Salud y Bienestar

Biochips anticipan enfermedades

Ya no hay que esperar que aparezca la enfermedad. Hoy día ya existen pruebas de laboratorio que con sólo una pequeña muestra de sangre o saliva, permiten anticiparse y predecir sí una persona es genéticamente susceptible a padecer cáncer, infarto, alergias o enfermedades autoinmunes. Unas pruebas ya están disponibles en Venezuela y otras se encuentran en desarrollo a nivel mundial.

Fabiola Fabiano, inmunóloga clínica quien lleva adelante varias líneas de investigación dio a conocer los avances durante el VII Congreso Científico de la Policlínica Metropolitana que se lleva a cabo en Caracas.

La especialista explica que entre las nuevas tecnologías que ya se están aplicando figuran los biochips de ADN. «En el espacio de una uña, por ejemplo, se pueden realizar simultáneamente cientos de miles de test genéticos para ayudar a mejorar los diagnósticos e individualizar los tratamientos».

Entre las novedades que ya se aplican en nuestro país, destacan el diagnóstico molecular de las enfermedades alérgicas, en la cual con una pequeña muestra de sangre se puede hacer una determinación de 500 marcadores de alergia de manera simultánea, lo cual ha revolucionado el diagnóstico en esta área.

“Se logra resolver muchas dudas en niños y adultos que tienen enfermedades alérgicas de difícil tratamiento, descubrir su verdadera causa, y sobre todo, obtener información única para la instauración de un tratamiento de inmunoterapia personalizada que logra modificar favorablemente el curso de la enfermedad».

Afirma que estas pruebas moleculares abren un camino interesante en la prevención y tratamiento.

Entre las pruebas que ya están en uso se encuentran:

Envejecimiento

Un biochip de ADN capaz analizar 69 variantes genéticas asociadas al envejecimiento y sus patologías, a la capacidad metabólica y a los mecanismos de defensa naturales frente al estrés oxidativo. Es una herramienta que no sólo permite predecir el riesgo de padecer diversas enfermedades, sino que además, marca las pautas a seguir para prevenirlas.

Este biochip pretende aportar información para ayudar a retrasar mediante unos hábitos de vida, una alimentación adecuada y unos complementos dietéticos o farmacológicos el proceso natural del envejecimiento.

Cáncer

Desde hace unos años se comercializa en Europa un ensayo de diagnóstico genético llamado MammaPrint, que analiza el perfil de expresión genética del tumor para pronosticar el riesgo de metástasis en pacientes con cáncer de mama.

Enfermedades hematológicas

Existe un Bloodchip que permite conocer, desde el punto de vista genético, el grado de compatibilidad entre un donante de sangre y su receptor. Pese a que el análisis serológico de compatibilidad es seguro, suelen aparecer reacciones adversas en el 3-5% de los individuos que reciben transfusiones (debidos a cuadros de reacción hemolítica aguda, reacciones febriles no hemolíticas, alergias y reacciones anafilácticas, entre otras).

Enfermedades cardiovasculares

Actualmente también se persona metaboliza un fármaco de manera rápida o lenta, si determinado tratamiento le generará una reacción adversa, si su sangre es compatible en una transfusión de sangre o si genéticamente es susceptible de ha desarrollado un biochip que permite a partir de una muestra de saliva, detectar si un paciente está sufriendo un paro cardíaco o cuenta con un alto riesgo de padecerlo.

Enfermedades infecciosas

Existen dispositivos que permiten diagnosticar enfermedades de las vías respiratorias superiores, discriminando si es viral o bacteriana. Este biochip calcula, en solamente 30 minutos, la posibilidad estadística de cada posible infección, y lo hace con una gran precisión y confiabilidad.

Diagnóstico clínico

Los biochips se pueden emplear para la detección de determinados microorganismos patógenos, y permiten su rápida identificación a través de los marcadores genéticos con la finalidad de estudiar los mecanismos de resistencia a los antibióticos, identificación de cepas, de nuevas dianas génicas con valor terapéutico y desarrollo de medidas preventivas frente a determinadas enfermedades infecciosas.

Toxicología de fármacos

En este campo el empleo de biochips permite analizar de forma rápida los cambios de expresión que se dan durante la administración de un fármaco, así como la localizaron de nuevas posibles dianas terapéuticas y los efectos asociados al fármaco.

Seguimiento terapéutico

Estos dispositivos también permiten analizar los rasgos genéticos que pueden tener incidencia en la respuesta a una determinada terapia. Cada individuo responde de forma distinta a una determinada terapia basada en un fármaco, dando lugar a diferentes reacciones adversas. El análisis genómico.

Medicina preventiva

Con los biochips se pueden realizar estudios de “epidemiología genética”. Esto quiere decir que el conocimiento de los rasgos genéticos de determinadas poblaciones permitiría conocer la predisposición del paciente a sufrir determinadas enfermedades, incluso antes de que aparezcan síntomas, permitiendo así una medicina preventiva más eficaz.

Diagnóstico de condición celiaca

Entre los chips más interesantes que están en desarrollo se encuentra el de enfermedad celiaca. La Asociación de Celiacos de Madrid participa en el proyecto europeo para el desarrollo de un biosensor que obtenga un método diagnóstico “rápido y fiable de la enfermedad celiaca” intolerancia al gluten determinada genéticamente y con consecuencias importantes en pacientes no tratados. El proyecto trabaja en la creación de un chip que detecte y monitorice a partir de una gota de sangre la enfermedad celiaca a través de marcadores genéticos e inmunológicos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba