Salud y Bienestar

Capítulo VII – Adicción a la Biología

A. CONCEPTO DE ADICCIÓN.

Es de todos conocidos el concepto de alcoholismo o enfermedad alcohólica. Una persona bebe alcohol, y como le agrada, o le permite participar en ciertos grupos sociales, o lo seda, lo hace en cantidades cada vez mayores. Llega un momento en que se transforma en un enfermo alcohólico, un dependiente del alcohol.

Ya no puede abstenerse de beber licor. Llega un momento que alrededor de esa ingestión gira toda su vida, de tal manera que deja de cumplir los deberes propios de un hombre en sociedad; familia, trabajo y sociabilidad.. Esa adicción acorta su vida y vive promedialmente unos quince años menos que los que le hubiera correspondido vivir de acuerdo a las estadísticas.

Hablamos de adicción cuando se viola aquel antiguo adagio griego que reza;

“El justo medio de todas las cosas” o “ nada en exceso”.

Hemos presentado este desarrollo, para prologar un concepto que tiene mucha importancia para comprender la problemática del ser humano. Porque la enfermedad alcohólica es una de las formas de lo que se ha descrito como mecanismo de adicción.

No sólo del alcohol, sino de muchas otras sustancias – y además algunas situaciones y funciones – puede el hombre hacerse adicto.

Algunas existen en la naturaleza, y otras son funciones propias de la existencia, que se desarrollan en forma anormal o desmesurada.

Las más conocidas sonel alcohol, las drogas estupefacientes, , el tabaco, y ciertos medicamentos.

Todas ellas obedecen al mecanismo mencionado el necesitar cantidades progresivas de una sustancia o de una actividad cualquiera, centrar la existencia a través de ella y terminar deteriorándose hasta la degradación o a la muerte.

Se ha descrito la adicción al dinero, (avaricia) al poder, y, últimamente, hasta a la informática.

Existen finalmente, adicciones a funciones totalmente normales. Una de ellas podría considerarse el amor, cuando trastorna la vida de una persona. Otra la comida, en personas desmesuradamente obesas.

A fines de 1995 se anunció por los medios el descubrimiento de una hormona, de la familia de las endorfinas, que originaba el enamoramiento. La presencia de la persona amada provocaba en el organismo la secreción de una hormona. Pero la ausencia de esa persona, al suspender el estímulo, provocaba la carencia de la hormona determinando en ese organismo lo que se conoce con el nombre de “sindromo de abstinencia.” Si esta tesis se comprobara, el más noble de todos los sentimientos tendría por explicación una reacción química. Esto no es totalmente novedoso. Ya lo había propuesto Freud a principios de siglo.

B. ADICCIÓN A LA BIOLOGÍA

Esta introducción tiene por objeto presentar una adicción que al principio llamará la atención porque se halla nimbada por las más hermosas fantasías e idealizaciones; la biología(amor y sexo) y dentro de ella la maternidad.

Lo que en el mundo vivo es una función imprescindible para la conservacion de la especie, puede, en ciertas condiciones incluirse dentro de los mecanismos de adicción.

Conductas reproductoras humanas, normales hasta hace un siglo, hoy, con el desarrollo vertiginoso de la civilizacion, se han transformado en una amenaza para la supervivencia de toda nuestra especie .

En países subdesarrollados las mujeres analfabetas tienen el doble del número de hijos que las mujeres instruídas.

Antes se decía que cada hijo traía al venir al mundo un pan debajo del brazo. Los extremistas reclaman y siguen firmes en su tesis que se tengan cuandos hijos Dios mande. Y los métodos anticonceptivos estaban prohibidos bajo pena de sanciones religiosas por algunas iglesias.

En los últimos congresos sobre la población de la humanidad o sobre los derechos de la mujer, las naciones civilizadas luchan por la planificación familiar, mientras que los monoteísmos dogmáticos, se oponen a todo medio anticonceptivo.

En contraste, en un país cuyo fundamento político pretende ser racionalista, como la China comunista, se aplican severas sanciones a aquella familia que engendre más de un hijo.

Sirvan todas estas consideraciones para prologar, en el campo psicológico y psiquiátrico, algunas consideraciones sobre una nueva forma de problemática que asola nuestra vida contemporánea. La denominaremos “La adicción a la biología.”

El título aparece como chocante. ¿ Cómo puede puede hablarse de la aplicación de un mecanismo patológico a la función básica y más desarrollada de la naturaleza ? La vida es el más incuestionable de todos los valores, puesto que sin ella nada humano es concebible. ¿ Como podría justificarse esta “adicción” a la biología ?

Lo que se puede argumentar es que los mecanismos adictivos se generan en relación a las circunstancias.

En el mundo contemporáneo resulta económicamente absurdo e inadecuado, que una familia que no sea rica, genere un número de hijos mayor de 3 ó 4. Ello significa descender los niveles económicos y de confort, desatender la prole, y detener el progreso de la civilización.

Los países más adelantados del mundo tienen estabilizada su población. En algunos, hasta se importan niños de los países sub-desarrollados para que las mujeres puedan ahorrarse el trabajo de la maternidad y la primera crianza.

¿ Cuales serán las circunstancias en las cuales aplicaremos este nuestro concepto de “adicción a la biologia” ?

Responderemos afirmando que se da en el encuentro entre dos formas de civilización, entre dos etapas de evolución en una cultura, como la que se da en Venezuela en el momento actual, donde demasiada población genera descendencia sin ninguna clase de kprogramación o precaución.

C. UN CASO TIPO

Consulta una mujer por un estado depresivo, profundamente angustiada. Su esposo o compañero tiene otra mujer. Ella lo ha descubierto sea por una aviesa llamada telefónica, o porque él se lo ha confesado o, simplemente se lo ha dicho con la intención de abandonar el hogar.con intenciones de abamdpmar el hogar. Tiene más de tres hijos y toda su vida se ha dedicado a las tareas del hogar. No dispone de ninguna actividad rentable. Depende económicamente de él. Si sabe leer y escribir, seguramente no lo ha desarrollado bastante. No conoce ningún medio de ganarse la vida.

Pertenece, resumiendo, a un grupo de mujeres en las siguientes condiciones.

1. Tiene varios hijos, a menudo más de tres.
2. Toda su vida se ha dedicado a las tareas del hogar.
3. Recibió solamente educación primaria.
4. No tiene ninguna otra clase de formación que le permita ganarse la vida.
5. No es físicamente atractiva.
6. Suele dedicarles más atención a los hijos que al marido.
7. No tiene otras relaciones que las propias de su familia, y la de sus padres y hermanos. Carece de una vida económica cultural, laboral y social propia.
En un libro de Vance Packard, titulado “Las formas ocultas de la propaganda” se señala que las mujeres a las cuales los vededores se dirigen es la “Señora mayoría media”
Se trata de un libro destinado a la crítica del consumo, que tiene para los norteamericanos la misma importancia que tiene el amor para los latinoamericanos. La describe así

“…tiene un gran sentido de responsabilidad moral y centra toda su vida en el hogar. Por otra parte vive en un mundo estrecho y limitado y se muestra muy tímida respecto al mundo exterior. Tiene poco interés en las actividades cívicas o en las artes tiende a caer en pautas aceptadas de conformismo y no siente ninguna necesidad de ser original.

…dicha señora vive en un mundo extremadamente restringido. Trabaja más que otras mujeres, su vida está limitada por rutinas muy estrechas. Le gusta solamente vérselas con cosas muy familiares y tiende a considerar el mundo exterior como peligroso y amenazante. Sus recursos imaginativos son muy limitados. Encuentra difícil manejar ideas en cualquier forma original, y no es nada arriesgada. Su vida emocional está muy restringida y limitada. Su espontaneidad es muy pobre y pósee un rígido código moral que la presiona la mayoría de las veces, sintiendo una profunda sensación de culpa cuando lo infringe.

Cuando tiene muchos hijos, en nuestro medio, equivale a lo que nosotros hemos denominado adicta a la biología.

El distanciamiento de la pareja comienza por alejamiento del marido del hogar, ingestión de alcohol, riñas por el dinero, y sospechas cada vez más fundadas de infidelidad. Hasta que llega el momento fatal.

Es simplista interpretar el cuadro como una ruptura de pareja. La angustia de la mujer no depende solo del alejamiento del hombre, sino del fracaso de todo su sistema de vida.

Una mujer que en nuestra época viva de acuerdo a esas normas puede ubicarse dentro del campo de la adicción a la biología. Está lejos de lo humano civilizado y del mundo contemporáneo. Está condenada al descenso de su nivel de vida, a problemas emocionales, y vivir dependiendo de la buena voluntad de su marido o de la generosidad de sus hijos. Está social, o cultural, o limitada. Y sólo se da cuenta de ello cuando acontece el desastre final.

D. SOLUCIONES PRÁCTICAS.

La vida contemporánea ha sobrepasado la etapa primaria de dejarse llevar de la mano por las funciones biológicas, la magia del amor, el encanto de la maternidad, las guías de la religión y las leyes del Estado. Ni siquiera es seguro contar hoy con la solidaridad familiar.

Se ha dicho que vivir es navegar contra la corriente; el que no avanza, retrocede. La inmensa riqueza tecnológica y cultural de nuestra época requiere una permanente adaptación a sus nuevas condiciones.

El progreso castiga sobre todo al sexo femenino. Aunque el varón, más adaptado a la lucha por la vida, lo pague también como alcoholismo, enfermedades psicosomáticas o stress.

La mujer ha tenido que dejar su hogar para trabajar afuera.Le ha sido preciso revisar todo su estilo de vida. Tiene que asumir muchas de las conductas que hasta hoy eran exclusivas del varón.

Aquellas que vienen a pedir ayuda a los consultorios psiquiátricos deben rectificar aquellos sacralizados valores biológicos que eran su deleite y su refugio. Tienen que racionalizarse, comprendiendo esto el manejo inteligente de sus sentimientos. La defensa de sí misma que durante toda la historia ejerció la mujer, mezcla de amor, agresión sutil, intrigas, manejo de sus encantos , influencia familiar y manipulaciones, tiene que estar hoy basada en leyes jurídicas, fundamentos lógicos y conductas racionales y activas.

Las leyes puramente biológicas deben ser consideradas actualmente obsoletas y sólo pueden tener vigencia complementadas con las de la civilización.

La niña de doce años que queda embarazada y pare es víctima, sin saberlo, dentro del marco del mundo civilizado y culto, de la violencia de la anteriormente sagrada biología y de sus cómplices ideológicos.

Una lista de los recursos a aplicarse para resolver esta situación puede ser la siguiente;

1. Los hijos deben engendrarse en número limitado. No menos de dos, pero no más de cuatro, siempre a condición de que la situación económica familiar lo permita.
2. Los hijos deben ser concebidos dentro de una situación legal, matrimonial o contractual que responsabilice al padre y a la madre.
3. La madurez física, económica y psicológica debe fundamentar la maternidad.
4. La sexualidad debe ser un fin en sí, y no un mero y agradable requisito para la maternidad.
5. La mujer debe ser económicamente independiente.
6. La mujer debe cultivar un proceso permanente de progreso intelectual, y espiritual.
7. El hogar no puede ser considerado como hasta ahora el centro de la existencia del individuo, la pareja y la familia, sino uno de sus polos, que deben ser complementados por el trabajo, la distracción, la creación y todos aquellos que el individuo elija, libremente, como persona.

E. CONCLUSIONES.

Hoy, con el proceso de la destrucción progresiva de la naturaleza, el concepto de hogar, para su goce y resguardo, tiene que comprender el planeta entero.

La civilización ha sido comandada hasta ahora por el sexo masculino, con sus rasgos de poder, fuerza y creatividad.

El mundo contemporáneo debe regirse de acuerdo con un nuevo modelo, no vinculado a lo sexual, sino que, dependiente de las cambiantes condiciones contemporáneas debe permanecer en constante renovación y corrección.

Todo lo que sea no cumplir estos criterios es negativo en dos de sus formas;

1. Apatía si se asume un dejarse llevar por las circunstancias, según de donde y hacia donde soplen los vientos.
2. Adicción a la biología, si se está sometido a valores que se interpreten como goce, alegría y cumplimiento de las leyes de la naturaleza, sin mantener un equilibrio adecuado con los requerimientos de la civilización y la cultura. También se puede considerar adicto a la biología, con un matiz de perversión, aquel hombre que se dedica a tener relaciones sexuales con cuantas mujeres pueda, y a regar todos los hijos posibles

Lo masculino y lo femenino se separaron desde hace miles de millones de años como funciones biológicas. Al llegar a los primates tenían establecidos roles específicos, que continuaron hasta la aparición de la especie humana.Después continuaron diferenciándose de acuerdo a los marcos de la civilización y la cultura.

Cuando la diferenciación es extrema, los sexos se especializan en roles prácticamente incompatibles. Son los que, en el extremo femenino, se han descrito en este capítulo con el nombre, para la mujer, de adicción a la biología. Y lo que hemos descrito en este laibro con el nombre de machismo y Neo-machismo.

En estos roles extremos, ninguno de los dos sexos necesita mayormente del otro. El hombre requiere de la mujer solamente que le brinde satisfacción sexual, leprepare la comida, le lave y ordene la ropa y le tenga la casa limpia. La mujer sólo necesita encuentros sexuales ocasionales para ser fecundada y continuar su destino biológico.

Estos roles se han logrado aún reunir bajo la institución del matrimonio, como en el caso de los intelectuales que han contraído matrimonio con sus cocineras y las marginales que mantienen relaciones de pareja efímeras.

En ambos tipos de roles extremos, el sexo solamente es una actividad pasajera y poco trascendente.

Las adicciones a la biología, es decir, por exceso de la función cobran formas diferentes en el varón y en la mujer.

En el primero es la adicción a la conquista y al acto sexual. En el lenguaje venezolano eso se describe con la expresión de padrillo y de sembrar al mundo con hijos regados. El personaje más típico, a nivel universal, es el Don Juan Tenorio de Zorrilla, que se conformaba sólo con la parte de la conquista.

En el sexo femenino la adicción a la biología se manifiesta por engendrar numerosos hijos, y construir alrededor de ellos su vida.

Ambas adicciones, la masculina y la femenina son altamente irresponsables en lo que se refiere a la preocupación por el futuro de los hijos que engendran y por los valores nacionales y universales. Finalmente, ambos terminan llenando al planeta de esa hiperpoblación esa verdadera polución humana que tiende a destruirlo.

Pero la mayoría de los seres humanos logran realizar alguna forma de acuerdo, tácito o explícito , y se comunican, dialogan y negocian para vivir juntos durante períodos más o menos largos, que a veces duran toda la viva.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba