Entretenimiento

Ana Julia Jatar: “Gracias al protagonismo de la mujer hay esperanza de lograr la libertad plena de Venezuela”

Por Andreina Itriago

“A mí la vida no me había preparado para este dolor”, contesta Ana Julia Jatar a la dura pregunta de cómo es la vida de un familiar de un preso político. Ella lo sabe. Lo sabe muy bien: su abuelo, su padre y ahora su hermano, su “compañero de vientre”, como ella lo llama, han estado presos.

“Es que tú no dejas de pensar en eso: ¿dónde está?, ¿qué está haciendo?, ¿lo están torturando?, ¿le están dando la comida?, ¿qué puedo hacer yo?”, se cuestiona, a diario y desde el exterior, esta reconocida economista que, como muchos venezolanos, dejó a un lado su profesión para dedicarse a la defensa de los Derechos Humanos, hoy en día desde la organización no gubernamental Mujeres Venezolanas en Acción.

Aunque era una preocupación que siempre había tenido, no fue sino hasta el año 2006, con la publicación del libro Apartheid del Siglo XXI: la informática al servicio de la discriminación política en Venezuela, que decidió complementar el trabajo que tanto ha admirado de las organizaciones de la sociedad civil, en favor de la libertad y de los Derechos Humanos.

Ocho años más tarde, a raíz de las protestas de 2014, se puso en contacto con el abogado del Foro Penal, Alfredo Romero, por una inquietud: “Me llamaba mucho la atención que no hubiese en Venezuela una preocupación por lo que estaba pasando con las mujeres, en medio de una obvia situación de agresiones por parte de los cuerpos de seguridad del Estado”.

El acceso a la información de los casos que estaba documentando el Foro Penal, junto con la amistad que desarrolló con la jueza María Lourdes Afiuni –de quien asegura aprendió “cuáles son los mensajes que envían las fuerzas de seguridad del Estado a las mujeres, para silenciarlas y amedrentarlas”– la impulsaron a fundar, en octubre de 2016, Mujeres Venezolanas en Acción. Lo hizo en la ciudad de Boston (Estados Unidos), donde está residenciada, para evitar ser víctima de la persecución que, asegura, sufren otras ONG en Venezuela.

«Me cuadro con ellas» fue el nombre que recibió la primera campaña que impulsó la organización, entre el 25 de noviembre y el 10 de diciembre de 2016, fechas en las que se celebran los días contra la violencia de género y de los Derechos Humanos, respectivamente. Cada día revelaron un estremecedor testimonio de alguna mujer venezolana que fue víctima de la violencia, por parte de las fuerzas de seguridad del Estado.

Gloria Tobón, Joselyn Prato, Angely Figueroa, Sairam Rivas, Rosa Orozco, Marvinia Jiménez, Chepa González, Adelaida Alcalá, Elinor Montes, Laura Lara, María Elena Uzcátegui, Deynis Figueroa, Angely Pernía, Balvina Muñóz y Afiuni fueron las valientes protagonistas de esta iniciativa. Algunos de sus casos eran conocidos. Otros no. En vídeos de unos seis minutos cuentan la pesadilla que vivieron –y viven todavía–, en algunos casos solo por salir a comprar comida para sus hijos. Con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos, revelan que las torturas llegaron a ser descargas eléctricas en los senos.

—Ha escuchado muchas historias. ¿Qué ha sido lo más duro?

—A mí lo que más me ha impactado de todo ese sufrimiento es que llega un momento en la conciencia de la presa que dice: “¿Ya qué más me puede pasar? Ya me han violado física y psicológicamente, por lo tanto, yo ya no tengo más que sufrir. Lo único que puedo hacer es evitar ese sufrimiento a mi ser querido” —responde, al tiempo que rompe en llanto.

ana-julia-jatar

Una nueva plataforma

La campaña ha llegado a más de 2 millones de personas, a través de las redes sociales. Y sigue dando de qué hablar, no solo por el impacto de sus testimonios sino porque se han sumado nuevos casos: “Yo pensaba estar dedicando este Día Internacional de la Mujer al tema del embarazo adolescente pero resulta que, desafortunadamente, las agresiones por parte de las fuerzas de seguridad del Estado no son solo del punto de vista político, sino de todos los niveles. (…) La mujer venezolana es agredida por fuerzas de seguridad del Estado por pedir derecho a comer, ya no es su derecho a protestar, ahora son agredidas por demandar el derecho a comer y sobre todo el derecho a que sus hijos tengan acceso a la comida”.

De allí que en la organización decidieran crear una plataforma en la que las mujeres venezolanas puedan hacer sus denuncias –anónimas o no– de agresiones por parte de fuerzas de seguridad del Estado, las cuales se verán reflejadas en un mapa interactivo. Según reveló Jatar a Analítica.com, la plataforma digital estará funcionando en las próximas semanas.

En el marzo de la celebración del Día de la Mujer, envía un mensaje a sus pares: “Quiero decirle a la mujer venezolana que si de algo yo, como mujer venezolana, estoy orgullosa, es de pertenecer a este equipo. La mujer venezolana ha dado demostraciones de ser fuerte, de ser valiente, de creer en la libertad para sus hijos, esposo y familia. No ha habido un solo día en esta lucha por la libertad en el que la mujer venezolana no haya sido protagonista. Gracias a ese protagonismo todavía hay esperanza de lograr la libertad plena de Venezuela”.

Para conocer más del trabajo de MVA: www.mujeresvenezolanasenaccion.org, @mujerenaccionVE (Twitter) y @mujeresvenezolanasenaccion (Facebook e Instagram).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba