Entretenimiento

Betancourt defiende pasajes de su nuevo y desgarrador libro

De todo el horror, el dolor y la degradación física y mental que Ingrid Betancourt sufrió durante seis años y medio en la selva colombiana, posiblemente nada le resultó más peligroso que cuando sus secuestradores intentaron borrarle el último rastro de identidad: su nombre.

Querían identificarla por un número. Y ella se negó, lo cual molestó a otros rehenes y probablemente los puso a todos en mayor riesgo. «Ingrid Betancourt», respondió cuando le pidieron que repitiera su número.

«Para mí era como quitarme oxígeno», dice ahora Betancourt en una entrevista muy emotiva sobre la publicación de su libro «No hay silencio que no termine», titulado en inglés «Even Silence Has an End», su impactante y agonizante memoria de la vida en cautiverio.

«Hay cosas que haces porque tienes que hacerlas. No siempre calculas las consecuencias. Y por eso a veces haces cosas muy tontas». Finalmente, sin embargo, los secuestradores cedieron.

El libro de Betancourt ya fue calificado como «un clásico de la historia y de la literatura colombianas» por Héctor Abad, uno de los escritores vivos más influyentes en su país. También está encaminado a impulsar a Betancourt _una heroína en Francia y una figura más compleja en Colombia (tiene ambas ciudadanías)_ a una mayor fama en Estados Unidos y otros lados, incluida su presencia el miércoles en el programa televisivo de Oprah Winfrey.

Y de esto aflora la pregunta de hacia dónde se dirige ahora la ex senadora y ex candidata presidencial colombiana con varios posibles destinos para la aspirante de un partido menor cuando fue secuestrada en febrero del 2002. Las especulaciones sobre esas escalas abarcan otra campaña presidencial, un plan mundial contra el secuestro o hasta nuevos libros.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba