Salud y Bienestar

El cerebro, como el diablo, sabe más por viejo

Qué hay de cierto en el dicho popular que dice que el diablo sabe más por viejo que por diablo? El envejecimiento cerebral normal refiere a los cambios naturales que ocurren en ausencia de enfermedad y que no se realizan súbitamente a partir de un momento dado (por ejemplo, cuando nos jubilamos), sino como resultado del continuo desarrollo que experimentamos los seres humanos a través del tiempo .

Los cambios principales se dan como una disminución leve en algunas esferas de la cognición a partir, incluso, de la segunda década de vida, especialmente en áreas como la memoria y la velocidad de procesamiento. Pero esto que podría significar un componente negativo viene acompañado por la cualidad positiva de la experiencia y el conocimiento general , que se incrementa con la edad y compensa muchas de las pérdidas en otras áreas cognitivas. Por ejemplo, las personas mayores pueden tardar más en resolver un crucigrama, pero es probable que su tasa de respuestas correctas sea mayor.

Otra habilidad mental que mejora con los años es la sabiduría . Hoy sabemos que si no hay una enfermedad que destruya neuronas, la mayor parte de ellas permanecen saludables hasta la muerte.

Distintas actividades alcanzan su natural pico máximo a diferentes edades. Las gimnastas femeninas parecen arribar a su mayor rendimiento en la pubertad. Pero no debe resultar sorprendente que muchos de los grandes hitos que marcaron la historia cultural y política hayan sido generados por líderes, intelectuales y artistas en sus etapas más tardías: José Saramago publicó El Evangelio según Jesucristo cuando tenía cerca de 70 años de edad, Mao Tse Tung impulsó la revolución china cuando ya había superado los 70 años y Pablo Casals compuso e interpretó su Himno de la paz a los 94 años.

Para intentar dilucidar por qué nuestro cerebro se lentifica con el paso del tiempo, investigadores de la Universidad de Harvard utilizaron neuroimágenes para observar el cerebro de adultos sanos de entre 18 y 93 años. Encontraron que, a medida que pasaban los años, había una pérdida de las conexiones entre distintas estructuras cerebrales. Para muchos autores, esto constituye parte del proceso conocido como olvido, que muchas veces puede resultar benéfico.

El olvido nos permite desembarazarnos de una enorme cantidad de información que tratamos día a día y que carece de utilidad.

Estudios recientes han demostrado que incluso a los 70 años hay aún generación de nuevas neuronas , lo cual permitiría producir nuevas conexiones que posibilitan nuevos aprendizajes.

El cerebro se desarrolla durante toda la vida y este desarrollo depende en gran parte de los estímulos externos. Es por ello, quizás, que en varios estudios se ha observado una asociación entre un alto nivel de educación, desafio intelectual, ejercicio físico, buena alimentación y actividades placenteras con disminución del riesgo para desarrollar demencia. El envejecimiento normal del cerebro podría ser simplemente un proceso de optimización por el cual nos aseguramos que se conserven las reservas cognitivas necesarias para un buen funcionamiento .

Una reformulación del dicho popular podría ser que el sabio, sea dios o diablo, es sabio porque es viejo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba