Salud y Bienestar

Cáncer de cuello uterino: Prevenible, curable y el único que tiene vacuna

El chequeo ginecológico anual es la manera más fácil de prevenir el cáncer de cuello uterino, lesión que se disputa el tercer y cuarto lugar entre los tipos de cáncer en la mujer a nivel mundial, y constituye la segunda causa de muerte en la población femenina venezolana, después del de mama, afirmó el doctor Carlos Olazo Jaspe, director encargado de la Clínica de Prevención del Cáncer (CPC) y Coordinador del Programa de Oncología No Invasiva en Ginecología.

Indicó que este tipo de cáncer es totalmente prevenible y controlable, además de ser el único que cuenta con una vacuna comprobada científicamente que sirve, como es la del Virus del Papiloma Humano (VPH) de las cepas oncogénicas, por lo que ninguna mujer debería tener esta patología ni morir por esta causa en el mundo.

“La infección por el VPH es el factor de riesgo más importante para el desarrollo del cáncer de cuello uterino. En Venezuela, no se dispone todavía de la vacuna ni se cuenta actualmente con las herramientas para un tratamiento adecuado. Es por ello, que la única forma de frenar la enfermedad es mediante la prevención. De allí la reciente decisión de la directiva de la SAV de iniciar cuanto antes este proyecto en la CPC”, señaló Olazo.

El médico recomendó empezar el control citológico a partir del comienzo de la actividad sexual, independientemente de la edad de la paciente, “no porque en esa etapa vaya a desarrollar cáncer sino porque se empieza a formar en ella un patrón mental de estudio rutinario”.

El estudio preventivo permite detectar a tiempo cualquier lesión premaligna y tratarla en fase temprana, cuando se puede curar completamente y evitar que se propague y convierta en invasivo, pues por lo general el cáncer no da síntomas sino cuando está muy avanzado.

Los signos primarios que pueden indicar la existencia de una lesión en el útero son: mal olor, sangrado vaginal no menstrual, dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales), sangrado coital y/o postcoital, los cuales se presentan cuando el tumor ya se ha se ha extendido de la parte cervical a otros órganos, requiriendo la paciente terapias de radioterapia, quimioterapia o algún tipo de cirugía.

El especialista en Ginecología y Oncología destacó que hoy más que nunca se requiere de una cultura preventiva, ya que por las condiciones actuales del país la posibilidad de atacar estas lesiones está muy disminuida, lo cual podría elevar las cifras de mortalidad.

Factores desencadenantes

El cáncer de cuello uterino es consecuencia de un conjunto de factores, siendo el principal de ellos la infección por el Virus de Papiloma Humano que se transmite de una persona a otra mediante las relaciones sexuales. Se trata un grupo de más de 150 virus relacionados, cuyas cepas de más alto riesgo son los identificados con los números: 16, 18, 31, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 68, que son las menos frecuentes. El 72% está entre la 16 y la 18.

Esta enfermedad está asociada con el inicio cada vez más temprano de la sexualidad, la promiscuidad y los escasos niveles de protección, por lo que las personas con múltiples parejas son más propensas a tenerla.

Los embarazos múltiples, desnutrición, infecciones como la clamidias, el uso prolongado de anticonceptivos hormonales sin control facultativo, el tabaquismo y la mala alimentación pueden favorecer que este factor sea activado y ser causa también de cáncer cervical, informó el doctor Carlo Olazo Jaspe.

Por tal motivo, recalcó la necesidad de fomentar aún más la cultura preventiva y que la vacuna contra el VPH se convierta en una imperiosa necesidad que el Estado pueda proveer para dársela a la población, como ocurre en muchos países del mundo donde incluso su aplicación es obligatoria al igual que la realización de los exámenes ginecológicos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar