Salud y Bienestar

Dr. Walter Dalence «El covid-19 afecta la salud cardiovascular»

Cuidar la salud cardiovascular y mantener un estilo de vida saludable son respuestas que se unieron para consolidar puentes hacia una salud vigorosa durante los tiempos de pandemia. El doctor Walter Dalence, médico y cardiólogo venezolano, ofrece una perspectiva médica detallada de cómo el covid-19 afecta la salud cardiovascular, a su vez, brinda aportes para que la sociedad se mantenga sana mental y físicamente.

Walter Dalence nació en Oruro, Bolivia, fue educado en Caracas. “De niño jugaba con las botellita de inyecciones, toda mi vida quise ser médico”  recuerda el cardiólogo.  Al ingresar a la Universidad, su padre lo envió a Bolivia a formarse como médico. Estudió en Bolivia en la Universidad Mayor de San Simón, la carrera de medicina le tomó 7 años. Al volver a Venezuela realizó su revalida en la Universidad de Oriente, durante su post grado  obtuvo la mejor calificación,  junto con otros dos médicos, a través de un comunicado médico emitido por la Comisión de Postgrado de la UCV.

Fotografías Beatriz Rodríguez

Walter Dalence fue profesor del postgrado en Rehabilitación Cardíaca del Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño por 21 años, y fue Jefe de la Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Centro Nacional de Rehabilitación Dr. Alejandro Rhode en Caracas, Venezuela. Asimismo ha sido autor y coautor de más de 50 trabajos de investigación en beneficio de mejorar la calidad de vida en  pacientes cardiovasculares. Dalence ha sido reconocido internacionalmente por su labor médica de investigación, fue galardonado con el premio Prize to the Medical Investigation by Achievement for a Better Life (Premio por la Investigación Médica para el Logro de una Vida Mejor), máximo reconocimiento internacional otorgado por la Organización Internacional para la Capacitación e Investigación Médica, IOCIM, en Lima, Perú.

La mente un aliado para cuidar al corazón

La mente y el corazón funcionan en conjunto para fortalecer el sistema inmunológico, al debilitarse el sistema  inmunológico y el sistema nervioso simpático el corazón  es gravemente afectado. Walter Dalence, médico cardiólogo, explica a través de una entrevista vía zoom como el sistema nervioso, regido por la ansiedad y el estrés puede afectar el corazón humano y volver a los pacientes susceptibles a mayores complicaciones al contraer el covid-19, asimismo enfatiza que incluso sin haber contraído el virus del SARS-CoV-2 por medio de la ansiedad y el estrés,  la salud cardiovascular se ve afectada.

El doctor Walter Dalence  indica varias señales para identificar la ansiedad frente al COVID. El miedo, la preocupación y el estrés son los principales desencadenantes. Algunas de las principales señales son: Presentar nerviosismo, agitación o tensión, con sensación de peligro inminente, y/o pánico. No controlar los pensamientos ni poder evitar pensar en otra cosa que el virus y la posibilidad de enfermar, aunado a la necesidad de  estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre este tema; que lejos de contrarrestar los pensamientos de ansiedad los incrementan garrafalmente. Además de la dificultad para concentrarse e interesarse por otros asuntos.

Ante un aumento de la ansiedad, los afectados pueden comenzar a vivir dentro de cuadros alarmistas. No logran concentrarse ni interesarse por otros asuntos.  No hacen sus labores cotidianas, ni realizan su trabajo adecuadamente pues el miedo les paraliza. De igual forma, analizan obsesivamente sus síntomas de ansiedad y sensaciones corporales y las interpretan como síntomas de Covid. Y preguntan persistentemente a sus familiares por su estado de salud, pues tienen gran temor a enfermar.

Las consecuencias de la ansiedad en la salud cardíaca, en declaraciones de Dalence aceleran el ritmo cardíaco y repercuten directamente en el corazón, los pacientes presentan respiración acelerada, (hiperventilación), sudoración o temblores sin causa justificada. Además de dificultad para conciliar un sueño reparador.

Atender las situaciones que suman ansiedad durante la pandemia

“La respuesta a la incertidumbre, y a lo desconocido, es el miedo, la preocupación y el estrés” explica Dalence. El Doctor Walter Dalence además de ser un hombre de ciencia se acerca al lado espiritual de la vida y resalta la importancia de mantener la fe durante la pandemia.  Un cardiólogo que observa con los ojos, siente cuando hay latido y cree cuando hay que creer. Dalence lejos de imaginar soluciones, busca la lógica de las circunstancias y los hechos para mejorar la calidad de vida de sus pacientes y ofrece respuestas positivas frente a la ansiedad. Pues el temor al virus enferma e impacta en la vida diaria.

Dalence señala que la ansiedad es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, y más aún, durante el confinamiento. “Los problemas de salud física, el aislamiento, la falta de contacto social, la dificultad en la conciliación con la vida personal, los cambios de hábitos, los problemas laborales, empiezan a pasar factura a la salud mental de la población” señala el médico cardiólogo.

El temor al virus y los esfuerzos por contener su propagación, aumentan en gran escala por otros determinantes del contexto y de la vida diaria, como el distanciamiento físico, el desempleo temporal, o la falta de dinero que pueden influir y agraviar la salud mental. Ante esta situación de confinamiento y  cambio durante la pandemia, Walter Dalence recomienda mantener el contacto con familiares y amigos a través de llamadas y conversaciones, más allá de asegurarse de que sus familiares se encuentren a salvo, durante el confinamiento, es importante el intercambio diario, acerca de las actividades, de la vida, de aquello que nos humaniza y acontece, mantener la empatía y la sensación de cercanía aún en la distancia.

Refugios superfluos

Walter Dalence indica que las personas ante la ansiedad buscan refugios superfluos como el alcohol, el cigarrillo, y hábitos poco saludables que desencadenan complicaciones en la salud como cáncer, enfermedades crónicas en el hígado,  alcoholismo, violencia doméstica y enfermedades del corazón.

“La gente comienza a fumar más durante la pandemia, también por la incertidumbre. El fumar daña casi todos los órganos del cuerpo. Fumar causa cáncer de pulmón, de esófago, de laringe, boca, garganta, riñón, vejiga, hígado, páncreas, estómago, cérvix o cuello uterino, colon y recto, así como también leucemia mieloide aguda, y si el paciente se enferma con coronavirus los efectos y complicaciones son más peligrosos” señala Dalence.

Asimismo los refugios superfluos como el cigarrillo y el alcohol también pueden desencadenar fenómenos trombóticos  la reducción del aporte de oxígeno, enfermedades desmielinizantes del nervio óptico y arritmias cardiacas.

¿Cómo afecta el estímulo estresante a los pacientes cardiovasculares?

Un paciente que presenta cardiopatía es más propenso a sufrir durante la pandemia de diversas enfermedades como:

  • Síndrome de Takotsubo.
  • Arritmias  Supra Ventriculares y Ventriculares
  • Sincope
  • Miocarditis por Catecolaminas
  • Crisis hipertensivas
  • ACV
  • Insuficiencia Mitral
  • Descompensación de la DMNID en pacientes diabéticos

¿Cómo evitar desarrollar dichas enfermedades?

La solución es cuidar el Sistema Nervioso Simpático y el Sistema Renina –Angiotensina, encargados de regular la ansiedad y optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico, entre otras funciones vitales.

Walter Dalence, a través de una entrevista vía zoom explica que conservar la salud mental mejora el sistema cardiovascular, asimismo evita el desequilibrio en el sistema nervioso simpático, que es aquella parte del sistema nervioso encargado de controlar las funciones vitales, que son en gran parte independientes de la consciencia y relativamente autónomas. “Los estímulos estresantes producen la activación del Sistema Nervioso Autónomo.(la regulación del sistema cardiovascular) y del Sistema Renina Angiotensina Aldosterona  (SRAAA.  Encargado de regular la presión arterial).La hiperactividad de dichos sistemas es un factor de riesgo cardiovascular, pues son los principales desestabilizadores de la adrenalina y angiotensina II que se reflejan en la tensión arterial” explica Dalence. En tal sentido hay que evitar que se active el sistema nervioso simpático a través de la tranquilidad y la serenidad, es decir manteniendo la ansiedad al margen de la vida diaria, es fundamental para tener un sistema inmunitario fortalecido frente a posibles contagios de covid-19.

“Mientras más angiotensina se libera, existirán  más receptores para el contagio del virus. Y mayor peligro de  tormenta inflamatoria Pues en la sangre se activan los neutrófilos y las citoquinas ” señala Dalence.

El sistema nervioso simpático es el encargado de activarse cuando situaciones externas al organismo producen estrés, agitación o situaciones de peligro. Mantener el Sistema Nervioso Simpático en armonía permite el funcionamiento correcto del sistema cardiovascular, el aparato respiratorio, el aparato digestivo y glándula suprarrenal, órganos relacionados con el  desarrollo de  complicaciones al contraer el virus de la covid-19, pues el virus desestabiliza estos órganos y ataca más rápido a los pacientes. Puesto que el paciente tiende a deprimirse o sentir temor ante la idea de enfermar o tener mayores complicaciones.

“Si conocemos nuestro organismo y combatimos la ansiedad de manera sana, no con refugios superfluos que empeoran el organismo, las posibilidades de contraer covid-19 se reducen e igualmente las posibilidades de que no te ataque tan fuerte”. Asegura Dalence.

Un corazón sano es un corazón más resistente frente al coronavirus

Las emociones de alegría y paz ayudan a fortalecer el sistema inmunológico a través del óptimo funcionamiento del Sistema Nervioso Simpático. El médico cardiólogo asegura que la disfunción endotelial y la activación de neutrófilos, que es la primera línea de defensa en respuesta a microbios invasores, en este caso los responsables de proteger al organismo contra la  Covid 19 , se ven afectados ante la ansiedad. Por lo que el sistema inmunológico queda desprotegido una vez ocurre el desbalance en el Sistema Nervioso Simpático. Mantener la calma y el equilibrio mental ayuda al bienestar psicológico, social, y al correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Walter Dalence señala que el principal problema, en tal sentido no es sentir miedo o ansiedad, sino que el paciente logre cambiar esos sentimientos negativos y perjudiciales por la confianza y reforzar la calma con conductas beneficiosas para la paz mental. La meditación, el yoga, el ejercicio y la risa  que son excelentes aliados.

Al desestabilizar el Sistema Nervioso Simpático se desestabilizan los peroxinitros, las enzimas y las proteínas que afectan el sistema inmunitario y lo debilitan. Asimismo repercute en el ácido hipocloroso del cuerpo humano, que es sintetizado por células del sistema inmune para la fagocitosis que actúa como molécula antimicrobiana y protege al organismo, en este caso bloqueando su función,  en tal sentido el cuerpo queda expuesto al ataque de  organismos externos y se dificulta también  la reparación de las heridas .

De igual manera el sistema cardiovascular aumenta su riesgo de complicaciones si la persona presenta covid, las arterias y el corazón son las principales afectados lo que genera un estrés oxidativo en el paciente, que directamente afecta la producción de oxígeno, el principal síntoma perjudicial del virus del coronavirus. Mientras que el covid ataca los pulmones, el organismo al desestabilizar el Sistema Nervioso Simpático a su vez pierde oxigenación a causa de la ansiedad y el estrés.

Queda claro a través de la explicación de Walter Dalence que el estrés es nuestro enemigo, la ansiedad y el miedo son aliadas del covid-19 y permitirle cabida en nuestro organismo a sentimientos ansiosos es contraproducente.

No por menos la arteriosclerosis es otra lesión cardiovascular que se presenta en los pacientes a causa del estrés, el tabaquismo y la mala alimentación. Consiste en el endurecimiento de las arterias que afectan al corazón y conlleva consecuencias letales para el paciente, como restringir el flujo de sangre a los demás órganos o producir un infarto. Para evitarlo dejar de fumar, tomar Sol, comer saludable y una dieta rica en vitamina C y D  con frutas como la piña, la naranja y el mango es lo ideal.

De igual manera las arritmias, el prolapso de válvula mitral y el síndrome de  Takotsubo no escapan de las enfermedades posibles que pueden desencadenar el estrés y la ansiedad en el organismo. Walter Dalence habla acerca del síndrome de Takotsubo, conocido como el “síndrome por tener el corazón roto”.

El síndrome de Takotsubo, cuyo nombre significa trampa para pulpos,  fue descubierto en el año 1991 por Hikaru Sato. El diagnóstico ocurre de manera similar en todos los pacientes.El paciente inicialmente se queja por un dolor en el pecho y al realizársele un electrocardiograma  tiene signos de  Infarto de miocardio de la pared de adelante del corazón con enzimas cardiacas de infarto positivas; sin haber infarto El síndrome de Takotsubo viene de un  factor de ansiedad que desencadena en patología cardiaca.

Por otro lado en el ecocardiogramade un paciente que sea diagnosticado con el síndrome de Takotsubo, se muestra un síntoma de abombamiento  apical del ventrículo izquierdo, un síntoma que se llama también “Miocardiopatía por estrés o miocardiopatía de Tako Tsubo” explica Dalence. También se produce una hipercontractilidad de la base del corazón, originado por dolor, miedo, y emociones intensas, regulando la frecuencia cardiaca y la presión arterial incorrectamente.

El paciente diagnosticado con el síndrome de Takotsubo posee en el registro de las enzimas cardiacas de infarto niveles positivos pero  no hay un daño de infarto en el cardíaco  y la angiografía coronaria es decir la manera como fluye la sangre en el corazón luce normal. Por lo que  pese a que el paciente manifiesta síntomas y molestias en el corazón, la circulación continúa fluyendo sin alteración.

El síndrome de Takotsubo se caracteriza porque en el paciente ocurre lo que en cardiología se conoce como “Disfunción  apical transitoria”  que produce debilitamiento temporal del músculo cardíaco. Lo causa un desajuste emocional intenso como  una ruptura amorosa  o la muerte  de un ser querido. Walter Dalence lo señala como un síndrome en pacientes que sufren una pérdida, desembocado por fuertes niveles de tristeza. “Si el paciente sobrevive,  mejora en 2 meses al superar el cuadro de depresión. Asimismo cuadros prolongados de ansiedad, de incertidumbre y miedo, pueden desencadenar este síndrome, como sucedió en los soldados de la guerra del golfo en 1992” explica el cardiólogo.

Cuidar la salud mental y la salud cardiovascular

La evidencia de lesión cardíaca y/o renal al ingreso de un paciente contagiado por coronavirus, puede ser variable, e incluso ausente tras la hospitalización inicial. El Cuidar el sistema cardiovascular y fortalecer el sistema nervioso simpático son la clave, en la hospitalización  en especial para aquellos pacientes con cardiopatías congénitas o enfermedades previas del corazón.

En palabras del médico cardiólogo:Varios estudios en pro de comprender cómo funciona el coronavirus en el organismo humano,  han identificado la edad avanzada, la diabetes, hipertensión, las enfermedades coronarias y/o enfermedades pulmonares previas, como predicadores de una progresión más significativa de la enfermedad dela covid, con tasas más altas de ingreso en la UCI o pérdida de la vida. Un paciente sano debe evitar enfermarse del corazón, fortalecer el sistema inmunológico y establecer hábitos de vida saludables” afirma Dalence.

Refugios protectores psicosociales contra la ansiedad

Así como existen refugios superfluos que perjudican la calidad de vida y agravan la salud cardiovascular, Walter Dalence también señala los refugios protectores a favor de la salud cardiovascular y el fortalecimiento del sistema inmunitario.

La cohesión familiar: Mantenerte cerca de tus seres queridos, el contacto, las llamadas a familiar y amigos, y la conexión emocional durante el confinamiento son esenciales.

El reforzamiento positivo de información durante la pandemia: consultar información en fuentes seguras, estar atento a las campañas de vacunación, cumplir los protocolos de bioseguridad

El contacto visual regular con familiares y amigos, tomando y respetando las medidas de bioseguridad.

El correcto descanso y ejercicio diario.

La compañía de las mascotas.

Las mascotas como refugio positivo durante el confinamiento

Los resultados arrojados por diversos estudios científicos indicaron que los amos de los perros que estaban en aislamiento tuvieron un resultado menos favorable en su recuperación y óptima salud mental; frente a aquellos pacientes que se han mantenido durante el confinamiento en compañía de sus mascotas.

Walter Dalence reitera que esta pandemia no es una zoonosis, pues sólo se transmite de persona a persona. El riesgo de que  perros, o gatos transmitan el virus del SARS- CoV- 2 a un ser humano es inexistente.

Nuestros amigos caninos y felinos  son extraordinariamente sensibles a todo lo que nos sucede y la situación a la que estamos sometidos por el actual estado de alerta por el coronavirus no es una excepción” señala Dalence.

Los animales tienen la cualidad de establecer empatía con sus amos, un reciente estudio por la doctora Emily Bray, investigadora del Centro de Cognición Canina de Arizona reveló que los Golden Retrievers y labradores tienen la capacidad de identificar las expresiones faciales en los seres humanos y gran porcentaje de la comprensión del perro hacia los humanos es genética y no depende de la crianza o educación de la mascota. Los perros y los gatos, animales de compañía, ayudan a reducir el estrés de las personas. En tiempos de confinamiento durante la pandemia conectar con tus mascotas es una solución positiva para reducir la ansiedad.

Numerosos estudios aseguran que el simple gesto de acariciar a una mascota reduce el estrés y mejora el ritmo cardíaco de las personas. Asimismo, compartir la vida con un animal ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, evita la sensación de soledad y mejora la vida social, beneficios directos durante el confinamiento y distanciamiento social. Las personas con una mascota en casa tienen una vida más saludable, son más felices, y tienden a estresarse menos. En general, aumentan su esperanza de vida, salud mental y cardiovascular. 

Walter Dalence: Un hombre de ciencia y fe

Walter Dalence nació el 22 de enero del año 1956. Durante toda su vida se ha especializado y desenvuelto en el área de cardiología, igualmente ha realizado más de 50 investigaciones enfocado en mejorar la calidad de vida de los pacientes con cardiopatías. Durante la pandemia el doctor Dalence continúa ayudando y ofreciendo su apoyo a los CDI en Caracas a través de tele consultas.

Fotografía de Beatriz Rodríguez 

Al preguntarle acerca de su vocación y necesidad de servicio responde que es un llamado desde la humildad a interesarte genuinamente como médico por los pacientes. Walter Dalence se compromete sinceramente con todo lo que le sucede al paciente, no sólo con lo que sucede con su corazón, y asegura que el tratamiento empieza en la educación. “Además de hacerles el diagnóstico es importante educar al paciente. Muchos pacientes sólo buscan la medicina y no hacen caso, no mejoran su alimentación, no dejan la bebida ni el cigarrillo. Ser médico es preocuparse honestamente por los pacientes, es como cuando eres artista, te gusta pintar también te gusta que el cuadro te quede bien. Si cuido su corazón me preocupo además por sus hábitos saludables de vida”.

Dalence resalta la importancia de la reciente beatificación del Doctor José Gregorio Hernández, pues el médico cardiólogo, además de un hombre de ciencia también es  un hombre de Dios. “José Gregorio Hernández trajo el microscopio y dio un paso más en la ciencia, y en la espiritualidad de la  medicina venezolana” afirma. A su vez, señala que la fe y la confianza divina permanecen presentes en su vida. “En la mesa de Dios todos somos invitados de honor  por el Padre, y nos pertenece por herencia todo lo que hay el mundo porque somos sus hijos, los hijos de Dios. Las arcas del Señor nunca están vacías”.

Recomendaciones por Dalence para cuidar la salud cardiovascular durante la pandemia

  • Abandonar el estilo de vida no saludable: Mortificación, obesidad, inactividad física y habito tabáquico
  • Aumentar el VO2 Max, la cantidad máxima de oxígeno que el organismo puede obtener a través del ejercicio físico diario.
  • Confiar en la información viable y evitar el exceso de información
  • Mantener la fe para tener paz en nuestras actividades diarias.

Walter Dalence refleja confianza y serenidad en sus palabras y su labor como médico, no obstante, debajo de sus conocimientos y constancia por cuidar de otros se esconde la lealtad, honestidad y la honradez en su profesión. Como médico cardiólogo venezolano su trabajo de cada día, la fuerza y las ganas de hacer de lo bueno lo mejor, le hace ganarse el corazón de sus pacientes. Dalence no teme a compartir y entregar a otros sus conocimientos porque sabe perfectamente que “lo que es de uno en esencia, es eterno”. “Somos hijos de Dios, sólo Dios tiene las respuestas, debemos compartir desde el amor y la alegría porque todos tenemos en común el amor del padre celestial hacia nosotros”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba