 postgrados no acreditados (76% de la oferta). Nos cuenta Margarita que cuando se graduó en 1997 en el Instituto de Diseño Perera se enteró que no tendría título de TSU, sino un simple recibo, “me sentí asustada creí que no servía el graduarme ahí”. Actualmente, el CNU informa que estas universidades son piratas: Preston University, Centro de Altos Estudios Universitarios, Universidad Metodista de Venezuela, Universidad San Paulo, Universidad Interamericana de Educación a Distancia de Panamá y el Trinity College.

18) En las universidades públicas hay alumnos que se tardan décadas en graduarse
Quién sabe, aunque hay unos que hasta se vuelven referencia y la historia de su eterna condición de universitarios pasa de generación en generación como si fuera un legado. En la UCV, por ejemplo, muchos alumnos tienen más de 20 años en la institución. Sería bueno saber si quieren romper un récord o simplemente alcanzar una “jubilación por estudios prestados”.

(%=Image(1138630,»C»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba