Salud y Bienestar

Diez consejos para manejar el estrés en los niños

Algunas situaciones familiares, como tensión entre los padres o enfermedades, así como las mudanzas, procesos de emigración o situaciones de acoso escolar pueden ser algunos de los factores desencadenantes del estrés en los niños.

“La tensión es una parte normal y natural en la vida de los niños y comienzan a sentir estrés desde muy temprana edad”, aducen Kristin Zolten y Nicholas Long, del Departamento de Pediatría de la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas, en un estudio publicado por Center for Effective Parenting.

Las pediatras consideran que a la hora de ayudar a los chicos con sus procesos, se debe tomar en cuenta que son más vulnerables que los adultos, “porque aún no han aprendido maneras efectivas de lidiar con el estrés”.

En manos de los padres está aportar herramientas que ayuden a sus hijos a manejar positivamente el estrés y a canalizar sus emociones.

“Estudios indican que los niños que manejan bien el estrés parecen tener mejor amor propio; buen sentido del humor y una estructura familiar consistente y unida”, destacan las especialistas.

Los consejos:

1) Cada caso es único: Las respuestas suelen ser diferentes en cada niño, incluso entre hermanos, porque cada uno tiene su ritmo y personalidad. Según estudios, algunos chicos manejan el estrés mejor que otros. Se aconseja buscar ayuda profesional si siente que ya no puede lidiar con la situación.

2) Prepárelos para enfrentar las situaciones: Se aconseja evitar la protección extrema. El padre debe enseñarle a su hijo cómo defenderse y enfrentar las situaciones difíciles. Incluso, se sugiere decir cómo resolver ese hecho que lo tensa sin intervenir en lo que el niño hará. Recuerde que causa daño si actúa por él, pues los chicos aprenden a manejar el estrés por experiencia propia.

3) Cultive el amor propio: Ayudar a que los niños tengan seguridad en sí mismos es vital para combatir el estrés infantil. Los padres deben colaborar en este punto al dar responsabilidades (de acuerdo con su edad) y al permitirles que tomen decisiones. La supervisión es importante, así como el consejo a tiempo y la palabra amorosa que resalte lo positivo en el chico.

4) Proporcione tranquilidad: Cuando un niño se siente estresado sus padres son el mejor aliciente. Recuerde que su hijo está pasando por una situación que desconoce por lo tanto necesita abrazos, besos y palabras de amor. Se le debe hacer saber que esa situación es pasajera y tendrá solución, así como que hay compresión y que su “problema” tiene importancia para toda la familia.

5) Saber escuchar: No importa la hora y el lugar, si un niño sufre de estrés los padres deben estar allí para escucharlo cuando el pequeño tenga la disposición de hablar sobre lo que siente.

6) El descanso, la alimentación y la rutina: Es vital que el niño duerma y descanse, quienes no lo hacen carecen de energías para combatir el estrés. Igualmente es necesario que tengan una buena alimentación con pocos aditivos y comidas balanceadas. La rutina y respetar los horarios también es importante, pues necesitan que las cosas sean predecibles en sus vidas.

7) El modelo: Los niños aprenden más al observar a los padres. Por eso, es importante que los adultos sepan manejar bien el estrés para que los chicos desarrollen los mismos hábitos y los apliquen en momentos de tensión. Deben demostrar a sus hijos que se maneja de forma calmada y efectiva. También, se recomienda tomar los hechos estresantes como un desafío y no como una catástrofe.

8) Hacer deportes y recrearse: El ejercicio es una excelente forma de manejar el estrés, pues ayuda a desahogar la tensión creada en el cuerpo de los niños y a relajarse. Igualmente, se recomienda ir a sitios recreativos y propiciar ambientes agradables dentro del hogar.

9) Manejo del tiempo: Enseñar a establecer prioridades y a limitar las actividades ayudará a los niños, quienes por lo general desean hacer muchas cosas. Enseñarles horarios y organización es muy importante.

10) Fomente el buen sentido del humor: Ayude a que sus hijos vean la vida en positivo, que de cada experiencia concluyan que aprendieron y disminuyan el lamento por lo ocurrido. Está comprobado que las personas que se ríen enfrentan mejor el estrés.

Fuente: Estudio sobre el manejo del estrés infantil del Centro Para el Padre Efectivo (Center for Effective Parenting), Universidad de Arkansas /www.parenting-ed.org

Foto: pixabay.com

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar