Entretenimiento

“Ángeles y Demonios” tras el éxito de “El Código Da Vinci”

(%=Image(3272036,»R»)%) Ante el descomunal éxito de la versión fílmica de “El Codigo Da Vinci”, que recaudó más de US$ 800 millones en dos años, era lógico que la Sony-Columbia acometiera el rodaje de otra popular novela de Dan Brown, “Ángeles y Demonios”, labor que acaba de finalizar en Roma bajo la dirección de Ron Howard y la interpretación de Tom Hanks. Como en la anterior saga, la nueva aventura detectivesca del flemático profesor Langdon –un experto en simbología– lo muestra investigando un misterioso asesinato, cometido por la mítica secta de los “illuminati”, que tienen un complot para destruir el Vaticano, usando métodos de alta tecnología como el uso de la antimateria.

Los villanos son los Illuminati
Esta vez la socia de Langdon, Vittoria Vetrí, es la hija de un científico del CERN, y aunque la heroína es italiana, la interpreta la actriz israelí Ayelet Zurer, muy activa en su país pero que en Hollywood se la conoce mayormente por su participación en la cinta de Spielberg, “Munich”. La producción tuvo que filmarse casi en secreto en los escenarios romanos, utilizando el título de “El obelisco”, ya que los periodistas, curiosos y turistas hubieran entorpecido la filmación.

Aunque “Ángeles y Demonios” ha vendido sólo unos 5 millones de copias — en comparación con las 60 millones de “El Código Da Vinci”– se espera que al estrenarse la cinta en mayo del 2009, las ventas repuntarán grandemente, como siempre sucede por la dinámica sinergia entre literatura y cine en estos proyectos.

La explotación del turismo
Como sucedió con “El Código Da Vinci”, los operadores de turismo ya están explotando la publicidad que rodea la novela –y ahora el filme–, ofreciendo tours guiados a los sitios mencionados en las tramas. Así, gracias a esa cinta, se siguen ofreciendo docenas de “tours Da Vinci” por la Iglesia de San Sulpicio y el Louvre en París, la Abadía Westminster y la Catedral Lincoln en Inglaterra, y la capilla de Rosslyn cerca de Edimburgo. Asimismo, ahora se están popularizando en Roma varias iglesias (Santa María del Popolo, y de Della Vittoria) y otros sitios arquitectónicos (Piazza Navona, del Popolo y el Panteón) donde trascurre la peripecia de “Ángeles y Demonios”, incluyendo el mismo Vaticano, que acepta a regañadientes la publicidad gratuita que la ha dado estas novelas, especialmente en esta época de un menguado turismo.

Pero nuevamente los productores no recibieron permiso para filmar en templos católicos, dada la posición crítica de la Iglesia frente a todo lo que emana de la pluma de Brown. Así, un palacio antiguo en Caserta (próximo a Nápoles) está recibiendo una inesperada notoriedad ya que allí se filmaron ciertas escenas para simular ámbitos del Vaticano, en vista de la prohibición de la Santa Sede a que se filme dentro de sus confines, también por razones de seguridad, ya que no han faltado amenazas de un atentado terrorista en este minúsculo estado, por ser el centro emblemático de la Cristiandad.

En busca de la notoriedad
Incluso, el turismo relacionado con estas cintas ha contagiado a Milán, donde los guías ya indican frente al famoso fresco de Leonardo, La ultima cena, que el juvenil personaje a la derecha de Jesucristo puede ser Maria Magdalena por su aspecto femenino, como se alega en la novela. Mientras, las obras de Rafael, Caravaggio y Bernini en varias Iglesia de Roma reciben un nuevo interés de los turistas sólo porque son mencionados en el libro de Brown. Para cuantificar el cambio que significó el libro, anteriormente la capilla de Rosslyn en Escocia recibía menos de 40.000 visitantes al año, pero después de “El código Da Vinci” esa cifra se ha cuadruplicado, simplemente por la filmación y el hecho de que se camina sobre los pasos de Tom Hanks.

Así es el mundo mediático de hoy, donde la gente eleva su autoestima a fuerza de relacionarse, aunque sea someramente, con lugares y personajes famosos. El artificio lo utiliza el mismo Dan Brown, quien –afincado en el asombroso éxito de “El Código Da Vinci”– está escribiendo otra novela con una trama de investigación arqueológica, “La clave de Salomón”, con el mismo profesor Langdon como héroe, obra que promete tener un éxito literario y fílmico de iguales proporciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba