Salud y Bienestar

Cuando el niño no cambia de talla puede ser una señal de alarma

Parámetros aparentemente sin importancia como que el niño no cambie de talla de calzado durante un año, o que aún pueda usar el uniforme escolar del año anterior sin tener que bajarle el ruedo a los pantalones, pueden ser indicadores de un problema mayor, como el déficit de producción de hormona del crecimiento.

Aunque para algunos es una patología poco conocida, el déficit de hormona del crecimiento es uno de los más comunes trastornos del desarrollo. Esta afección endocrina ocurre cuando la hipófisis secreta cantidades mínimas de dicha sustancia, lo que es insuficiente para asegurar una estatura acorde con la programación genética de la persona.

Al respecto, la endocrinóloga pediatra, Anabel Mejías, explicó que la producción deficiente de hormona del crecimiento puede ser congénita. En estos casos los niños tienen una curva de desarrollo lenta y hay ciertos indicios que hacen sospechar esta deficiencia, como el abombamiento frontal del cráneo, trastornos de la glicemia y la presencia de un órgano sexual muy pequeño en los varones. También pueden producirse defectos en la línea media, como el labio leporino o paladar hendido.

Durante la etapa de lactancia, los bebés con déficit de la hormona suelen tener facciones tipo querubín: son gorditos y tienen cara angelical pero no aumentan la talla. A medida que el niño se hace mayor, el  pediatra puede determinar el trastorno haciendo mediciones con respecto a la curva de crecimiento. “Cuando un niño se sitúa por debajo del percentil tres, se considera una estatura baja. Sin embargo, hay que calcular el potencial genético y determinar si está aumentando su talla conforme a su herencia familiar,” explicó.

La doctora adjunto al servicio de endocrinología pediatra del Hospital Dr. Domingo Luciani, detalló que el diagnóstico del déficit de hormona de crecimiento es complejo. La primera evaluación está a cargo del pediatra, para luego ser referido a un endocrinólogo pediatra. En este sentido, fue enfática al decir que “no todo niño crece de la misma forma que lo hacen otros. Por lo tanto, es necesario evitar las comparaciones con otros miembros de la familia o compañeros de clases”.

Por su parte, el doctor Miguel Ángel Torres, gerente médico de Biofarma de la compañía farmacéutica Novo Nordisk, hizo énfasis en el diagnóstico correcto de la patología. “Es importante que un endocrinólogo identifique lo que está causando realmente la falta de crecimiento, ya que la detección y el diagnóstico temprano minimizarán el impacto de cualquier condición de salud en el infante”.

Con respecto al tratamiento, el doctor Mejías indicó que la terapia con análogos de la hormona del crecimiento no solo puede aumentar significativamente la altura de los infantes; además, su uso adecuado ofrece múltiples beneficios como la optimización del desarrollo óseo y la salud cardiovascular.

Curva de crecimiento

La  endocrinóloga pediatra, Anabel Mejías, explicó que la medición se hace por medio de las curvas de crecimiento, basada en un promedio entre la edad, talla y peso del niño, para así  determinar los índices antropométricos que son combinaciones de medidas. Si la estatura de un niño es de más de dos desviaciones estándar por debajo del promedio de otros niños de la misma edad, se dice que tiene estatura baja. Esto significa que casi todos los otros niños de esa edad (más del 95% o 19 de cada 20) son más altos.

La doctora explicó que el estirón en las niñas se produce más rápido que en los varones. El primer indicio de pubertad en las niñas es la aparición del «botón» mamario; mientras que en los varones, el indicador por excelencia es el aumento testicular.

La actividad física es primordial

La endocrinóloga pediatra  comentó que la actividad física regular y programada, es primordial para lograr un crecimiento adecuado, debido que potencia la  secreción de hormona de crecimiento. Los niños y adolescentes que tienen un estilo de vida activo no sólo crecen más, también tienen huesos más fuertes, son más sociables y mejoran tanto su sistema endocrino como el cardiovascular.

Concientizando sobre la patología

Por cuarto año consecutivo, Novo Nordisk, The Magic Foundation®, miembros de la Coalición Internacional de Organización de ayuda a pacientes con trastornos endocrinos (ICOSEP), y destacados especialistas en las áreas de pediatría y endocrinología, se unieron para celebrar el Día Mundial del Crecimiento.

 

Fundado hace 27 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba