Entretenimiento

Arte Comestible en Caracas

La comida se vincula al hecho artístico desde tiempos inmemoriales. Se habla del «Arte de la Mesa». Los objetos que rodean y presentan el alimento, la creación de dispositivos y grandes festines acompañan, no sólo a la alimentación, sino al denominado «placer de comer». La gastronomía se convierte en una cultura que ocupa un amplio espacio cada vez más extenso y sofisticado hasta invadir los medios de difusión masivos.

En las artes visuales del XX, surgen las tendencias del arte conceptual y dentro de ellas aparece el Eat Art o arte comestible como arte de acción o happening. Los eventos iniciales fueron realizados por Joseph Beuys y Daniel Spoerri, creador de una serie de piezas Eat Art. Objetos artísticos comestibles a base de distintas clases de pasteles para remitir conscientemente al proceso de consumo e intensificar la vivencia artística sensorial de vista, gusto y olfato. Éstas eran obras efímeras, aleatorias y contribuían a la desmitificación del artista. Consistían en confrontar las relaciones culturales arte-cocina con el objetivo de tomar conciencia sobre la vida. En este momento se crearon restaurantes temporales, como el Spoerri, donde servían banquetes en los que prevalecían la ironía y el humor. Las propuestas buscaban vincular al espectador con la obra de una manera activa para convertirlo en consumidor directo. En las obras comestibles, además del alimento, los artistas incorporaban una carga simbólica y cultural que surgía del intento de democratizar el arte y proponerlo como efímero y eventual. En los años setenta Antoni Miralda y Dorothée Selz realizaron Paysajes-meringues, Gateaux-jardines, Cakes-garages, etc. y organizaron comidas y fiestas poéticas e irónicas. Miralda y Selz han continuado con sus manifestaciones efímeras en diversos lugares y Museos.

En Venezuela se encuentran variadas experiencias en este ámbito. Se recuerda la incursión de artistas tales como Claudio Perna, Diego Risquez, Alfred Wenemoser, Antonieta Sosa y José Hernández Diez en diversas experiencias, sin dejar de mencionar la importante muestra del 2005 en el MBA Sabores y Lenguas- Antoni Miralda. Food Culture Museum.

¿Pero se puede afirmar actualmente que hay un arte en la cocina? El famoso cocinero Ferrán Adriá está invitado en el 2007 a una de las más exitosas citas mundiales del Arte: La Documenta de Kassel. El chef comenta «Allí voy en representación de todos, porque el debate va a ser si la alta cocina puede codearse con otras «altas» artes. Sé que sólo soy cocinero y voy ahí desde la humildad.» Y señala: «No soy Picasso ni lo pretendo; comprendo que haya gente que se moleste. Sé que es duro que inviten a un cocinero. Pero, ¿qué es arte? No lo sé. Si a esto quieren llamarlo arte, muy bien. Si no, también; eso no depende de mí».

Ahora en la tienda de la Sala TAC del Trasnocho Cultural presentamos la instalación «El hombre de Guayaba» de la artista venezolana Ary Roncaglia. Ary incursiona en este tema desde hace algún tiempo participando en eventos del Banco Industrial de Venezuela en el evento Come peca ayúdame a pecar; de la Universidad Metropolitana; en el «Asian American Women Artists Alliance» de Brooklyn, Nueva York y el Museo de Bellas Artes de Caracas con la instalación Aripo, jardin de flores comestibles, conjuntamente con Miralda y Selz.

La instalación del TAC, «El Hombre de Guayaba», busca rescatar y documentar nuestra cocina criolla. Se investiga y se documenta sus orígenes como un alimento vernáculo, su extenso uso en la cocina colonial y su versatilidad como fruto, alimento, condimento y granjería criolla. La propuesta museográfica consiste en un banquete de hombrecillos dulces, conservitas apetecibles que incitan al espectador a degustarlos en medio de una interacción con los participantes para compartir y comentar las recetas de la preparación. Permanecerá un remanente de hombrecitos de arcilla asi como la documentación, que nos remitirá posteriormente al evento realizado.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba